Ecuador y Perú

Escribe: DANIEL76ARG
Un viaje relámpago de 3 semanas por ambos países, realizado en marzo 2009. Llegué a Lima por la aerolínea brasilera Gol. El vuelo no tuvo complicaciones y tardó lo estipulado: 6 horas desde que abordé en el aeropuerto Argentino de Ezeiza, con una escala en Chile.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3 4 5 6 7 ... 15

De Lima a Tumbes

Tumbes, Perú — lunes, 2 de marzo de 2009

Día 1: de Lima a Tumbes - 02/03/09 – 14.00 hs. Llegué a Lima por la aerolínea brasilera Gol. El vuelo no tuvo complicaciones y tardó lo estipulado: 6 horas desde que abordé en el aeropuerto Argentino de Ezeiza, con una escala en Chile. Tomé un taxi hasta la empresa de ómnibus Cruz del Sur, previo acordar verbalmente el precio con el chofer (25 soles) puesto que los taxis no tienen tarifador. De todos modos, al llegar quiso cobrarme 55 soles aduciendo que yo había escuchado mal. En los días posteriores me enteraría que esta es sólo una de las muchas astucias que usan para con los extranjeros.

Según me contaron otros viajeros, ellos acordaron el monto en soles y se los quisieron cobrar en dólares, y cosas por el estilo. Se recomienda ser claro al acordar el precio, precavido durante el trayecto e inflexible ante este tipo de artimañas. 18 horas separan a Lima de Tumbes. Una de las empresas recomendables que cubren dicho trayecto a diario es Cruz del Sur. El precio es de $ 145 soles y salió con un pequeño retraso a las 15.30 hs.

Es para destacar la excelente atención de las terramozas, la comida y la puntualidad; si bien me puse algo tenso por las muchas medidas de seguridad que toman:  revisan tu equipaje de mano, te pasan un detector de metales portátil al subir y filman a todos los pasajeros de a bordo. Con respecto al transporte, algo para tener en cuenta es que no existe una terminal de buses que agrupe a todas las empresas, sino que cada compañía tiene su propio terrapuerto.

Pese a que el sol se pone a las 18.15 hs., en las pocas horas de luz que subsistían pude percibir  pobreza en extremo a lo largo de la ruta Panamericana, a juzgar por los mercados improvisados, el aspecto de la gente y las precarias viviendas confeccionadas de paneles de paja tejida, caña, madera y otros materiales, algunas carentes de techos, pués aseguran que en la zona no llueve casi nunca. El fino polvillo que cubre la desértica región así lo testifica.


Publicado
Modificado
Leído 4152 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3 4 5 6 7 ... 15
 
 


 

Capítulos de este diario