Los Balcanes - Verano 2011

Escribe: sandro1970
La antigua Yugoslavia es una de las zonas más interesantes y menos visitadas de Europa. Es una zona básicamente montañosa dominada por los Balcanes y los Alpes Dináricos por un lado, y el mar Adriático al otro. Poseen una compleja variedad étnica y religiosa, que aunque en su mayoría son católicos y ortodoxos, dado el amplio periodo de dominación turca en la zona también hay muchos musulmanes, principalmente en Bosnia-Herzegovina, Kosovo y Macedonia.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 6 7 Capítulo 9 11 12

Zabljak, 13 a 14 Julio

Zabljak, Bosnia y Herzegovina — miércoles, 13 de julio de 2011

Cia. Albatros, 16€. 17:45 Pristina, 19:40 Peja, 22:00 Rozaje, 02:10 Podgorica. Todo un récord, 3h de retraso en un viaje de 5h. Hace mas paradas que un cercanías. Desde Peja hasta Podgorica es todo carretera de montaña. Llegamos a una estación alejada del centro. Taxi (5€) hasta el Hotel Europa. Junto a él está la estación principal de tren y autobuses.
 Hotel Europa, 90€. Junto a la estación de tren y autobuses. Hab con 4 camas, limpia, aa, wifi y baño  completo con jabón. Desayuno incluido. Alquiler de coches desde 50€ día. También le echamos un vistazo al  Hostel Montenegro Podgorica. En la segundo planta de un edificio a dos manzanas de estación de tren. Cuando llegamos no hay nadie, aunque las puertas están abiertas. Hace muy mala pinta, mas que un albergue parece un piso patera. Por internet vimos que costaba 35€, evitar.
 
 09:00 Nos despertamos, vamos a desayunar antes de que cierren a las 09:30, y nos volvemos a meter en la cama hasta las doce. Alquilamos dos días un Volkswagen Polo con cambio automático y aire acondicionado directamente en el hotel. 50€/24h.
 
Volvemos por la misma carretera que tomó ayer el bus, hasta poco antes de Biogradska Gora y comemos en  Na Tari, un restaurante cuya terraza está situada directamente sobre el río. El lugar hace muy buena pinta pero la carta esta en montenegrino y nadie habla inglés, así que no nos entendimos y la comida resulto algo "pesada". A pesar de todo recomendable. Comimos kacamac, plato típico montenegrino consistente en un mazacote de puré de patatas con queso fundido, curdled milk (yogur) y dos cervezas, 15€.
 
El parque nacional de Biogradska Gora NP (2€), a 17 km de Kolasin en la carretera hacia Mojkovac, es un área protegida desde 1.878 que ocupa una superficie de 54 km2 e incluye seis lagos glaciares y picos por encima de los 2.000 mts. A tres km de la entrada se encuentra, rodeado de montañas, el bonito lago Beograd, un restaurante, una tienda de souvenirs y una zona de acampada. Desde aquí salen diferentes senderos con diversos grados de dificultad y duración, de los que sin duda el más fácil es circundar el lago, que lleva unos 90 min. El lago tiene un bonito color verdoso producido por el reflejo de la vegetación que lo rodea, un frondoso bosque primario con árboles de más de quinientos años de antigüedad que alcanzan 40-50 mts. En el lago habitan diferentes tipos de truchas, que no vimos, y 250 tipos de insectos, de los que vimos mas especies de las deseadas.
 
Volvemos a la carretera dirección Zabljak. De camino paramos en el cruce de carreteras entre Mojkovac, Žabljak y Pljevlja para admirar el Tara Bridge. Se trata de un puente de cinco arcos a lo largo de 365 mts y a 172 mts del suelo, desde donde hay vistas espectaculares del Cañón del rio Tara, que con sus 80 km de largo y 1.300 metros de profundidad, es el segundo más grande del mundo, justo detrás del Gran Cañón en Arizona. En un extremo del puente hay un busto en memoria de Lazar Jauković, el ingeniero partisano que voló el arco central en 1942 para evitar el avance de las tropas italianas.
 
A pocos kilómetros del cañón que forma el rio Tara, se encuentra Zabljak, un pequeño pueblo de apenas 2.000 habitantes rodeado de numerosos lagos y altas montañas, situado en pleno centro del Durmitor National Park. El pueblo es tan solo un montón de apartamentos, hoteles y restaurantes dedicados 100% al turismo, además de un cajero automático. Nada había aquí antes del esquí o de la explotación del parque nacional, ni una sola casa tiene historia, todo esto es completamente nuevo. El inglés esta poco extendido y es mas fácil entenderse en alemán e incluso italiano. A pesar de todo es un lugar tranquilo, con cierto encanto, donde disfrutar cómodamente de la naturaleza más fascinante.
 
Nos alojamos en  Vila Vjera (30€), un particular que alquila un pequeño estudio de dos plantas con cocina, baño completo, sala de estar con TV y calefacción, y habitación con cama doble. Céntrico. Cuando salimos a cenar ya es tarde, y solo encontramos el restaurante del Hotel Enigma (18€), donde degustamos una especialidad local de cordero estofado con verduras y un par de cervezas.
 Zablaj, a 1.450 mts de altitud, es el punto ideal de acceso a Durmitor NP, concurrida estación de esquí en invierno, e ideal para practicar rafting, montañismo o senderismo en verano. Antes de salir hacia el parque hay que abastecerse de comida y agua, ya que en el PN la oferta es muy limitada. El pueblo dispone del supermercado Minimaxi, donde son maxi estúpidos y caros, comparado con el resto de la Yugoslavia vista.
 
Configurado por la acción de los glaciares y surcado por ríos y aguas subterráneas, el Durmitor NP es de una belleza asombrosa. Creado en 1952, incluye el macizo de Durmitor, los cañones de Tara, y los ríos Sušica Draga y la parte alta de la meseta Komarnica cañón. El macizo Durmitor ofrece: 18 lagos, 5 cañones, 27 picos de mas de 2.200 metros, 48 picos que superan los 2.000 metros, 748 fuentes de aguas potable, bosques de más de 500 años, 2.000 km de caminos peatonales y rutas para escalada. Y aunque nosotros no vimos mucha, la fauna en estos bosques incluye el oso pardo, lobo, jabalí, gato montés, rebeco y varias especies de águilas.
 

 
A diez min en coche desde Zablaj llegamos a Crno Jezero (Lago Negro), acceso 2€, planos entre 4 y 7€. El lago esta dominado por los picos rocosos de Durmitor por un lado, y un bosque profundo por el otro. Como hace bueno, nos damos un baño. El agua no está demasiado fría para estar a 1.400mts de altitud. Aunque el agua está limpia y transparente los primeros metros son de fondo cenagoso, y al pisar el fondo removido enturbia el agua. Desde aquí se pueden hacer diferentes recorridos en bicicleta y a pie de entre 1km y doce horas, algunos de los cuales incluyen accesos a algunas de las 200 cuevas y pozos que hay en el parque. Nosotros apostamos por la moderación y damos un tranquilo paseo que bordea parcialmente el lago, para adentrarse en la montaña hasta el lago Zminje Jezero (1.532 mts), a unas dos horas de distancia. Las rutas están perfectamente marcadas.
 
 Zlatni Papagaj. Piroska (pizza enrollada de tomate, queso, jamón, crema agria, champiñones), golden parrot salad (verduras con carne), cerveza Nik Gold y Tuborg. Buen ambiente, buena comida, música de jazz, 16,5€. Ideal para una cena relajada.
 
 Desayuno en Zlatni Papagaj, compramos agua en el super, y una pasta rellena de applestrudel y un burek en la bien surtida pastry que hay en frente. Conduce Rosa. Todo bien hasta Savnik, donde me equivoco al leer el plano y cogemos la carretera a Niksic en lugar de la de Jasenovo-Polje, que da mas vuelta pero es mucho mas rápido. Con la tontería perdemos una hora. Por fin llegamos a Niksic y retornamos a la carretera buena. Rápidamente cogemos el desvío al Monasterio Ostrog, 8km de penosa carretera de montaña sin quita miedos, sin asfaltar en algunos tramos, y no pasando mas de un coche a la vez en la mayoría de ella. Al llegar hay demasiada gente y muy poco tiempo, hay que estar con el coche en Podgorica antes de las 13:00.
 
Así que no accedemos al interior y nos vemos obligados a verlo deprisa y corriendo. El Monasterio Ostrog es el lugar de peregrinación más popular de Montenegro. Fue fundado por Vasilije, el obispo metropolitano de Herzegovina en el siglo XVII, y dedicado a San Basilio el santo ortodoxo de los milagros. Los arquitectos aprovecharon la existencia de cavernas en los acantilados y ampliándolas las convirtieron en las habitaciones y salones del monasterio. El centro del monasterio es la iglesia de San Trojan (1824) que puede ser visitada tras una larga cola para contemplar los murales de Nauma Andrica. La imagen actual del complejo es del año 1923-1926, ya que el anterior sufrió un incendio del que solo se salvaron las dos pequeña iglesias - cueva. No olvidaros de echar un trago en la fuente de la entrada que dicen que ofrece agua de manantial que va bien para los dolores reumáticos.
 
Desde Niksic la carretera es buena y llegamos a tiempo. La recepcionista del hotel Europa nos cuenta que es fan de "Los Serrano" y también ve "Upa Dance" y "neighbours" (Aquí no hay quien viva), por eso los hay que aprenden español viendo la tele.


Publicado
Modificado
Leído 707 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 6 7 Capítulo 9 11 12
 
 


Capítulos de este diario