Medellín - Cartagena en Bici

Escribe: jose-lozano
Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad. Albert Einstein (Tomado de jamerboi.com.ar)

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2 4 5 6 7

Medellin - Yarumal

Yarumal, Colombia — sábado, 15 de noviembre de 2008

Primer día.
15 Noviembre 2008
Medellín - Yarumal
Planeamos salir a las 5:00 am para evitar el tráfico de la ciudad, pero siendo las 6 am, ni yo terminaba de cuadrar las cosas sobre la bici, ni Julio aparecía. A las 6 pasadas sonó el celular y las noticias no eran buenas.
 Mi compañero de ruta acababa de pinchar uno de los neumáticos y no tenia consigo el inflador para solucionar el inconveniente. Me pidió que fuera a buscarlo para ayudarle con el problema.
Salí de casa con un poco de nervios y algo de ansiedad como si fuera mi primera salida en bici. El cielo no pintaba nada bien después de llover durante toda la noche y la calle acumulaba aun charcos de agua. Al doblar una esquina, vi a mi compañero de viaje sentado en un bolardo con la bici al revés y las alforjas afuera.

No puedo negar que un sentimiento de fatalidad pasó por mi cabeza al ver que sin salir de la ciudad, ya teníamos nuestro primer inconveniente.Solucionamos el percance y buscamos la avenida regional a eso de las 7 am, con un tráfico vehicular espantoso. Por fin salimos de la ciudad y el panorama empezó a cambiar. Seguimos rumbo norte hasta la entrada a Girardota  y tomamos la vía secundaria hacia el Atillo para evitar la autopista. Al cabo de un rato por esta vía, unos perros hicieron su aporte a mis pensamientos fatalistas y salieron de la nada a perseguirnos y casi mandarnos al piso.
 ¿Como es posible que nunca se fijen en nosotros y ahora que estamos cargados quieran clavar sus caninos en nuestras pantorrillas? Cosas del camino.

 Superamos el segundo inconveniente del día con un poco de agua en sus hocicos y seguimos hasta el Atillo. Allí empezaba el primer gran reto, la subida de Matasanos.Iniciamos el ascenso con algo de prevención por el peso adicional que llevaban las alforjas. Afortunadamente los primeros kilómetros de la subida mostraron que la tarea no era imposible y al cabo de 8 kilómetros hicimos la primera parada de la loma para tomar un segundo aire.
Aprovechamos para disparar las cámaras unas cuantas veces y seguimos hacia arriba hasta que por fin vimos las últimas rampas que indicaban el final del temido ascenso. Primera prueba superada!!!. Alto de matasanos Ok. Entramos a "Don Matias" a buscar algo de desayuno y al cabo de un rato continuamos el camino con algo calientito en nuestros  estómagos. Salimos del pueblo y nos encontramos con otra subida, corta pero muy pronunciada. Llegamos a la carretera principal y enfilamos hacia Santa Rosa de Osos, no sin antes llevarnos otra sorpresa. Había que seguir subiendo!!!Nos llenamos de moral y continuamos el pedaleo tratando de no mirar la montaña que teníamos por delante.

Al cabo de unos cuantos kilómetros empezó el 2 aguacero del día. Paramos un momento y tomamos un descanso para continuar la escalada. Seguimos a paso lento pero seguro hasta que vimos el aviso de llegada a Santa Rosa de Osos. El cuenta kilómetros de la bici ya marcaba los 75 kilómetros de camino. Nos detuvimos a almorzar en un sitio a la orilla de la carretera y era tanta el hambre y el desgaste energético que llevábamos hasta allí, que no dudé en comerme sin ningún remordimiento un chicharrón de cerdo y una sopita llena de carbohidratos. Al pasar cada cucharada sentía que el alma me volvía al cuerpo y por fin me sentí con energía para afrontar el resto de la etapa que nos llevaría hasta Yarumal.
Nos faltaban aproximadamente 50 kilómetros de ruta.Terminamos con el almuerzo y emprendimos la travesía por lo Llanos de Cuibá. Aparentemente lo que seguía de camino era fácil de trasegar. Pero una cosa es la teoría y otra muy distinta es lo que pasa en la realidad. Al paso por esta región nos chupamos toda el agua que cayó del cielo. Un frió insoportable invadió nuestros huesos y hasta la ultima costura de nuestros uniformes quedó ensopada. Al cabo de unas 2 horas y media de camino desde la partida en Santa Rosa, vimos a la distancia, incrustada en la ladera de una loma, la patria chica del famoso "Padre Marianito".

Por fin Yarumal estaba a la vista!!!.  Continuamos con un descenso que acabo de congelar nuestra humanidad, hasta que nos vimos obligados a detener la marcha y hacer un poco de calentamiento sobre la vía. Hicimos flexiones de pecho y un breve trote para desentumir manos y pies. Montamos las bicis nuevamente y empezamos a escalar una pared que nos llevaría hasta el parque principal de Yarumal. Parece increíble que a alguien se le hubiese ocurrido fundar un pueblo en semejante ladera. Encontramos alojamiento en el parque principal del pueblo. Una corta ducha para sacarnos el barro que traíamos encima y después a tratar de ganar algo de calorcito debajo de las cobijas. Mas tarde buscamos algo de comida y así termino nuestro primer día de ruta.

Datos de interés
Medellín - Yarumal = 132 Kilómetros
Tiempo sobre la bici = 5 horas y 30 minutos
Velocidad promedio = 19 Kms/h
Hotel Amajari en Yarumal, tarifa $20.000 cada uno (10 US)Alimentación del día, aproximadamente $18.000 cada uno (9 US)


Publicado
Modificado
Leído 7582 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2 4 5 6 7
 
 


 

Ascendiendo al alto de Matasanos

   

Capítulos de este diario