Chile en una semana (región central)

Escribe: rodrigomachado
Una agradable recorrida por el valle de Santiago, y puntos costeros, sin saltearnos los centros de esqui enclavados en la mejastuosidad de Los Andes. Comencemos "al tiro, po!"

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3 4

Santiago de Chile (Region metropolitana)

Santiago de Chile, Chile — sábado, 4 de abril de 2009

             En un abrir y cerrar de ojos, me encontraba organizando un viaje al país trasandino. Tengo parientes en Santiago, por lo que se trataría de un viaje familiar y a su vez de turista, junto con mi esposa, mi fiel compañera de viajes.Tomamos un colectivo de Santa Fe a Buenos Aires y desde allí un avión a Santiago. Como ya sabrán los viajeros del interior de la Argentina, llegar a Ezeiza es toda una complicación. Si uno llega a Aeroparque (aeropuerto de vuelos de cabotaje en la ciudad de Bs. As), o a Retiro (terminal de ómnibus), las opciones para acceder hasta la terminal aérea internacional son escasas, y en su mayoría costosas. Nosotros tomamos otro colectivo desde la terminal de Manuel Tienda León, conocida empresa que realiza los traslados hasta Ezeiza. El costo del viaje no es barato, pero siempre conviene, por frecuencia y trayectoria, asegurarse la llegada en horario adecuado por este medio. Es más económico si uno compra pasaje de ida y vuelta al mismo momento (Ar$ 75 = aprox. 20 dólares). El inconveniente es que no te buscan en Retiro y hay que caminar 4 cuadras hasta la terminal de MTL; siendo que los alrededores de Retiro no son muy seguros. Se puede acceder en taxi desde la terminal de Retiro hasta la de MTL, pero el precio que cobran por 4 cuadras es exorbitantemente alto (Ar$30 = 8 dólares aprox.). Otras opciones para llegar a Ezeiza son en taxi (110 Ar$ = aprox. 35 dólares), o colectivos desde la ciudad pero que no pasan por la zona de Retiro, y menos por Aeroparque. Además, si uno anda con equipaje, es bastante engorroso tener que pasear por Buenos Aires para tomar un colectivo urbano.

                  El viaje a Santiago fue placentero. Viajamos por Aerolíneas Argentinas, nos atendieron muy bien. Solo a la vuelta tuvimos una hora de retraso. Las tasas aeroportuarias están incluidas en el ticket aéreo desde marzo del 2009, por lo que no hay que abonar los 18 dólares que se abonaban anteriormente. Si bien para los viajeros frecuentes puede sonar como una obviedad, yo les recomiendo a los que no viajan tan frecuentemente que averigüen los precios de los pasajes por Internet, los reserven, reconfirmen y hagan el check-in por la misma vía. Generalmente hay precios promocionales y uno puede elegir el asiento, el tipo de comida y la forma de pago. 

                               Llegamos finalmente a Santiago. Nos recibió un clima cálido y seco, habitual en esa ciudad en la época de verano, aunque no en abril. El aeropuerto está todo restaurado, por lo cual es muy agradable y espacioso. La capital chilena es una de las urbes más grandes de Latinoamérica, con una población cercana a los 6 millones de habitantes (Casi la mitad de los habitantes de Chile). Cambió mucho desde la última vez que la visite en el 2003. Se ven muchas más construcciones de alto... (bah!, cuando el smog no las tapa). Todavía sigue siendo un problema muy importante para todos los santiaguinos. Es increíble que desde el centro no se vea la cordillera. Lo impactante es el cambio que se ve después de un día de lluvias. Las partículas de smog se condensan con el agua, y la nube de contaminación desaparece, dejando la asombrosa vista de los picos cordilleranos.
Como muchas ciudades populosas, Santiago, ofrece varias opciones para conocer. Como yo les explique, fui a visitar parientes, por lo cual me es imposible hablarles sobre lugares donde alojarse, aunque la oferta es variada; pero si les puedo contar que lugares visitar. Si bien los recorridos los hicimos en diferentes partes; acá van los lugares más interesantes: 

  • Centro de Santiago:

Si uno dispone de todo el día, puede caminar y conocer bastante. Pueden tomarse el metro para llegar hasta el punto de partida. El servicio es excelente, aunque debido a los cambios gestados últimamente en el servicio de transporte publico en Santiago, les recomiendo que eviten las horas pico (o pic, como dicen ellos, ya que pico es una mala palabra en Chile). Una de las paradas que pueden elegir es la de la Universidad de Chile, que queda muy cercana a la iglesia de San Francisco. Detrás de la Universidad y de la Iglesia se puede visitar el barrio Paris - Londres, pequeño conglomerado de casas antiguas muy bien cuidadas, que toman el nombre de esas importantes capitales europeas, por la similitud de la arquitectura. Pueden caminar, luego, hacia la plaza del bicentenario. Cercana a la explanada de esta plaza central se puede divisar uno de los edificios emblemáticos de Santiago: la torre ENTEL. Luego rumbo a la Moneda se puede entrar a recorrer los patios de la casa presidencial. Llamada la Moneda, porque originalmente era el lugar donde se acuñaban éstas. Debajo de la explanada de la plaza pueden encontrar una moderna sala de exhibiciones, que se inauguró hace aproximadamente dos años, en la que siempre hay cosas interesantes para ver. Desde allí, pueden acceder por la cercana calle Huérfanos (peatonal comercial) hasta la otra peatonal: Calle Ahumada, con rumbo a la Plaza de Armas. Rodeando la plaza podrán conocer la catedral, el edificio de correos de Chile y la municipalidad de Santiago. A sólo media cuadra de la Plaza de Armas esta la Casa Colorada. Se trata del edificio de alto más antiguo de la ciudad, que gracias a una política de conservación moderna, este edificio fue restaurado como museo. Les aconsejo que lo conozcan, la entrada es barata, y pueden disfrutar de la historia de la ciudad en maquetas tridimensionales... muy interesante.
Si están con apetito, cercano a la Plaza de Armas, se encuentra el Mercado Central, caracterizado por las comidas con acento a mar: no pueden perderse la "paila marina", especie de sopa, con todos los mariscos imaginados, servidos en un recipiente de madera (paila). ¡Exquisito!. Una vez que digirieron esa vigorizante comida, pueden caminar sobre el borde del río Mapocho (que divide a la ciudad en dos), un par de cuadras hasta el Parque Forestal, desde allí, cruzan al otro margen del rió por la avenida Vicuña Mackenna (que luego se transforma en calle Pío Nono). De esa forma entran al barrio de Bellavista. Se que muchas veces las comparaciones pueden resultar fastidiosas, pero a mi me hace acordar a Palermo Soho (para el que conoce Buenos Aires). Por la misma calle continúan el recorrido hasta toparse con el cerro San Cristóbal. Mirador por excelencia de la ciudad y del valle de Santiago. Pueden subir caminando, pero les aconsejo que hagan el doble trayecto, primero en funicular hasta la base en la que se encuentra "La Virgen de las Antenas", y luego en teleférico para recorrer el cerro en extensión. Desde donde se encuentra la Virgen tienen una vista espectacular de toda la ciudad, hay una capilla, venta de artículos regionales, e inclusive 200 metros hacia uno de los laterales (en donde esta la salida del teleférico) hay un restaurante - bar. Si van con chicos, deben bajar en la 1º parada del funicular, ya que allí se encuentra el zoológico de Santiago.
Una vez que terminaron y disfrutaron el recorrido por el cerro de más de 800 metros de altura (según figura en los folletos turísticos), pueden bajar nuevamente hacia el barrio Bellavista. Dos cuadras hacia izquierda de la salida principal (por un pequeño pasaje), vana encontrar una de las casas en las que vivió Pablo Neruda. Es una casa museo, que pueden visitar pagando una excursión. Terminado el recorrido podrán sentarse a tomar algo en Bellavista, donde hay varios bares con comidas de diferentes partes del mundo, un lugar un tanto bohemio - chic. Les aconsejo que eviten los bares de la calle Pío Nono, si es que quieren un poco de tranquilidad. Debido a la proximidad de dos importantes universidades, está lleno de estudiantes y hay mucho bullicio.
En el mismo barrio y sobre la calle Bellavista, está el paseo del Lapislázuli; piedra típica de Chile y Afganistán... en verdad recorrimos con mi esposa esa calle pero  no encontramos nada que nos llamara la atención. Es más, hasta nos pareció un poco raro el ambiente, por lo que decidimos dar la media vuelta. Lapislázuli van a encontrar en otros lados de la ciudad.
Para terminar el recorrido del centro, pueden volver a cruzar el Mapocho por la calle Pío Nono, y caminar por un pequeño barrio al costado del cerro Santa Lucía, para finalmente acceder a éste en la Avenida Alameda (B. O'Higgins). Este cerro es mucho más bajo, pero tiene muchos espacios verdes y agradables. Una entrada con una arquitectura magnifica, creada a principios del siglo XX por orden de Vicuña Mackenna (uno de los alcaldes de Santiago). Para cruzar la avenida les aconsejo bajen por una de las bocas del metro (la estación Santa Lucía está a solo 1 cuadra)... no se puede cruzar la avenida de otra forma. Allí hay una galería de artesanías donde sí van a poder encontrar lapislázuli, recorrer tranquilos, y comprar a buen precio... creo que para un día de recorrido es más que suficiente... A descansar!!! 

  • Providencia y Barrio El Golf:

                          Una vez descansados pueden realizar otro recorrido, por la zona más moderna de la ciudad: Providencia y Barrio El Golf. A la avenida Providencia, o bien a la Avenida 11 de septiembre (que desemboca en Providencia) pueden acceder en metro. Se trata de una zona comercial por excelencia por lo que pueden aprovechar para recorrer varias vidrieras y negocios de marcas conocidas. Entre lo más emblemático esta el mall panorámico, una galería de compras techada, pero no mucho más. El amante de lo histórico debe conocer la iglesia de la Providencia. Si necesitan más información turística o algún mapa o folleto, en frente a ésta se encuentra la oficina de turismo nacional, donde la atención es amena.
               Bajando por la misma Avenida, pueden continuar la caminata hasta llegar al Barrio El Golf, al que los santiaguinos llaman el "Sanhattan", por sus altos edificios de oficinas vidriados, avenidas anchas y arboladas. Varias propuestas interesantes para comer, o simplemente tomar un café. Las cadenas americanas están a la orden del día, es por eso que muchas veces se llama a los chilenos como: "los gringos de Sudamérica". Este paseo, que puede, luego extenderse por la Avenida Pedro de Valdivia (hacia la comuna de Ñuñoa), les lleva sólo una mañana.
                Pueden aprovechar la tarde para acercarse a la ladera de los Andes, en barrio Las Condes o San Carlos de Apoquindo. Las casas allí son más fastuosas y el barrio, tranquilo. Esta la opción de recorrer el "Camino de Chile". Sendero que en su concepto original tiene la idea de unir el norte del país con el sur, apto para ciclistas y caminantes. Caminar el tramo de Santiago permite estar en contacto con la cordillera y su vez contemplar una bella vista panorámica de la ciudad. 

Antes de finalizar el recorrido por la ciudad, les comento algo curioso: Existen en la ciudad de Santiago, numerosos bares con una característica bastante típica y podríamos decir autóctona: Los "Cafés con piernas", en el que van a ser servidos por chicas "muy cariñosas" y ligeras de ropa. Hay de diferentes "intensidades". Los más conocidos son los del centro. Los de más baja "intensidad" son frecuentados por parejas, hombres o mujeres solas; sin embargo los de mayor "voltaje" están un poco más escondidos y a él solo concurren "cafeteros" masculinos. Están abiertos generalmente por la  mañana, lo que lo hace aún más curioso; teniendo en cuenta lo conservador que es el pueblo chileno.


Opiniones:

Mi calificación promedio:
  •  
Servicio    
Comida    
Ambiente    
Precio/calidad    

Santa Bohemia

Comida: Comida Variada en Santiago de Chile, Chile

No pueden dejar de probar unas crepes rellenas de camarones. Riquisimas! Además, por Caupolicán a ambos laterales del restó van a poder disfrutar de varios locales de reparación de antigüedades. Sacan los muebles a la calle y los restauran para la venta.


Publicado
Modificado
Leído 3670 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3 4
 
 


 

Capítulos de este diario