Entre cervezas y cumbre

Escribe: Tir-na-nog-duendes
Semana de placer en Córdoba... aires de Cumbrecita y zapatillas... Para terminar las vacaciones en la fiesta más divertida!!!

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2

Donde la malta se emborracha

Villa General Belgrano, Argentina — miércoles, 6 de octubre de 2010

Habia llegado por fin el momento: la cerveza nos esperaba!
Decidimos emprender la bajada por la vieja ruta de tierra en vez de la asfaltada. Y cuando ya nos creiamos perdidos... comenzamos a entrar a una aldea que nos hacia preguntar si todavia seguiamos en Cordoba.
No se si seria la epoca especial del año en la que fuimos, pero todo en Villa General Belgrano es aleman. Las construcciones, la comida, los nombres, la gente!
Las pauperrimas cabañas que teniamos reservadas, que en nada se parecian a las fotos en internet ni a los servicios que decia prestar, no podian empañar al pueblo entero de fiesta. Lo unico positivo eran las dos cuadras que separaba las cabañas del centro, lo que nos permitia estar "dentro" del festejo en todo momento. Pero no olvidar este tip: Aldea Kleinwald es totalmente inrecomendable!!!
Despues de solicitar algun mueble en una cabaña escasa de todo, y un poquito de limpieza, comenzo realmente el festejo. El pueblo es simplemente maravilloso.
A la musica de "Barrilito de cerveza" por los parlantes de la calle principal, con aldeanas ofreciendote pretzels en cada cuadra, cada negocio que invitaba a la foto, y el clima de alegria que jamas se empaño por el alcohol como podriamos haber imaginado.
Lo imprescindible: comprarte un chop (los hay de tamaños, formas, colores, materiales... infinitos!), con una cinta para colgartelo. Y asi pasar tu estadia en la Villa. Cada restaurante ofreciendo la mejor cerveza tirada en tu propio chop.
Y un tema aparte merece el Predio. Con entrada gratuita los dias de semana, y unos $50 en el finde (que el jueves incluyo la actuacion de Los Nocheros). Se divide en un primer sector de venta de recuerdos (infaltables ya dije el chop con la tira, y por que no los gorros tiroleses). Y un segundo sector enorme, con un escenario en medio donde no dejan de bailar y cantar grupos de todas las regiones, etnias y provincias. Por un lado, puestos de comida donde es imposible no tentarse con chucrut en todas sus versiones. Y por el otro, la reina, los puestos de cada marca de cerveza. En todas sus variedades. Rubia, negra, roja, ale, hasta ahumada!
Indispensable predisponerse a la diversion, y el gusto por la cerveza (aunque si no es muy de su agrado, lo empezara a ser desde el momento en que pisen la villa). A eso le sumamos los ritos propios, el espeche, la reina, el monje negro, el desfile entero por las calles. La gran cantidad de policias que parecieran no tener mucho trabajo en un clima de fiesta pero no de excesos. Y, eso si, el precio que hay que pagar por darse esos lujos.
Imposible no volverse con botellas varias de cerveza artesanal, chops de regalo, gorros tiroleses, muñequitas de ceramica, y algunos pretzels para el viaje.

Tips:

Imposible ahorrar dinero! Todo es muy bueno, pero todo sale. La unica manera de disfrutar todavia un poco mas es entrar al predio del Oktoberfest los dias de semana, no solo la entrada es gratuita sino que, charlando un poco con los encargados de los puestos, se puede conseguir algo mas de tirada de "buena onda". La comida dentro del Oktoberfest es muy cara, por lo que recomiendo entrar al predio a disfrutar un poco, salir para cenar, y volver a entrar cuanto quiera si fuera necesario (utilizan un sello invisible de seguridad).

Tiene que ver con: Ahorrar dinero
En Villa General Belgrano, Argentina


Publicado
Modificado
Leído 610 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2
 
 


Capítulos de este diario