El Chaltén-Río Gallegos, de la montaña al mar