De mil colores

Escribe: serfjassv
Cuando no sepas que hacer y estés aburrido, sólo sal a la calle y mira a tu alrededor. Redescubre aquello que te parece cotidiano, descubre aquello que nunca has visto, o mejor dicho, que nunca...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

De mil colores

Toluca de Lerdo, México — domingo, 16 de marzo de 2008

Cuando no sepas que hacer y estés aburrido, sólo sal a la calle y mira a tu alrededor. Redescubre aquello que te parece cotidiano, descubre aquello que nunca has visto, o mejor dicho, que nunca te has detenido a observar. Llénate los ojos de color, de nuevas formas y luz. Descansa tu vista del monitor de la computadora o de la TV, descansa tus oídos de la música y de los gritos del trabajo o los pleitos familiares, o ¿por qué no? de las eternas conversaciones por celular. , y escucha sólo el sonido generado por el movimiento de tu cuerpo, por tu respiración, por el viento, por tu andar entre las calles, esas que a diario recorres en auto o transporte público, aquellas llenas de historias tuyas, historias de los que las habitan y de los que las habitaron.

Alguna vez alguien me comentó "Sólo se ama lo que se conoce" y hoy yo me pregunto que tanto conozco mi ciudad. Creo que siempre habrá algo nuevo por conocer. No es necesario perderte en un libro o en archivos, sólo pregúntale a tu madre o a tus abuelos si es que tienes la fortuna de tenerles, y descubrirás la cantidad fascinante de historias que te relatarán.

Justo hace algunas semanas me dispuse a escuchar el sonido de mi andar por la calles de mi ciudad, esas calles que terminaron llevándome a un lugar con casi 100 años de vida. El motivo original por el cual fue construido es muy diferente al que hoy tiene.

El lugar al que me refiero fue construido por orden del entonces Presidente de la República, Don Porfirio Díaz, con motivo de la conmemoración del centenario del inicio de la independencia de México. Sería el edificio que albergaría el mercado "16 de Septiembre" en la Ciudad de Toluca.

Una construcción de estilo Art Nouveau , que desde su inauguración hasta el año de 1975, fue el mercado de la ciudad, con su tradicional tianguis de los días viernes alrededor del edificio.

Visitar el tianguis era una oportunidad para encontrar cualquier cantidad de cosas, desde alimentos, pasando por textiles hasta las artesanías tradicionales de la región. Y ¿Por qué no?, una experiencia extraordinaria para aquellos turistas que visitaban la ciudad y querían empaparse un poco de México, de sus olores, de sus colores y sus sabores. Hoy en día el edificio del que he hecho mención, alberga a Jardín Botánico "Cosmovitral", obra del mexiquense Leopoldo Flores Valdés. Esta magnífica obra es reconocida como el vitral más grande del mundo, dato, que estoy seguro, muy pocos conocemos. Pero lejos del tamaño de la obra, vale bien la pena comprender el sentido de la misma.

Cuando era yo pequeño, apenas con 9 años, mi madre trabajaba para la Dirección de Promoción Artesanal del Gobierno del Estado de México, que para el año de 1989, estaba situada en lo que fuera una escuela ubicada en el municipio de Lerma, justo al pie de la carretera que comunica a Toluca con la Ciudad de México. Hago mención de ello, porque justo en esas oficinas estaban los talleres en los que se emplomaron parte de las imágenes que componen la totalidad del Cosmovitral.

Aun recuerdo que mi madre en alguna ocasión me llevó a su trabajo, seguramente alguna ocasión que no tuve clases o que ella tuvo que hacer guardia. Y le pregunté ¿Mamá que es lo que están haciendo aquí? , a lo que ella respondió "Están terminando al hombre sol, el vitral de la entrada principal del Cosmovitral". En ese momento yo no comprendía lo significativo que era estar justo en el lugar en donde estaban terminando una de las piezas mas emblemáticas de ésta magnifica obra, hoy representativa de mi ciudad.

[b]Tema del COSMOVITRAL 1

Leopoldo Flores trata de interpretar el tiempo, el movimiento y los fenómenos contradictorios de la materia en una visión cosmogónica, para llegar a una síntesis de color forma y contenido que armoniza el todo con las partes: materia y espíritu. Es la historia, evolución e itinerario del hombre es un ciclo cósmico, por lo cual, todo se encuentra enlazado y relacionado conforme a una secuencia que transcurre en torno al edificio.

El Cosmovitral no es una colección de imágenes con tema propio e independiente cada una de ellas, sino que muestra una secuencia cromática y figurativa en la que todos sus elementos se encuentran enlazados sin fin ni principio, es un sólo diseño que transcurre en torno al edificio de planta rectangular, síntesis de todas las dualidades, solución dialéctica a los antagonismos día-noche, vida-muerte, creación- destrucción; aquí se encuentra resumida la sucesión de ciclos vitales que dan esencia y vuelo al invencible pájaro de prodigios que es el Universo.

1. Fuente : http://www.turista.com.mx/edomexico


Publicado
Modificado
Leído 4053 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario