Congo: el corazón de África

Escribe: Budha
Situado en el centro del continente africano, ocupa la mayor parte de la cuenca del Congo y tiene una estrecha salida al Atlántico. El centro y norte del país, cubiertos de selvas, son poco poblados. Algunas especies de la fauna se encuentran bajo amenaza de extinción: elefantes y rinocerontes cuyos cuernos se venden para ser usados como afrodisíacos. La caza furtiva es la amenaza más peligrosa para la fauna.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Congo: el corazón de África

Zamba, República Democrática del Congo — martes, 9 de noviembre de 2004

El Congo forma parte de África Central. El río que ha dado su nombre al Congo delimita una frontera natural con la República Democrática del Congo (antiguo Zaire) y es además la vía navegable más grande del toda África. Bañada por el sol y dominada por el reino vegetal, dos terceras partes del territorio congoleño está formado por llanuras cubiertas de bosques y por extensas sabanas atravesadas tanto por el río Congo como por el Ubangui.

Espesas selvas tropicales cubren la mitad del territorio y de hecho, constituyen su principal recurso natural. En el noroeste se encuentra la sabana, donde abundan las especies animales en libertad: antílopes, jirafas y guepardos, se puedan encontrar en este país junto a cocodrilos y numerosos pájaros y serpientes.

Músicas y ritos

La música es uno de los principales activos culturales del país, tanto la tradicional como la moderna que, desde París, ha extendido sus ritmos a todo el mundo. En El Congo, junto al tam-tam es posible encontrar una variedad de instrumentos musicales como tambores, arpas o xilófonos, que acompañan con sus notas a cantantes y danzadores. Los instrumentos varían según la región y el grupo étnico. En El Congo la música es un ritmo de vida y se puede escuchar en cualquier esquina el ritmo de la rumba o de un endiablado Sekete-Sekete o del Soukous.

Asimismo dentro del arte tradicional se pueden encontrar numerosas manifestaciones en toda la zona del antiguo reino del Kongo, que hoy se reparte entre la República del Congo, Angola y la República Democrática del Congo. Tras la presencia europea en la región y la implantación de la religión católica, los elementos occidentales se integran en la tradición aunque no hacen desaparecer los ritos tradicionales, a pesar de la utilización de estatuillas y objetos mágicos pasan a ser de uso clandestino. Algunas de estas pequeñas esculturas rituales son las conocidas como «pfemba» y representan la maternidad en un culto asociado a la fertilidad y que aparecen con un baño de una pasta roja, color que en estas culturas simboliza los estados transitorios, como el nacimiento.

Otras estatuillas típicas son las que aparecen en los bastones de mando y que expresan la manera de entender el poder, el papel vital que representa el jefe en la comunicación entre el mundo de los vivos y el de los muertos y demuestran la importancia de la mujer y la fecundidad: muchos de ellos representan a la madre fundadora del clan. También son reconocibles los Nkondi, representaciones de espíritus que luchan contra la actividad de los brujos y que aparecen normalmente en forma de hombre o animales, especialmente el perro.

En cuanto a literatura, no es fácil encontrar escritos sobre la antigua civilización del Kongo, ya que la tradición oral ha sido siempre el modo de transmisión de conocimientos en las culturas africanas y la única historia escrita es obra de misioneros y colonos. Por otra parte, en el Congo, como en la mayor parte de países africanos ocupados por el colonialismo francés, esta lengua sólo se estabilizó muy lentamente y la literatura escrita en este idioma hizo su aparición de manera muy reciente.

Brazzaville


Es la ciudad más poblada, en ella habita un tercio de la población de un país casi despoblado. La ciudad tiene preciosos jardines, el Museo de Marien Ngouabi, con una fascinante colección de máscaras. Muy cerca, apenas diez kilómetros, están los rápidos del río Congo, una zona de restaurantes.

La región de Kouilou

Es el área costera en la que se localiza la ciudad fascinante de Pointe Noire (Ponton la belle), el principal centro industrial del país y el mayor puerto de mar en el atlántico, cuenta con maravillosas playas. En esta región se encuentra asimismo el pueblo de Diosso, donde eran enterrados los reyes loango. También aquí se localiza el antiguo puerto de Sounda, donde eran embarcados los esclavos.

La Reserva de Lefini

Situada en el río Lefini, ofrece una gran variedad de la fauna salvaje africana y se encuentra tan sólo a una jornada de Brazzaville.

Lekoumou


Contiene una gran variedad de maravillas naturales, entre las que se cuentan las cataratas de Ogooue y las cavernas de Nembe, Mbaka y Bihoua. Sobre el río Ogooue hay un puente que está completamente construido con lianas, pero es necesario buscarlo con atención.

La región de Sangha

Posee un gran bosque tropical, que cobija a los pigmeos y a otras tribus. Además Aquí se encuentra el Parque Nacional de Odzala y la cima más alta del país: el monte Nabemba.

Tips:

Gastronomía: La cocina de El Congo se nutre fundamentalmente de los productos de su entorno. La exhuberancia de su vegetación permite que ésta sea variada y rica, aunque los ingredientes fundamentales son la mandioca (un tubérculo rico en fécula del que se obtiene la tapioca y que debe ser cocido para su consumo ya que recién extraído es venenoso), la banana y el plátano macho (para freír) y la pasta de cacahuete. La bebida preferida en el Congo es la cerveza. La pimienta y la mandioca están presentes en la mayor parte de los platos locales, como en el pollo piri piri, con pimienta. Otro plato típico es el pollo mohambe, cocinado en aceite de palma. Los pescados y los mariscos también son de gran consumo en la zona costera.

En

Clima: Como norma general el Congo tiene clima tropical, con lluvias entre octubre y mayo. Durante todo el año es aconsejable llevar ropa de verano, aunque se hace necesaria la ropa de abrigo para el frío de las noches entre mayo y septiembre. Es un país muy húmedo con tan sólo dos estaciones, la seca y la lluviosa. En la parte norte las lluvias son abundantes. La temperatura tiene un promedio de 23,9ºC.

En

Moneda: La moneda legal es el franco CFA (Comunidad Financiera Africana). Respecto las divisas no hay normas declaradas pero el Ministerio de Exteriores recomienda llevar mucho cuidado con los registros de equipajes a que son sometidos los viajeros a su llegada a los aeropuertos congoleños. Asimismo es normal que por cualquier trámite burocrático sin importancia los funcionarios traten de cobrar una propina.

En

Transportes: Como norma general los medios de transporte públicos en El Congo como taxis o autobuses, son escasos por lo que es aconsejable que los desplazamientos por el interior del país se lleven a cabo en avión, aunque no existe garantía de cumplimiento de horarios ni de integridad para el equipaje. El uso de taxis es el único transporte público aconsejable. Existe un tren que cubre la ruta Brazzaville-Point Noire, así como vuelos regulares entre Brazzaville y las principales ciudades del país y un barco que une la capital con Ouesso. Un modo habitual de moverse en el Congo son los taxis colectivos y los camiones, aunque muchas de las pistas son intransitables durante la estación lluviosa.

En

Salud: Para entrar al país se exige certificado de vacunación contra la fiebre amarilla a todos los viajeros mayores de un año. Asimismo se recomienda tener actualizado el calendario de vacunaciones y pueden ser recomendables otras vacunas como la del cólera, la fiebre tifoidea, tétanos, meningitis y hepatitis A y B. Asimismo existe riesgo de paludismo durante todo el año y en todos el país, especialmente en su forma maligna. El agua corriente no es potable y no debe consumirse comida que no esté cocinada. Debido a la situación del país es aconsejable llevar un pequeño botiquín con los medicamentos que se puedan necesitar.

En


Publicado
Modificado
Leído 27820 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario