Recorriendo México en 50 días

Escribe: Oriele-Ruth
Después de años, si digo quince no exagero, por fin realice mi soñado viaje a México, aquí trataré de contarles mi experiencia.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 Capítulo 3 5 6 7 ... 22

Taxco, simplemente inolvidable

Taxco de Alarcón, México — jueves, 22 de marzo de 2012

He pasado algunos días en el DF, he recorrido algunos lugares como el Zócalo, San Angel, Chapultepec y el Museo de Antropología, Cada día es una aventura diferente y en cada uno de estos recorridos nunca me he sentido insegura o con miedo, me he movido por esta ciudad en su transporte público y ha sido una experiencia muy gratificante, las personas son muy amables y se muestras dispuestas a darme una orientación, incluso a veces más de una me avisa donde debo bajarme para llegar a mi destino, me siento muy agradecida de los y las mexicanas que encontré en mi camino.

Pero ya es hora de dejar el DF y encaminarme a mi próximo destino, Taxco (pronto volveré para conocer otros rincones de la Ciudad de México).  Después de un viaje de unas dos horas en autobus, el paisaje de pronto cambia y mientras escuchaba a Thalia en un video que cantaba una canción que me quedó grabada por muchos días "qué será de ti" , empecé a vislumbrar Taxco y mi primera impresión fue increíble, qué lugar tan lindo, todas esas casas parecían colgar de los cerros, un lugar pequeño, pero encantador.  Me acomodé en el hostal y salí en busca de un lugar para almorzar, comí por primera vez tacos de verdad, debo confesar que estaban ricos y que los que hacemos en Chile son un chiste.  Con el estómago lleno y el corazón contento me fui a recorrer la ciudad, les puedo decir que fue una gran experiencia, para empezar la iglesia, Santa Prisca, es preciosa, una de las más lindas que ví en México, no me cansaba de mirarla y fotografiarla, en frente está la plaza, que es muy pequeña y algunos locales que en sus segundos pisos tienen unas terrazas ideales para tomar algo y apreciar la iglesia y sus alrededores.

Taxco, es un laberinto, sus callecitas son estrechas y la comparten peatones y automóviles, increíble, pero a su modo funciona.  Una parte en un lugar y por más que te fijes para regresar por el mismo camino, terminas en un lugar distinto al planeado.  Bueno mi hijo siempre se rie de mi capacidad para orientarme, en una de esas a ustedes no les pasa.  Para recorrer Taxco tienen que hacerlo con ropa y zapatos cómodos, porque todo es subida y bajada, en un laberinto de calles y pasadizos.

En Taxco hay mucha artesanía, algunos textiles, pero sobre todo cestería, sombreros, canastos y todo eso.  Yo quería ver a los artesanos trabajando por lo que me aventure a visitar un poblado en donde viven y trabajan muchos de ellos, Tlama. Me subi a una combi en las afueras del mercado y luego de un viaje de casi una hora llegué a este pequeño poblado, muy pobre, pero de gente muy amable y acogedora.  No encontré a nadie que me mostrara el trabajo del tejido porque, adivinen qué, era viernes, y qué con eso pensaran ustedes, pues les tengo que contar que es mala suerte tejer los viernes.  Cuando averigué eso, decidí caminar un poco por el pueblito y tomar algunas fotos, al poco rato se me acercó una mujer y me ofreció su trabajo, conversamos un rato y me llevó a su casa, que también era su taller.  María Salomé me mostró la intimidad de su hogar, a sus hijos y me enseño su trabajo.  Ella tiene una belleza distinta a la que solemos apreciar, una timidez que casi no vemos por estos días.  A mi me llamaba la atención que todas las mujeres del pueblo usaran una especia de manta en la cabeza, ella me explico que era un rebozo y que lo correcto era usarlo para que las demás personas del pueblo no hablaran mal de ella.  Yo pensaba, estamos en el  2012, y todavía hay tantas mujeres sometidas al parecer de los demás.  Me permitió tomarle una foto, y días después se la lleve (quedamos en que nos encontraríamos en un puesto de comida en el trianguis de plata de los sábado), ella estaba feliz de ver su imagen en un papel y yo voy a compartir esa imagen con ustedes.

En Tlama conocí las gorditas, y debo reconocer que me encantaron, riquísimas y el queso que le ponen encima no lo había probado antes, sin duda un verdadero deleite.  (gorditas son una comida mexicana, es como una tortilla a base de maíz, que tiene un relleno de ave, cerdo u otra, y cuando te la sirven le abren el centro y le ponen un queso medio molido, muy rico.  Si algún mexicano o mexicana no está de acuerdo con mi descripción de las gorditas, por favor ayudenme con eso)


Publicado
Modificado
Leído 1335 veces

    Enviar a un amigo

1 Capítulo 3 5 6 7 ... 22
 
 


 

Capítulos de este diario