Perú

Escribe: dgdb
Despues de cinco meses viajando por Ecuador, me adentro en tierra santa en busca de nuevas experiencias...Cruzamos Aguas Verdes y llegamos al puesto fronterizo. Nos bajamos del bus y caminamos hasta las oficinas de sellado, rellenamos el formulario y hacer cola de nuevo...

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 3 Capítulo 5 7 ... 168

Huaca del Sol y la Luna, Chan Chan y demás

Trujillo, Perú — miércoles, 28 de abril de 2010

El despertador sonó a las 08.00 y poco a poco fui siendo persona, mira que me cuesta levantarme por las mañanas!!!! (No cambiare) pero al gallo le sienta como una patada en el culo y no puedo hacer nada por remediarlo.
 
Salimos a buscar un garito donde desayunar y, la odisea de todos los días. Después de preguntar en varios lugares, nos decidimos en uno. Mientras, yo me fui a comprar tabaco y, vaya idea la mía!!!. En al vida he caminado tanto para comprar un puñetero paquete de tabaco. En ningún lugar encontraba una cajetilla de 20, solo de 10 o de 5 o sueltos (paquetes de 5 cigarros?????) no sabia ni que existían. Cada uno al que preguntaba me mandaba mas lejos y eso en las tiendas que atendían. porque en otras estaba esperando a que aparecieran, les daba unas voces y como están detrás de verjas, pues allí me crecía la barba. Me camine unas 20 cuadras y no tuve narices de encontrar un paquete, así que decidí abortar la misión. porque este ya tenia que estar con el desayuno en plena digestión.
 
Después de desayunar fuimos a un supermercado en el que sabíamos con certeza que si había (porque no habría ido a ese desde el primer momento!!!!) y allí compramos todos los paquetes que tenían de Lark, unos 15. La mujer andaba asustada y la dijimos que en dos días regresábamos a por otros tantos (de coña) y la mujer no sabia donde meterse, jejejej.
 
Con el estomago lleno y tabaco en los bolsillos, nos dirigimos a la Av. De los Incas. Allí tomamos una combi (furgoneta que llenan de pasajeros, hasta que salen por las ventanas) y por 1.5 soles cada uno, nos llevaron a Las Huacas (templo en Kichwa) del Sol y la Luna. El combi lo cogimos nada mas llegar, era una azul que pone "Campiña de Moche" y tardamos unos 20 minutos, es la última parada y te deja en el mismo templo, así que no hay perdida. La Av. de los Incas dicen que es una zona poco segura, por que hay robos, pero nosotros salimos ilesos de ahí, también es cierto que no dio tiempo a mucho, fue llegar y subirnos a la "jargoneta".
 
Legamos a La Huaca de la Luna (porque la del Sol esta sin explotar) y nos pidieron 11 soles por cada uno, pero con carnet ISIC, solo pagamos 6 soles. Están abiertos desde las 09.00 hasta las 16.00 y todos los días. El servicio de guía esta incluido y la visita dura una hora, previa visualización de un video "explicativo" de 15 minutos.
 
La visita en si estuvo entretenida y las instalaciones son curiosas. Lo tienen como una visita obligada cuando estas en Trujillo y esta bien, pero sobre gustos los colores, así que cada uno opine. En mi opinión, merece la pena teniendo en cuenta que solo pagamos 3 soles por cada uno de viaje más la entrada a mitad de precio.
 
A simple vista lo que ves es una montaña de tierra ya que al ser todo de adobe, la erosión del aire y las lluvias, te dan la sensación que no es mas que un montón de tierra, pero una vez dentro, ya puedes observar los tallados y los colores que usaban los "Moche" del 100 al 600 d.c. aparte de un poco de historia. La zona que mas me gusto, fue la pared norte, donde se puede apreciar las dimensiones reales del templo y como eran sus fachadas externas, ya que aquí solo conservan en estado original, no reconstruyen como en otros lugares.
 
Tras la visita y haciendo caso a las recomendaciones de la guía, regresamos en la combi por donde vinimos, hasta el Ovalo del Grao, allí enlazamos con un microbus naranja, línea "H" que va a Huanchaco, y por 1 sol cada uno y media hora de viaje, nos dejó en el cruce de la carretera que entra a la Ciudad de Chan Chan. Desde el cruce hasta la entrada del palacio a visitar, hay 1.5km. Allí había unos "taxis" que te ofrecen una ruta completa por 45 soles, ya que con la entrada de Chan Chan, se puede visitar también, el museo de sitio Chan Chan (que esta 500 metros antes de llegar a Chan Chan, por la vía a Huanchaco) y Huaca Arcoiris y Huaca Esmeraldas (sus ubicaciones ya no sabría explicarlas para ir en servicio publico, pero no tiene que ser mucho misterio).
 
En vez de contratar el taxi, ya que entre 15 y 25 soles hay agencias que te ofrecen un tour de todo el día por las huacas del sol y la luna, esmeraldas, arcoiris, chan chan, museo del sitio y Huanchaco, nosotros decidimos caminar y tardamos menos de 20 minutos en llegar a la puerta.
 
Allí los horarios son de 09.00 a 16.30 de martes a domingo, ya que los lunes son de mantenimiento y el precio es de 11 soles (valido para los cuatro lugares y de dos días de duración) con ISIC 6 soles cada uno. Los guías son opcionales, previo pago de 25 soles hasta 5 personas (se puede rebajar), pero nosotros decidimos ir por libre. En la misma entrada del recinto hay una pequeña sala con unas maquetas y fotografías aéreas para hacerte una idea de lo que vas a visitar.
 
La ciudad de Chan Chan, tiene una extensión de 20km/2 y el área protegida es de 14,5km/2. Entre varias construcciones, las mas importantes son 10 "palacios" de los cuales solo uno es el que se visita, El Palacio NIK - AN (antes conocido como Tschundi) Esta declarado por la UNESCO desde el 1986 Patrimonio Mundial, fue la ciudad mas extensa de barro de todo America.
 
Dice la leyenda que Taycanamo un personaje mítico que llegó del mar, fundó el reino de Chimor, y la urbe de Chan Chan fue su capital. En el siglo XIII Chan Chan se convirtió en el mayor centro urbano de toda Sudamérica y dos siglos mas tarde, este reino tenia una extensión de mas de 1000km a lo largo de la costa peruana.
 
Después de esta breve "información", nos adentramos en el palacio. La visita es auto guiada y no te pierdes aunque quieras, también hay zonas con carteles y maquetas explicativas, así que lo de no coger un guía no fue ningún suplicio. Allí hay un montón de gente trabajando en su conservación, llevan muchos años y puede haber trabajo para varias generaciones, así que solo hay una ruta por la que se tarda en hacer la visita unos 45 minutos a un paso normal.
 
Lo que mas me llamó la atención, es un lago ceremonial que hay en medio del palacio y en medio del (perdón por la expresión) PUTO DESIERTO. Habían escavado hasta encontrar agua para cubrir sus necesidades, y una cosa es verlo en dibujos o maquetas y otra verlo en realidad.   
Por destacar de la visita a parte de que los muros exteriores que eran de unos 8 metros y llamaban la atención, el resto lo veréis cuando suba las fotos.
 
Cuando salimos de la visita aun era "temprano" y Javier ajusto a 20 soles con un taxista por ver los otros tres lugares y quitarnos hoy todo del medio. Salimos hacia el Museo de Sitio Chan Chan. que esta cerquita y allí hicimos una visita rápida. Contaban la forma de vida y había unos pocos restos arqueológicos y en fin, lo que hay en los museos. De ahí, visitamos La Huaca Arcoiris, y después de haber visto lo que llevábamos en el día, quitando una fachada y media que se veían los grabados claramente, el resto no tenia nada que ver. Estuvimos allí 15 minutos y luego a La Huaca Esmeralda que fue aun más decepcionante. Además están rodeadas de casas y carreteras y aunque sean incluso mas antiguas que Chan Chan, el verlo después, a mi me decepciono un poco, aunque los gravados en las paredes sean distintos.
 
Tras el día de visitas, el taxi nos dejó en la plaza de armas y allí conocimos a un hombre muy majete con el que estuvimos conversando un rato. Luego caminamos a recoger la cámara de fotos y de camino vimos un restaurante con un menú a buen precio y apetecible pero lo dejamos para más tarde. Como la cámara aun no estaba, fuimos a dar una vuelta por los alrededores y decidimos cenar y luego recogerla.
 
Bueno, os podéis creer que solo caminamos por 2 calles y luego en busca del dichoso restaurante, pudimos caminar más de 10 o 12 cuadras en su busca y no hubo manera. Que suerte la nuestra, cuando no queremos comer, vemos de todo en todas partes y cuando queremos, no encontramos ni uno donde vendan comida, ya no digo menús o algo que queramos, simplemente comida. Entre la caminata del tabaco de por la mañana y le de ahora, yo ya estaba desmayado y como ya habían pasado los 45 minutos que teníamos para recoger la cámara, es lo que hicimos, ir a recogerla.
 
Ya decepcionado y hambriento, dijimos que nos meteríamos en lo primero que encontráramos, y que fue? un chifa, así que venga mas chino para el cuerpo.
 
Después de cenar, (empachados) caminamos hasta el hotel y ahí nos dejamos caer desmayados en la cama. Javi se durmió pronto, pero yo estuve otro día más hasta las tantas entre los diarios y buscando información para el próximo destino.
 


Publicado
Modificado
Leído 3895 veces

    Enviar a un amigo

1 2 3 Capítulo 5 7 ... 168
 
 


Capítulos de este diario