Aventuras en el Amazonas II

Escribe: MCABRERARAVENA
En esta continuación, debo ocuparme para tratar de ser justo del Pueblo Indígena que nos cobija en esta primera etapa de elaboración de Paquetes Individuales que incluya la Amazonia como...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Aventuras en el Amazonas II

Yurimaguas, Perú — miércoles, 16 de febrero de 2005

En esta continuación, debo ocuparme para tratar de ser justo del Pueblo Indígena que nos cobija en esta primera etapa de elaboración de Paquetes Individuales que incluya la Amazonia como destino Turístico nuevo en el Perú.

Un destino nuevo que muestre la realidad de vida de estas comunidades autenticas, desterrando los Shows Artísticos "Para Turistas" que a nosotros nos sabe a estafa y que presentan alrededor de la Ciudad de Iquitos, alguna gente que ha hecho del Turismo un comercio inescrupuloso.

En los 3 días y 2 Noches que compartimos la vida diaria de estos auténticos Indígenas amazónicos, comprendemos que la TV, el Radio, el Internet, que para nosotros son imprescindibles, para ellos que no los poseen no significan nada, la vida es tan sencilla como pura y sana, siendo el trueque su forma de comercio cambian lo que les sobra por lo que necesitan el Bosque Amazónico es su Mercado, su Farmacia y su Cementerio.

La carencia de tranquilidad que generan los apuros de la vida en la Ciudad, con todas sus secuelas de cuentas por pagar, tiempos limitados para trasportarse del trabajo a la casa y de la casa al trabajo, nos producen un Stess que va minando nuestra calidad de vida, ellos gracias a Dios no pasan por esos apuros y solo viéndolos notamos la diferencia con la vida que nosotros hemos llamado Civilización. Solo por esto bien vale la pena visitar la Amazonia.

Si un pintor pudiera retratar el paraíso de que nos habla la religión seguro la imagen seria muy parecida ó igual a la que contemplamos en esta visita, este inmenso jardín tiene un cúmulo de vida silvestre, están contabilizados hasta el momento: 132 variedades de Mamíferos, mayormente roedores y monos, 330 Variedades de Aves silvestres, 150 Variedades de Reptiles y anfibios, sin contar los miles de variedades de Insectos y mariposas.

Aun falta explorar un 70 % de la Cuenca Amazónica de esta Zona, que nuevas cosas se hallaran en Flora y Fauna.

La vida comunal es sencilla, la principal actividad es la caza y pesca para los varones, las mujeres y niños se dedican a la recolección de frutos salvajes y los pocos cultivos de Yuca y Plátano que le permiten los claros de la selva.

Cuando salimos a cazar con cerbatanas, palos redondos de madera de chonta que han sido perforados en el centro a la manera del cañón de un arma de fuego, que nosotros conocemos. No dejamos de admirar la capacidad de esta Gente. Se imaginan Ustedes hacer a mano en madera dura un tubo de 2 metros de largo, del que va a depender la alimentación propia y de la familia que va a constituir cuando demuestre a la comunidad que es capaz de Alimentarse y proteger a la familia que va a formar. Para ser mas claro un varón no toma mujer, hasta demostrar a la comunidad que la puede mantener bien cazando y pescando para ella y los hijos que ella le de. El mismo debe construir sus equipos para estas actividades.

Se necesita ser un Artista artesano muy hábil para elaborar la cerbatana que le permita integrase a la comunidad como miembro útil. La cerbatana llega a ser un arma muy poderosa y efectiva, el Hombre la utiliza para cazar, su alimento diario, imaginen un mono a 5 metros o más de altura en un árbol, el hombre sopla con la fuerza de sus pulmones un dardo, hecho de una espina larga y fibras vegetales para darle la estabilidad dentro del tubo de la cerbatana a modo de bala.

El dardo lleva untado una sustancia extraída de las plantas que se llama CURARE, esta sustancia ataca de manera violenta el sistema nervioso de la presa, la que cae, muchas veces queda atorada en los árboles, por lo que el cazador debe trepar al árbol a rescatar su almuerzo.

El hombre tiene que ser un químico practico muy hábil para calcular la dosis de curare que va a untar en el dardo, de manera que mate al animal mas no envenene la carne que su familia va a comer y acá no se puede equivocar, en esta selva salvaje para nosotros los código de ética son leyes de vida, no se mata animales por gusto, no se desperdicia la comida, el cazador que no es hábil es repudiado y expulsado de la comunidad, se dan cuenta lo importante del acto de la caza para los hombres de este Pueblo. La pregunta que me hago es ¿Quienes son los salvajes? Ellos con su vida simple ó nosotros los civilizados. Para las guerras esta arma se convierte en un efectivo medio de eliminación del Enemigo.

En otra oportunidad les contare las costumbres de este magnifico pueblo, algunas muy graciosas y peculiares. Ahora debemos retomar el viaje que nos ocupa.

Establecido el convenio con la comunidad partimos con mucha pena de esta tierra hermosa con su gente tan pura y sencilla, el programa incluye 2 días y 1 Noche en la Comunidad acampando en la
Choza comunal, participando de la caza y pesca en la selva virgen y miradores de la vida natural de las especies salvajes que pueblan esta zona.

Retornamos a la ciudad de Yurimaguas y compramos nuestros pasajes en la lancha "EDUARDO" esta es una empresa de transporte fluvial que efectúa el servicio diario salvo los días Domingos entre Yurimaguas-Iquitos.

Fuimos al Puerto a ver el Barco que se estaba cargando para partir a las 3 de la Tarde, paseamos por la ciudad cuya gente es muy amable y servicial, te quieren enseñar toda la belleza de su ciudad, sus bebidas y comidas. La partida se dio recién a las 5 de la tarde que terminaron de levantar la carga a las bodegas de la lancha.

Olvidaba señalar que no nos gustaron los camarotes, que carecían de aire acondicionado y poca ventilación así que compramos hamacas para instalarnos en la Cubierta del EDUARDO.

Y los visitantes de Noruega donde Operamos quedan encantados de las maravillas de esta aventura moderna les brinda, sobre todo por lo autentico de la vivencia y la participación Étnica del Programa.

Junto con otros 200 pasajeros iniciamos la Travesía de 2 días y 2 noches que nos llevara a la Ciudad de Iquitos, que no tiene carreteras
Y cuya única comunicación con el exterior es por vía aérea ó fluvial, visitando los pueblos ribereños, donde se baja y sube carga y pasajeros una especie de colectivo en el río muy simpático que no te deja tiempo para aburrirte de tanto que hay por ver, pero sobre todo que te da una visión amplia de la forma de vida de estos pobladores de la reserva mas grande del Planeta el Amazonas.

Iniciada la travesía nos instalamos en la cubierta donde las instalaciones del barco están adaptadas para la colocación de hamacas. El bullicio propio de la despedida en la orilla y las barandas nos indicaban con la peculiar forma de hablar cantando de los pobladores que la travesía se iniciaba alegre y dicharachera.

Ocupados en nuestros proyectos discutíamos la forma de mejorar la alimentación a bordo que es pobre cuando estuviera en ejecución el proyecto que nos ocupaba. No podia concentrame volvia esta ruta 30 años despues, en mi juventud aventurera hice la travesia, eran otros tiempos y el viaje duraba entre 4 y 6 días, cuando habia suerte, hoy la tecnologia a avanzado tanto, como encontraria los pueblitos que 30 años antes conoci, era una incognita a punto de resolver.

En la próxima entrega tratare de narrar ya que no soy "escritor" para nada los 2 días y las 2 noches de esta travesía hasta llegar a amazonas.


Publicado
Modificado
Leído 30550 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario