Mi primer viaje a Marrakech y las 1001 noches

Escribe: camarazu44
Marrakech estaba en mi lista de favoritos antes de conocer la ciudad. Ya hacía muchos años que deseaba ir, la oportunidad vino un día en que nos pusimos algunos amigos, un sobrino y su novia, y dos vecinos. Salimos todos de un tirón, lo pasamos bien y vimos mucho. Aquí está este viaje, que nos ha llenado de satisfacción.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Tánger y los guías pegajosos, esos de siempre

Tánger, Marruecos — jueves, 15 de julio de 2010

Habíamos llegado con el trasbordador de Algeciras, en un lento cruce del Estrecho de Gibraltar. Nuestro día había comenzado en la provincia de Málaga, y los siete que viajábamos éramos un grupo bastante homogéneo. O por lo menos eso creíamos. De todos modos, habiendo llegado a Tánger, nuestra intención era evitar a todos estos “pegajosos” guías de turismo que se adherían como moscardones a nuestro grupo. Nuestro deseo era salir lo antes posible para Marrakech con el tren. Conseguimos los billetes y en menos de una hora saldríamos para nuestro ansiado destino. Compramos en primera clase, porque la diferencia en comodidad era grande, mientras que en el precio era poca cosa. Viajamos puntuales y muy cómodos, en el tren se nos sumaron dos argentinos que iban también a Marrakech. Al mismo tiempo nuestro grupo perdía dos acompañantes originales, Peter y Sarah, que acababan de conocer a dos americanos en este tren. Los americanos prometían más “lujo” a estos dos (aunque no es oro todo lo que brilla), y los cuatro se apearon en Sidi Saliman para seguir a Fez. Mientras tanto, nosotros llegábamos a Rabat, tuvimos que cambiar a un tren que iba a Casablanca, y luego a otro que iba con destino final Marrakech. Viajamos muchas horas y llegamos de madrugada a la antigua capital de Marruecos.

Tips:

En todo lo que se haga en Marruecos siempre hay un intermediario que intenta sernos útil y al final son una molestia. Este es el caso de los billetes de tren con reservas. Parece que todos se tiran a los asientos reservados y que estos intermediarios nos quieren evitar la "inri" de buscar nuestros asientos. Bueno, eso ahora es más fácil, hoy endía hay una estación nueva al final de la avenida del puerto y los "intermediarios" no pueden acceder. Pero yo aviso, porque en Marruecos hay de todo. Ya buscarán medios para acceder.

Tiene que ver con: Ahorrar dinero, Transporte
En Tánger, Marruecos

Opiniones:

Mi calificación promedio:
  •  
Servicio    
Ubicación    
Limpieza    
Precio/calidad    

Continental

Alojamiento: Hotel en Tánger, Marruecos

Hotel bien situado en una elevación de la calle principal de Tánger. El hotel es antiguo y necesita reformas, pero la ubicación y el precio y las increíbles vistas del Mediterráneo y del puerto, el movimiento de los trasbordadores, todo se compensa. Los baños están bien, nada de otro mundo. Hay mucha decoración antigua (antigüedades), no hay ascensor, balcones comunicados. No es la mejor opción, pero yo iría otra vez porque es práctico.

Tipo de viaje: Placer | Ideal para: Familia con hijos, Con amigos


Publicado
Modificado
Leído 1341 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


Capítulos de este diario