Al fin al cabo del sueño

Escribe: miky82
El 10 de diciembre de 2004 comencé un viaje desde Bogotá (mi tierra natal) hasta la Guajira (el departamento mas al norte de Colombia) viajamos un amigo y su novia y yo con mi novia (los...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Al fin al cabo del sueño

Santa Marta, Colombia — lunes, 18 de julio de 2005

El 10 de diciembre de 2004 comencé un viaje desde Bogotá (mi tierra natal) hasta la Guajira (el departamento mas al norte de Colombia) viajamos un amigo y su novia y yo con mi novia (los precios están por persona), los pasajes nos constaron de Bogota a Santa Marta 83.000 pesos colombianos (36 U$) luego de 16 horas de viaje llegamos a Santa Marta, ese día lo pasamos allí y nos quedamos en un hotel llamado las vegas, el cual costo 10.000 pesos (4.3 U$) al siguiente día en la mañana salimos hacia el parque nacional Tayrona en donde los precios de la entrada para extranjeros son superiores por eso no los incluyo, para llegar al parque tomamos un bus en el mercado de santa marta (en calle 11 con cra. 11), el cual tuvo un costo de 2.500 pesos (1 U$), una ves en tayrona acampamos allí por 4 noches las cuales tuvieron un costo de 3000 pesos (1.3 U$), nos quedamos en un sitio llamado el cabo San Joaquín, el cual es una espectacular playa con una kiosco sobre una roca en un extremo del cabo, a 15 minutos a pie queda una playa nudista de arena un poco gruesa y al pasar esa playa hay otra playa nudista también, pero esta con unas olas gigantes en la cuales jugamos hasta que ya el cuerpo no nos dio mas, durante esos 4 días visitamos también las playa de la piscina “una hermosa playa de aguas calmadas en donde el snorkeling es lo mejor, también la playa de arrecifes, de paisajes espectaculares pero con corrientes submarinas las cuales hacen un poco peligroso el nado en esta playa, luego de 4 espectaculares días y noches salimos hacia la Guajira, en la entrada del parque tomamos un bus hasta la ciudad de Riohacha (capital de la Guajira), el cual tuvo un costo de 10.000 pesos (4.3 U$), allí legamos por la noche y fuimos a un hotel el cual tuvo un costo de 10.000 pesos (4.3 U$), esa noche salimos y conocimos el malecón de Riohacha y el comercio (este tiene productos enlatados a precios muy bajos, pues son traídos de Venezuela), al otro día en la mañana nos dirigimos al mercado nuevo un sitio en un extremo de la ciudad en donde abordamos una camioneta hasta el pueblo de Manaure (famoso por la producción de sal en Colombia) el pasaje nos costo 7.000 pesos (3 U$) allí dormimos esa noche en uno de los 2 hoteles del pueblo, el costo fue de 10.000 pesos (4.3 U$) allí no hay agua dulce y por supuesto no hay duchas y los baños (toilets) son bastantes deficientes, pero esto no causa mayores problemas, ese día fuimos a conocer las minas de sal y como era el proceso para obtenerla. Al día siguiente en la mañana salimos hacia “Musiche” un sitio en donde hay gran cantidad de aves y donde pudimos apreciar luego de 3 horas de búsqueda los flamencos rosados (valió la pena), nos acercamos hasta donde no los molestamos y tomamos algunas fotos, luego de esto salimos hacia Uribia (la capital indígena de Colombia), allí no hay mucho que ver si uno no va en la ferias y fiestas, desafortunadamente cuando nosotros fuimos no había nada especial y no había nada que hacer aparte de comer paleta en la única heladería del pueblo, de este pueblo salen las camionetas hacia el cabo de la vela (un lugar paradisíaco de playas poco profundas y con vientos fuertes todo el día y toda la noche) allí nos instalamos en hamaca las 2 primeras noches, esta costaba 5.000 pesos C/U (2.1 U$) y las otras 2 noches dormimos en carpas en la playa, estas no tuvieron ningún costo, pues la playa no es privada, luego de estos 2 días de relax comenzamos el viaje de vuelta, la camioneta que nos llevaría de regreso salía a las 3 a.m. y como es normal nos quedamos dormidos y el conductor tuvo que esperar a que guardáramos las carpas y nos alistáramos, esta camioneta tuvo un costo de 10.000 pesos (4.3 U$), en esta camioneta viajamos hasta la ciudad de Maicao, es un pueblo grande y sin mucho que conocer, solo el comercio y el licor barato, en este sitio tomamos un bus a la ciudad de Santa Marta este tuvo un costo de 15.000 pesos (7.1 U$), una ves en Santa Marta nos hospedamos en un hostal “Casa Familiar” el cual nos costo 7.000 pesos (3 U$), al día siguiente a la playa un rato por la mañana y por la tarde el regreso a bogota, por el mismo precio de la ida.

Un viaje para no olvidar, si algún día están interesados en viajar por Colombia, no duden en escribirme y si estoy en la ciudad con gusto les daré un rincón en mi casa para que no gasten en hotel y puedan conocer mas.



Publicado
Modificado
Leído 34681 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Al fin al cabo del sueño

   

Capítulos de este diario