Cañonismo en Tabasco

Escribe: IKARUS
Pocas veces me atrapa el ocio, y pocas veces también me duermo temprano, siempre hay que preparar algo...la mochila, la ropa de mañana, lavar la bici, checar mis mosquetones, gajes del oficio....

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Cañonismo en Tabasco

Villahermosa, México — miércoles, 23 de abril de 2008

Pocas veces me atrapa el ocio, y pocas veces también me duermo temprano, siempre hay que preparar algo...la mochila, la ropa de mañana, lavar la bici, checar mis mosquetones, gajes del oficio. Pero una noche tranquila, de fin de semana, dispuesto a descansar, suena raro, pero lo pretendía hacer. No tenia desgaste físico, causado por alguna actividad, no cene, el cable no proponía nada bueno para dormirme tarde, así que solo me recosté y leí las múltiples revistas de aventura que a mi paso por los stands son como dulce para un niño.
Es mi forma de actualizarme y distraerme...ok? No, no es un vicio, no queda ese termino...en fin...dejemos eso en paz. Encontré que había un reportaje de una de las regiones que guarda ciertos misterios y atractivo natural. Agua Selva, el solo nombre engloba todo.

Constituida por muchas y muchas hectáreas de terreno este sitio, considerado área natural protegida, es el último reducto de selva alta perennifolia, lugar que hasta ese momento no conocía mucho. Mi mente divago y de inmediato me llevo a los mapas, había leído ya igual más información y era tiempo de ir, las condiciones estaban dadas, unas llamadas, y listo, la salida era a las 06:00 de Sábado siguiente. Durante mucho tiempo lo leído y poco visto, me daban la confianza para enfrentarme a ese macizo montañoso con picos de mas de 800 mts. de altura. Partiendo de Villahermosa Tabasco, rumbo a Huimanguillo, y tomando la carretera a Tuxtla Gutiérrez, es que se llega aquí. Varias comunidades se albergan, la entrada es Malpasito, para posteriormente, dirigirme a Francisco J. Mújica, comunidad Zoque.

Estas terracerías de grava, me hicieron recordar mi bici y antojaron rodar un "ratico" como dice Juanes, pero tendría que ser despues. Nuestro vehículo se sentía retado antes estas vías, de vez en cuando eramos sorprendidos por pequeñas cascadas a los costados, mismos que se fueron convirtiendo en grandes paredes llenas de vegetación. De pronto, de forma espontanea se escucha el graznido de una peculiar ave, nos vemos obligados a parar, y es que es imposible ir rapido...por muchas razones.

Encontramos entre la maleza a este actor principal de esta especie de opera, danza o fiesta natural: Un Tucán, ataviado con su traje negro y algunos colores muy locochones en la cabeza, realizando su mejor interpretación, para dar paso a otros 6 compañeros...vaya, aquello se convirtió en un pachangón. Concentrados en lo suyo, apenas si se dieron cuenta de nuestra cara de satisfacción, vaya, no siempre ves a estas aves en forma natural. Continuamos así lentamente hasta llegar a Fco. J. Mújica.

Aquí predominan todavía indígenas zoques, gente respetuosa y muy amable, dueños de unas cabañas muy cómodas y con todos los servicios, nos permiten descansar y organizar así nuestra aventura. La idea principal es lograr llegar al punto alto de la selva y realizar la ruta de cañonismo que durante mucho tiempo creí posible gracias a la orografía de la región. Atacando la montaña llegamos al inicio de la ruta, unos cuantos metros nos separaban de la primera caída de agua, bueno, tres, 7, 33 y 60 mts. pintaba lleno de adrenalina. La zona de acampado estaba definida, la ruta estudiada y la hora de levante súper marcada. 06:00.-Inicia la aventura.

El agua se presenta fría y cristalina. Paso a paso por el pequeño cañón nos lleva a un lugar impresionante y exótico. Un cañón donde convergen dos cascadas y vegetación por todas partes, y empieza el primer rapel. Tucanes es el área, la vista aerea es impresionante y solo puedes más que maravillarte, surgen las cuerdas y anclajes, ya tengo mi arnés puesto, es hora de bajar la cascada más alta de Tucanes, 30 metros con la brisa bañándote, te transportan a una especie de estadio super verde, con el agua cayendo por todos lados. Algunas golondrinas me pasan rozando... un poco presumidas para de nueva cuenta salir del cañón en perfecta formación. Seguir el cause es necesario y nos lleva a otro pequeño rapel, seguido de dos pozas de pequeñas dimensiones e idóneas para algunos brincos...y que brincos. Saliendo de aquí entras a un canal natural y caprichoso, pero igual peligroso, es el inicio de la Cascada Velo, la más espectacular. Su descenso nos lleva un poco de tiempo, en realidad fueron horas. Su desarrollo se antoja lento, muy lento, de vez en cuando te topas con flores de todos tipos que llenan tu boca y se atoran a tu cuerda...te ríes porke tu dispositivo no avanza y pareces en un carnaval, como rey feo por supuesto, pero aventado flores a todos lados... esta tapizado de ellas, y aparte los lugareños las cultivan.

La aventura sigue en dos toboganes con cierta profundidad...ahhh que buenos son los chalecos salvavidas, como ayudan...en fin. El relax es momentáneo...viene algo más espectacular: 80 metros de la Cascada Golondrinas, escalonada, amplia es una cortina de espacios de 20 y 30 metros verticales muy ricos. De nueva cuenta, todo se antoja lento, pero esto es la continuación del cañón, vaya, todavía se ve larguísimo, pero mi aventura llega hasta aquí. Mi tour operador me comenta que es necesario un día más de aventura para vivirlo todo. Ok, concluyo, por hoy será suficiente. Regresar al pueblo pronto es la siguiente misión, anoche acampamos, pero hoy dormimos en las cabañas. Sin duda Tabasco cuenta con los más increíbles escenarios...algunos vírgenes, otros poco explorados pero si conocidos.

Agua Selva forma parte, desde ese día, de mi vida, simplemente se ha convertido en mi parque personal de diversiones, con puras actividades de aventura. Cuando visites Tabasco visita Agua Selva puedes hacer cañonismo, senderismo, rapel, turismo rural y las rutas de bici de montaña ni se diga, así que los dejo...debo ir a preparar mi bici, pretendo regresar a sacar los circuitos en esas impresionantes terracerías. Vienes conmigo...?


Publicado
Modificado
Leído 5795 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Cañonismo

   

Capítulos de este diario