La ciudad de los dioses terribles

Escribe: falca
Después de Machu Picchu, la civilización de Chavín de Huántar era la que más intrigas me provocaba y deseaba muchísimo conocer. Hasta hace poco considerada como la más antigua de Perú, con sus inicios en el 1300 A.C. y que hegemonizó con el poder sugestivo de su religión a casi todo el territorio de este país.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 Capítulo 3 5

Dos dimensiones de Chavín.

Sitio Arqueológico de Chavín, Perú — sábado, 8 de noviembre de 2008

Me sorprendió ver que las ruinas de la antigua civilización Chavín estuvieran en medio del pueblo de Chavín actual.

Por lo general uno se imagina a las ruinas milenarias lejos de toda contaminación de la modernidad pero en este caso no era así.

Comenzamos el recorrido con una interesante charla de nuestro guía. Excelente relato, muy detallado y sugestivo. Me remonté a los años de Facultad y creo que sin este relato introductorio no hubiera tenido la fascinante percepción de Chavín de Huántar.
Nos sentamos todos en medio de la Plaza Cuadrada, cuyos lados tiene 49 m., múltiplo de 7, número capital y simbólico en la cosmogonía de esta civilización.
Esta enorme plaza era en tiempos remotos el lugar de congregación de peregrinos que llegaban de todas las regiones del Perú.

Aquí traían sus ofrendas, variadas, ricas, exóticas al Dios que correspondiera.

En el Período Temprano de Chavín su Dios fué El Lanzón, también llamado "El dios Sonriente", responsable de la fecundidad de la tierra y de las estaciones del año. En el último período, el Formativo el Obelisco Tello (se llama así por su descubridor el arqueólogo Julio Tello) que es un cilindro rectangular de piedra, otra de las principales esculturas representativas del arte de esta cultura pues representa una metáfora del universo tal como lo entendían los Chavín. Sobre las cuatro caras de este obelisco están tallados los dibujos de 2 lagartos: macho y hembra, quienes habitan cada cual en una mitad del universo. Ellos expresan su poder en la tierra a través de mensajeros, como el jaguar o el águila.

La Estela Raimondi es otra de las divinidades chavinas, un cilindro rectangular más bajo y chato que el Tello. Puede verse tallado en la piedra, una representación antropomorfa con atributos del felino, el ave y la serpiente. Y fuandamentalmente muchos pero muchos colmillos. Esta escultura representa al llamado Dios de los Báculos, el que es el centro de todo, sobre quien gira el universo.

¿Por qué mutar al humano en estos seres? Bestialidad. ¿Provocar el temor? ¿Mostrar que el hombre no es el único poderoso en la faz de la tierra?

Muchas preguntas sin responder, el enigma y la maravilla de esta terrible civilización.

Tips:

La entrada al Monumento Arqueológico Chavín es de 11 soles.

En


Publicado
Modificado
Leído 4879 veces

    Enviar a un amigo

1 Capítulo 3 5
 
 


 

El Castillo.

   

Capítulos de este diario