Y el sueño continua, Uruguay: Montevideo