Jujuy, música y poesía entre pueblitos olvidados y ríos color sangre