Costa Rica, Mae

Escribe: mikezamo
El verano de 2008 decidí viajar a algún lugar lejano. Antes sólo había viajado por Europa. Poco a poco fué ganando puntos un destino: por sus playas, por sus volcanes, su fauna y flora y sus buenas referencias. Ese país era: Costa Rica.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 12 13 14 Capítulo 16 18

5 de Diciembre: Uvita, un paraiso aún sin explotar.

Uvita, Costa Rica — viernes, 5 de diciembre de 2008

Nos dirigimos temprano a Quepos, desde donde cogemos el bus que nos llevará a nuestro próximo destino: Uvita.
Uvista es una pequeña localidad a unos 60 kms al sur de Manuel Antonio, en la costa del Pacífico. Debido al mal estado de la carretera que lleva a Uvita, es un lugar que aún no está demasiado explotado por el turimo. La idea de que sus playas estén desiertas y haya pocos turistas me atrae mucho.

Tras casi dos horas de viaje llegamos a Uvita. Decidimos alojarnos en el hotel Tucán. Un lugar muy hippy que nos da buena impresión. Tras ocupar la habitación alquilamos unas bicis para acercanos a la playa de Uvita. La rueda de una de las bicis se pincha a mitad de camino, lo que hace que se retrase nuestra llegada a la playa. Estoy impaciente!!
Al llegar, nos encontramos con una playa inmensa y totalmente desierta, la vegetación que la rodea es impresionante, lleno de palmeras y bosque.

LLegamos a punta uvita, un lugar donde al bajar la marea queda al descubierto un tramo de playa que se une con una zona de rocas formando una imagen que a vista de pájaro se asemeja a la de la cola de una ballena. Un lugar muy especial. Nos bañamos a ambos lados del tramos de arena. Y tras comer allí decidimos volvel con las bicis al hotel. Por el camino vemos más animales.

Al llegar al hotel preguntamos por unos saltos de agua de un río cercano donde se forman unas pozas donde uno se puede bañar. Tras muchas vueltas para encontrar el lugar, llegamos a las pozas. Primero tenemos que pagar 2$ para acceder a un hippy que vive justo en el acceso al sendero que baja al río. Y es que una de las cosas negativas de Costa Rica es que te cobran por vistar todos y cada uno de los lugares de interés natural. Los yankis les han enseñado a hacerlo.

El agua está bastante fría y además ya casi está anocheciendo, así que nos damos un chapuzón y salimos pronto. Por la noche cenamos en el hotel y nos acostamos temprano. Ha sido otro día muy intenso.


Publicado
Modificado
Leído 1589 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 12 13 14 Capítulo 16 18
 
 


 

Estación de autobuses de Quepos.

   

Capítulos de este diario