Boyacá: un lugar de "gloria inmarcesible y libertad sublime"