Todo Yucatán – Tour de siete días y seis noches…

Escribe: EAH
En esta ocasión añadimos al Itinerario de la Península la visita de Campeche, Palenque, Calakmul, Chetumal y otras zonas arqueológicas en la zona sur de La Península de Yucatán. En Campeche visitaremos el Tesoro Escondido de México, una Ciudad Amurallada, declarada como Patrimonio de la Humanidad; flanqueada por zonas arqueológicas como Edzna y Calakmul, esta última parte de la Reserva de la Biosfera más grande del País.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 Capítulo 3 5 6 7 8

El segundo día de viaje: Uxmal, Kabah, Hecelchakan, Campeche…

Uxmal, México — domingo, 2 de agosto de 2009

Hola viajeros listos para el segundo día,...Hoy después de un desayuno frugal damos un paseo en la zona e la Plaza, visitando su Catedral del siglo XVI, y tambien su Palacio de gobierno Estatal, para admirar y fotografiar las pinturas que decoran su interior y hacen alusión a su historia, rica en eventos que han forjado su carácter e idiosincrasia, El Mundo Prehispánico, La colonia, El siglo XIX y sus revueltas, la Guerra de Castas, La Republica Independiente de Yucatán, su Historia Moderna...

I.                   UMAN, MUNA, UXMAL...

 Para salir de la ciudad nos dirigimos a lo largo del Paseo Montejo y ubicamos la Av. Cupules, y de ahí seguimos hacia el Aeropuerto sobre ella, para salir de la ciudad y conectarnos con la carretera  261 que va hacia Uxmal, al pasar el libramiento se puede acceder por la ciudad de Umán  que está a 20 km al sur siguiendo esta carretera, y ahí hay un Mercado pintoresco y una iglesia del siglo XVI, dedicada a San Francisco, se prosigue hacia Muna siempre hacia el sur, y esto nos permite acercarnos a Uxmal que ya se encuentra a  31 km, a lo largo del camino es interesante observar pequeñas comunidades y tambien restos de las antiguas Haciendas Henequeneras del siglo XIX, como es el caso de Yaxcopoil;...prosiguiendo hacia el sur encontramos Uxmal, esta zona arqueológica del periodo clásico se encuentra a 78 km al sur de la ciudad de Mérida, en verdad es un sitio bellísimo, hay servicio de estacionamiento, mercado de artesanías y hay restaurantes en las cercanías de muy buena calidad y tradicionales,...

VISITANDO UXMAL

La Ciudad construida tres veces, según la leyenda y su significado etimológico ofrece una perfección geométrica encontrada en la arquitectura de esta hermosa ciudad maya es única en el imperio; y se cree que en su majestuosidad fue la capital de la región alrededor de la cordillera Puuc.

 De hecho su estilo Arquitectónico se clasifica como tal, Estilo Puuc, estilo de las colinas, en donde predominaron las sillerías talladas y decoradas bellamente con figuras labradas, así como la presencia de los mascarones de Chaac.

Ubicada dentro de los límites del municipio yucateco de Solidaridad, este importante centro arqueológico se encuentra a sólo 78 kilómetros al sur de Mérida.

Según relatos del libro maya,  El Chilam Balam, la ciudad de Uxmal fue construida en su primera etapa alrededor del siglo VII. Las principales construcciones aún en pie contienen monumentos a las divinidades mayas de la lluvia Chaac, a las serpientes, cabezas de tortuga y otros símbolos astrológicos de su cultura.

Los más suntuosos edificios son los conocidos como el Palacio del Gobernador, con una extensión de 1,200 m2 es una de las construcciones más imponentes de toda la cultura maya; la Pirámide del Adivino, con sus cinco niveles de construcción y 35 metros de altura, destaca además por las inscripciones de fechas y datos que de la ciudad contiene; la Plaza de los Pájaros, el Palacio del Gobernador, la Gran Pirámide y el Cuadrángulo de las Monjas.

Además, el gran estadio para el Juego de Pelota y otros edificios menores como son el conjunto de la Casa de las Palomas, el Templo del Sur, la Plataforma de los Jaguares, la Casa de las Tortugas con sus bellos diseños labrados en sus muros y la Estructura del Chimez.

En cada uno de estos edificios es posible observar los avances y contribuciones de las distintas sociedades que habitaron este gran centro ceremonial.

Estas grandes construcciones destacan por sus elaboradas fachadas decoradas con pequeñas piedras pulidas y dispuestas a manera de mosaico, técnica únicas en toda la zona.

Otra de sus características es el uso de chultunes o cisternas de agua que los mayas utilizaban para captar el agua para el consumo de la ciudad, además de que se considerar que  su economía se basaba en la agricultura que practicaban en las fértiles tierras de la zona, la caza y el comercio, con las ciudades del Golfo de Mexico, las tierras del sur y la costa oriental.

 Uxmal es sin duda uno de los sitios arqueológicos más bellos de nuestro país.

Nota: Para completar la visita a la Zona Puuc se recomienda llegar hasta Kabah, la cual se localiza a 17 km hacia el sur, es una belleza, aunque no muy grande ofrece espectaculares estructuras; El Cood´z pop y su Arco de entrada son únicos, entre otras estructuras, aquí se pueden admirar esculturas antropomorfas,.

 Para comer hay diversas opciones, cerca del sitio el Hotel Mayaland ofrece un muy buen servicio, o en su defecto regresando hacia Mérida a pocos km de Uxmal hay varios restaurantes locales de comida típica.

 HACIA CAMPECHE :Después de la comida se prosigue hacia Campeche, en la costa del golfo de México, nos dirigimos hacia la comunidad de Muna sobre la carretera 261, y al llegar al centro de la comunidad damos vuelta hacia la izquierda, tomando un camino vecinal que nos permitirá pasar a través de opichen, hasta Maxcanú y ahí nos incorporamos a la carretera 180, girando hacia la izquierda y dirigiéndonos hacia el Sur, hacia la ciudad de Campeche; Esta ciudad se encuentra a 135 km , es la Capital del Estado del mismo nombre.

 A lo largo de la carretera encontraremos algunas comunidades como son Halachó, Becal, en donde existe un folcklor artesanal increíblemente interesante, producen sombreros hermosos de una tipo de palma llamada "Panamá", en Becal se pueden visitar los talleres de los artesanos, y descubrir cómo trabajan la palma dentro de cavernas por efectos de la humedad, que le permite mantener su calidad y flexibilidad a la palma que utilizan para elaborar sus artesanías, entre otras comunidades se encuentra Hecelchakan, pequeña comunidad en donde se encuentra uno de los museos regionales más importantes, ya que en él se encuentra una interesante colección de Figurillas de Barro provenientes de la Isla de Jaina, las cuales se encontraron en tumbas del periodo Clasico y permiten apreciar estas excelentes esculturas que representan a personajes ricamente ataviados y en diferentes actitudes, lo cual hace pensar a los arqueólogos que son retratos de personas que fueron sepultados en el lugar, la Isla de Jaina, bien vale una visita, para proseguir hacia Hopelchén y finalmente nuestro destino que es la ciudad de CAMPECHE; Esta noche dormiremos en esta bellísima ciudad y después de instalarnos daremos un Paseo por las calles de la ciudad amurallada...

  BREVE HISTORIA DE CAMPECHE (Para la sobremesa)

Campeche se localiza al sureste de la República Mexicana y al oeste de la península de Yucatán, entre los paralelos 17° 49' y 20°51' de latitud norte y los meridianos 89°06' y 92°27' de longitud oeste. Colinda al noreste con el estado de Yucatán, al este con el estado de Quintana Roo, al sureste con Belice, al sur con la República de Guatemala, al suroeste con el Estado de Tabasco y al oeste con el Golfo de México.

Campeche, con una extensión total de 57 924 km², el 3.0% del territorio nacional; es una de las tres entidades que conforman la península de Yucatán. Su población total es aproximadamente de 754 730 habitantes, el 0.7% del total del país. Desde el punto de vista físico, Campeche se encuentra en una posición de transición entre la selva tropical del Petén guatemalteco y la selva baja caducifolia del extremo norte de la península de Yucatán.

Existen diversas teorías acerca del origen de la palabra Campeche. En el territorio que conforma actualmente al estado existían varios poblados mayas, uno de estos fue Can Pech, cuyo nombre se deriva de las palabras mayas Can que significa serpiente y Pech cuyo significado es garrapata, es decir lugar de serpientes y garrapatas; otros indican que Campeche se deriva de las palabras Kin que significa sol y Pech.

Algunos suponen que a este nombre (Kin Pech) se le puede agregar el prefijo Ah que quiere decir lugar y en conjunto diría...

...LUGAR DEL SEÑOR SOL GARRAPATA...

Período preclásico (2500 A. C. - 250 A. C.)

Los indicios más tempranos de ocupación humana, en Campeche, se remontan a fines del Preclásico Medio, hacia 550 a. C. Durante esa época, la región de las tierras bajas mayas experimentó diversos movimientos migratorios que llevaron de sur a norte a núcleos importantes de gente, quizá para colonizar regiones hasta ese momento vacías. Este movimiento seguramente tuvo como causa un crecimiento de la población que obligó a buscar nuevas tierras. Se ha encontrado evidencias de ello en sitios como Becán, Edzná, Dzibilnocac, El Aguacates y Alimoche.

El período clásico (250 A. C. - 1000 D. C.)

Hacia el siglo III de nuestra era, la sociedad maya de las tierras bajas inició un periodo de grandes realizaciones en todos los aspectos de la cultura, y alcanzó altos niveles de excelencia en arquitectura, cerámica, astronomía, etc. A esta época, que termina en el siglo X, se le conoce como Horizonte Clásico, para su estudio se ha dividido en dos fases.

El Clásico Temprano (250-600 D.C.). En esta primera tase del período Clásico encontramos en Campeche dos fenómenos distintos: por un lado, grupos que han logrado desarrollar rasgos de individualidad; y otros aún en un proceso de diferenciación no muy marcada. Nos estamos refiriendo a poblaciones que desarrollaron el urbanismo a la par de comunidades menos complejas, que cayeron bajo el poder político y económico de las primeras.

Clásico Tardío (600-1000 D.C.). Este es el periodo del máximo florecimiento de la civilización maya, en el cual diversos grupos que hablan el área lograron desarrollarse substancialmente. La regionalización de la cultura se manifestó plenamente tanto en la arquitectura como en la cerámica. El acelerado crecimiento demográfico permitió llevar acabo imponentes obras públicas, principalmente templos y palacios, destinados a servir a los dioses, a los jefes y sacerdotes.

Período posclásico (1000-1517 D.C.)

La destrucción de los grandes estados territoriales a fines del Clásico Tardío provocó una transformación total del panorama político. En lo referente al actual estado de Campeche, la actividad se concentró principalmente en las costas, y el interior permaneció marginado de la actividad, aunque no deshabitado.

A la llegada de los españoles, en el siglo XVI, la península estaba dividida en 16 pequeñas entidades, llamadas en maya cuchcabal y mencionadas como "provincias" por los europeos. La forma de gobierno no era la misma en todas; en algunas regía de manera absoluta un solo jefe, en otras existía una especie de confederaciones de jefes menores que toman las decisiones. En el actual territorio de Campeche estas provincias eran: Ah Canul en la parte noroeste, al sur de la provincia de Ah Canul se encontraba Can Pech, también estaba la provincia de Chakanpotón y el señorío de Acalán, uno de los pocos grupos mayas que resistieron el paso del Clásico Tardío al Postclásico.

LOS ESPAÑOLES Y LOS VIAJES DE EXPLORACIÓN

El primer viaje de exploración partió de Santiago de Cuba el 8 de febrero de 1517. Pasaron por Isla Mujeres y continuaron por Cabo Catoche. El capitán Francisco Hernández de Córdoba con tres navíos, un gran piloto como Antón de Alaminos y oficiales como Lope Ochoa de Caicedo, Cristóbal Morante, el clérigo Alonso González y la tripulación llegaron al pueblo maya de Can Pech, el 22 de marzo de 1517; fanáticos y obsesivos con el santoral del calendario cristiano, pusieron nombre al pueblo de acuerdo a señalado en el almanaque. Así que la ciudad de San Francisco de Campeche tuvo su primer nombre español, San Lázaro.

Según el relato del soldado y cronista Bernal Díaz del Castillo, se sabe que tres días después los expedicionarios continuaron por la costa y llegaron al pueblo de Chakanputún o Potonchan, al cual rebautizaron como Champotón y donde se encontraron con unos mil indígenas fuertemente armados que atacaron a los españoles matando a más de veinte y dejando herido al capitán. Los hombres blancos y barbados huyeron llenos de pavor. Francisco Hernández de Córdoba murió después. El cacique Moch (el "mocho", el manco Cohuó) fue el primer héroe indígena; este jefe maya fue capaz de proporcionar la primera derrota a un ejército invasor extranjero en América. Las crónicas y la humanidad reconocen a Champotón como la "Bahía de la Mala Pelea".

La segunda expedición española se inició el 1 de mayo de 1517, cuando el gobernador Diego Velázquez de Cuéllar ordenó que cuatro barcos al mando de Juan de Grijalva recorrieran la península de Yucatán, acompañado del piloto Antón de Alaminos, con los oficiales Pedro de Alvarado, Francisco de Montejo (padre) y el sacerdote Juan Díaz. Todos ellos arribaron el 22 de mayo de 1517 a San Lázaro. Nuevamente los mayas les ofrecieron agua y provisiones. Continuaron hasta Champotón, pero los gritos de los indígenas los asustaron y se desviaron rumbo a la Isla del Carmen. En ese recorrido, encontraron una playa habitada por mayas amistosos. Le pusieron Puerto Deseado (hoy Isla Aguada o Puerto Real). De ahí, se dirigieron a la península de Atasta y al actual estado de Tabasco. Encontraron un río al cual llamaron San Pedro y San Pablo.

El 18 de febrero de 1519 el capitán Hernán Cortés salió de Cuba conduciendo la tercera expedición española donde a su paso por Cuzamil o Cozonnil (hoy Cozumel) se enteró de que dos náufragos vivían desde hace ocho años con los mayas en la provincia de Ekab. Eran Jerónimo de Aguilar y Gonzalo Guerrero. Hernán Cortés envió gente para rescatarlos pero solo Jerónimo de Aguilar se unió a los conquistadores. La expedición de Cortés pasó por Campeche rumbo a Tabasco. En Xicalango (Campeche) o Centla Tabasco recibieron como tributo a una esclava Malintzin (La Malinche o Doña Marina). Ella hablaba náhuatl y maya; Jerónimo de Aguilar español y maya. Ambos tradujeron a Hernán Cortés y por ellos se enteró que los pueblos mayas vivían aterrorizados por augurios dolorosos: hombres blancos y barbados vendrán de oriente a destruir nuestras ciudades y matar gente.

Los españoles en 1521 destruyeron Tenochtitlan. En 1525 Hernán Cortés ahorcó al último emperador mexica, Cuauhtémoc, se cree por testimonio de Bernal Díaz del Castillo que fue cerca de la ciudad maya El Tigre o Inzancanac (en el hoy Candelaria, al sur del estado).

LOS PIRATAS--EL PRESIDIO DEL CARMEN---

En 1558, fueron piratas los que llegaron a la Isla del Carmen a refugiarse, para después aprovecharse de los recursos naturales de la Isla de Términos.

Capturada como refugio seguro y convertida en base para diferentes ataques por mar y tierra, la Isla de Tris parecía estar destinada a cumplir las funciones que desempeñaba Jamaica, en poder de los ingleses desde 1655, o la Isla Tortuga, que dominaron los franceses; es decir, puerto de avituallamiento de las naves corsarias.

Los problemas de la Colonia seguían en tierra firme, con una colonización lenta y difícil. Se avanzaba tan despacio que, por ejemplo, el 4 de septiembre de 1663, durante el gobierno provincial de Francisco Esquivel y de la Rosa, llegaron noticias valederas de que Isla de Tris se encontraba en poder de los piratas. Tuvieron que pasar dos lustros para que se hiciera algo al respecto: el 14 de agosto de 1672 se tomó una decisión y salió del puerto de Veracruz una primera expedición hacia la isla con la intención de arrojar al mar a los piratas que se habían posesionado de ella; sin embargo, en octubre de 1673 la expedición regresó con la novedad de no haber podido desalojarlos. Los tropiezos, con el consiguiente desánimo, no caían en el olvido, de tal manera que en el año de 1680 el alcalde de Campeche, Felipe González de la Barrera, puso en operación lo que podemos llamar la segunda expedición, que entonces arrancó del puerto murado y llegó a Laguna, donde incendiaron estancias, casas y madera tintórea; pero la expulsión fue temporal, pues cuando los soldados se concentraron en la plaza de donde habían salido, los piratas regresaron nuevamente a sus acostumbradas faenas. Con todo, el hecho fue considerado tan notable que el rey concedió al alcalde el título nobiliario de conde de la Laguna.

Desde luego que las características de la región no eran nada hospitalarias, y a ello hay que añadir la distancia, que se cubría normalmente por agua, y que exigía meses y meses para ir de un sitio a otro. Además, el poblamiento de la península transcurría lentamente, y tuvieron que pasar poco más de dos décadas para que enviara una tercera expedición para sacar a los piratas de la Laguna. A fines del siglo XVII se encontraban unas 600 personas arranchadas en Términos y Puerto Real, pues desde 1686 un número considerable de piratas regresó a la isla, reiniciando el hostigamiento a pueblos de Tabasco y saqueando el de Usumacinta. Los españoles se hicieron cargo de la iniciativa y el virrey Gálvez apoyó a las provincias de Tabasco y Yucatán, que en 1690 reconquistaron temporalmente el lugar, pero no se establecieron. Asimismo, el virrey envió al ingeniero Jaime Frank para estudiar la posibilidad de fortificar la isla; pero éste opinó que no era conveniente, pues al existir varias entradas a la isla, los contrarios podían sorprender a los soldados y fortificarse.

Es el capitán Francisco Fernández quien vence la resistencia pirata alrededor de los años 1703-1704 con un buque guardacostas, seis canoas y 184 hombres bien provistos y armados. Apresó un centenar de forajidos ingleses y destruyó instalaciones y embarcaciones, pero se retiró del lugar por falta de apoyos financieros. En este hecho hay detalles que es conveniente destacar: detuvo 100 ingleses y nueve negros, se apoderó de una urca pequeña cargada de palo de tinte, un patache de construcción británica con 800 quintales de palo de Campeche, un bergantín español, robado antes por los piratas, y otro construido en San Román; también se apoderaron los victoriosos expedicionarios de una balandra, medio centenar de canoas, útiles para diferentes desplazamientos; buena cantidad de jarcia y miles de quintales del palo ya cortado y listo para embarcarse. Hicieron prisioneros nada despreciables, como Isaac Hamilton, judío londinense cuya misión era embarcar el tinte con destino a Nueva Inglaterra; Guillermo Haven, natural de Jamaica, y John Elliot, londinense enlistado en Jamaica en las filas de la piratería. Botín y prisioneros fueron trasladados a San Francisco de Campeche, y los últimos remitidos a la capital de la Nueva España. Tienen que transcurrir otra vez varios años para que en 1707 -cuarta tentativa- el gobernador de Tabasco, Pedro Mier y Terán, enviara fuerzas para sacar a los piratas de la isla. Tienen éxito, pero se repiten las circunstancias: al dejar el lugar, regresan los piratas. Fue la época en la que Barbillas se asentó en la isla y desde ahí capturó barcos y desmanteló bodegas de otros navíos. Es decir, mientras no se estableciera un grupo de habitantes, la región cambiaría de posesión con relativa facilidad.

Se vieron regresar los barcos ingleses en 1710, y en su recorrido hundieron una galeota guardacostas. Se hizo imposible admitir eventualidades en la cuestión de la laguna de Términos, de tal manera que el alcalde mayor de Tabasco, Juan Francisco Medina y Cachón, propuso una estrategia de desalojo en la que participarían barcos de la Armada de Barlovento, con base en Veracruz, y las fuerzas navales de Tabasco y Campeche. Los buques seleccionados en Campeche para la expedición fueron: la fragata Nuestra Señora de la Soledad, propiedad del alcalde Ángel Rodríguez de la Gala; la fragata de Andrés Benito, la balandra de Sebastián García, dos galeotas guardacostas y varias piraguas para el servicio de los buques. Mérida y Campeche aportaron de sus cajas reales la cantidad de 7 945 pesos para la compra de comestibles, pertrechos de guerra y carena de las embarcaciones. Los movimientos preliminares estaban en operación cuando tuvieron que suspenderse: llegó a San Francisco de Campeche el marino Agustín Toledo, procedente de Laguna, advirtiendo que se encontraban en la isla tres fragatas inglesas, una de ellas con 20 cañones, otra de 16 y la última con 10; además, dos bergantines sin artillería estaban preparados para pedir ayuda a Jamaica. Finalmente, la quinta expedición partió de San Francisco Campeche el 7 de diciembre de 1716, al mando del sargento mayor del presidio de Veracruz, Alonso Felipe de Andrade; los piratas fueron nuevamente derrotados, pero esta vez las fuerzas triunfadoras no se retiraron, sino que establecieron en la isla una guarnición.

Después de esa victoria, se inició la rápida construcción de una estacada para la defensa. La planta del presidio o fuerte se construyó con simplicidad; los planos respectivos señalan que la edificación era perfectamente cuadrada y regular, y que tenía baluartes en sus ángulos.

Poco después, y casi acostumbrados a la réplica, más de un centenar de bucaneros quisieron retomar el territorio, pero valerosamente fueron rechazados, con la respuesta contundente de "hombres, balas y pólvora suficiente para defenderse"; además, la construcción del presidio estaba concluida. En el combate falleció el sargento mayor Andrade. Desde entonces nunca más volvieron los bucaneros, quienes estuvieron en posesión de la isla por cerca de 150 años, explotando sus recursos y atacando navíos. Sin duda que los ingleses expulsados son los que pasaron a la vertiente opuesta -Belice- a continuar su oficio de traficantes y contrabandistas, almácigo de estos halcones de los mares. En celebración del día de la victoria, 16 de julio de 1717, se fundó la villa del Carmen, nombre de la festividad religiosa de ese memorable día, consagrado a la Virgen del mismo nombre.

Fue así como Campeche padeció durante 128 años las incursiones de estos malhechores, cuya declinación comenzó en 1713, cuando España e Inglaterra firmaron los Tratados de Madrid y de Utrecht, que confirmaron a Inglaterra los derechos sobre las islas y territorios concedidos en el anterior Tratado de Madrid de 1670.

CRONOLOGÍA DE ATAQUES PIRÁTAS:

  • 1558: Se establecen algunos piratas en Laguna de Términos
  • 1559 - 1560: Corsarios luteranos merodeaban Campeche.
  • 1568: John Hawkins, Francis Drake y el Esquiné atacan el puerto.
  • 1597: William Parker sitia a Campeche, durante 17 días.
  • 1632: Amago pirata a Campeche.
  • 1633: Diego el Mulato y Pata de Palo atacan Campeche, con 10 navíos.
  • 1644: con 13 navíos y 1500 hombres, Jacobo Jackson ataca Campeche.
  • 1661: El inglés Henry Morgan aparece en costas campechanas.
  • 1663: El holandés Mansfelt o Mansvelt amenaza al puerto, anclado en la bahía. En este mismo año, Bartolomé Portugués y Rock Brasiliano atacan naves que salían de Campeche.
  • 1667: Robert Chevalier asalta cargamentos de palo de tinte en Términos.
  • 1672: Laurent Graff, mejor conocido como Lorencillo, apresa un barco campechano que venía de Veracruz, con 120,000 pesos en barras de plata.
  • 1678: Juan David Nau, el Olonés, y Lewis Scott incursionan en la Sonda, al mismo tiempo que Cook.
  • 1685: Lorencillo y Grammont atacan los alrededores de Campeche.

...Y soñando con los Piratas nos vamos a descansar, mañana será un gran día...Hoy dormimos de en Campeche, la Ciudad amurallada.


Publicado
Modificado
Leído 3470 veces

    Enviar a un amigo

1 Capítulo 3 5 6 7 8
 
 


Capítulos de este diario