Grecia y el encanto de Santorini

Escribe: adnangie
Un viaje a través del tiempo y el encuentro inesperado con el encanto de Santorni

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2

Santorini, una postal ante mis ojos

Santorini, Grecia — lunes, 8 de junio de 2015

La primera vez que supe de Santorini fue a través de una postal que me envió mi hermana hace como 6 o 7años, aun recuerdo cuando la vi, la belleza de los techos azules y casas blancas combinados con el mar.

Ya había pasado tiempo y yo estaba en el pequeño aeropuerto de Santorini a punto de conocer aquel lugar maravilloso.

Llegue cerca de la medianoche al aeropuerto de Santorini, saliendo nos esperaba Patnos(es el diminutivo de un nombre que soy incapaz de recordar) un encantador y divertido griego.

Nos alojamos a dos cuadras de Playa Perissa , en sanson Village, nos dieron la bienvenida lindos gatitos, los huéspedes eran también muy amables, y la piscina se veía muy linda de noche. El apartament era muy lindo y cómodo, todo en colores blanco, azul y turqueza.

Al despertar definitivamente me sentía en otro mundo, muy diferente a la vida diaria y a la convencional europa, definitivamente Santorini es un lugar para escapar de todo lo convencional y simplemente relajarte.

Desayunamos frente a la piscina, y fuimos caminar un rato por la playa. Perissa es conocida por su arena negra, pero ello no le resta belleza sino que le agrega el encanto de lo diferente, el sol era radiante.

Luego caminamos entre las calles y tres cuadras llegamos a la estación del bus. Los buses eran muy cómodos y llenos de turistas, la vista de Perissa hacia Oia era hermosa en unos minutos llegamos a la hermosa Oia, un iglesia nos daba la bienvenida.

Oia es un lugar mas comercial y turístico lleno de tiendas y restaurants, pero lo mejor esta mientras mas te acercas al mar, desde lo alto de la ciudad puedes apreciar aquella hermosa imagen de postal, los techos azules y las casas blancas una detrás de otra, hasta perderse en el encuentro con el mar, mientras ves los veleros navegar al atardecer.

En Oia debes caminar y caminar, es la única forma de conectarse con la ciudad, el atardecer en Oia es muy hermoso, y para finalizar la tarde comer en un restaurant con vista al mar,  mientras el cielo va cambiando entre todos los tonos de celeste y azul.

En grecia el vino es muy rico y la comida también, un rico cordero, una copa de vino y simplemente un buena conversación.

Luego de la cena a caminar y comprar recuerdos, los típicos ojos azules, pulseras, llaveros,  vestidos, es difícil ir a grecia y no comprar uno.

En la estación nos encontramos con una familia de Nicaragua, fue lindo encontrar latinos, conversamos mientras llegaba el bus, y cerca de la medianoche nuevamente al hotel.

Fue un lindo día en aquella hermosa ciudad de postal.

 

Datos:

Es bus cuesta 1.20 y 0.90 euros depende de la distancia. Es una ciudad turística por lo que el bus es cómodo.

Todos los buses llegan a la estación de bus de ahí salen a todos los destinos así que es imposible perderse

Se recomienda reservar alojamiento que incluya transporte del aeropuerto, la ciudad no esta tan cerca y quedarse cerca de la playa es muy lindo.

No dejen de caminar y si pueden viajen en verano, unas horas mas de luz y la posibilidad de disfrutar de las playas lo valen.

Se puede comer una variedad de sanduches  o cenar en restaurant todo depende del presupuesto y del tiempo, cualquier opción es buena.

No dejen de probar el vino griego.


 


Publicado
Modificado
Leído 1585 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2
 
 


 

Capítulos de este diario