Arica - Santa Cruz

Escribe: Ive2011
Bueno, finalmente se concretó el viaje... luego de dolores de estómago y nerviosismo, abordé el avión, y hasta el momento, parece que no me equivoqué. Bellísimo Santa Cruz!

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2

Al mariposario más grande de Bolivia... y mucho más!

Santa Cruz de la Sierra, Bolivia — jueves, 20 de enero de 2011

En la mañana desperté con la idea fija de ir al Biocentro Guembé, pues tenía entendido que era el mariposario más grande de Bolivia, que tenía un orquideario, unas piscinas lindísimas y todo. No soy gran fan de las mariposas, pero fui dispuesta a conocer algo nuevo y seguir pasándolo bien.
El hotel llamó un taxi, que por 50 bs me dejó en la entrada. El camino es bastante largo, pues hay que salir del radio urbano, pasar el 4º anillo, que es donde está el río Piraí, y entrar a un sector muy lujoso (casas preciosas!!), donde vas por un sendero de tierra o barro, dependiendo de la intensidad de las lluvias, jaja. Mala suerte que no llevé la campera de lluvia, pues cuando llegué caía muuucha agua y entré a la recepción toda mojada

En la recepción no esperen ser atendidos con mucha alegría. más bien te miran con cara de "y ud. que quiere?"... Y como uno es novato, no tienes idea de qué quieres -la idea es que ellos te atiendan o no??-. En fin, le dije que era primera vez que iba asique por favor me explicara como funciona la cosa, y partió cobrándome 90 bs ($6.300 chilenos, usd$12,5), lo que me daba derecho al tour, a andar en kayak y a usar las piscinas. Cabalgar tenía un costo adicional de 10 bs ($700 chilenos, usd$1,2) y si quería consumir algo, habían diversos puestos de snack, restaurant y bar para comprar.

Partí con el tour, donde nuestro guía amablemente nos mostró una variedad de abejas (sabían que algunas no tienen aguijón y su método de defensa es enredarse en el pelo de las personas y dejarlas pegoteadas con una sustancia rara???!!!!).
Luego, nos explicó el ciclo de vida de las mariposas, nos llevó al mariposario, una construcción dentro de la cual volaban muchísimas mariposas por todas partes, pasaban frente a tus ojos y tenías que correrte para no chocarlas! Bellísimas...

Tras eso, subimos a una mirador a 60 mts de altura, desde donde se ve toooodo, una inmensidad de árboles a la distancia, y mucho viento también.
Bajamos, y nos dirigimos al orquideario, donde lamentablemente la mayoría ya habían florecido (florecen 1 vez al año), pero tuve la suerte de ver 2 o 3 que sí tenían flores!!

Aquí tienen una parte mística, donde una construcción gigante, está hecha en proporción al número 7, de forma que las medidas son de 7x3, alrededor de 7 círculos concéntricos, con una estrella al medio de 7 puntas, etc. Además posee un círculo en la parte superior donde a determinada hora se pone el sol directo, iluminando la estrella y sierviendo de canal para la meditación y las energía que fluyen..... muy místico y tranquilo!!

Acá termina el tour y te dicen que eres libre de hacer lo que quieras. Personalmente me fui a recorrer, me metí por unos senderos no turísticos y habían casas, que después supe son de la gente que trabaja y vive ahí mismo. Luego, anduve en kayak y no me caí! Jajaa pero los brazos me dolían mucho.... tras eso, pagué 10 bs para andar en un caballo de nombre Burro (jajajajja me dio mucha risa, y en verdad parecía burro, era plomito y muy mansito!! Hermoso!). Recorrimos el bosque con un niño de 12 años, de nombre Bryan, quien trabaja ahí desde los 10 y está muy feliz porque ahora lo nombraron caballerizo oficial, con contrato y todo. Quiere terminar la escuela para seguir trabajando sin preocupaciones.... No puedo creer que desde niños trabajen en vez de jugar felices, eso fue un punto constante en todos los lugares que recorrí.

Tras esto me fui a almorzar y comí cola de lagarto. Exquisita!!! Una mezcla entre pescado y pollo, muy sabrosa y blandita!!! Recomendada 100%. Costo de plato más 1 jarra de limonada: 90 bs (Sí, es bastante caro el restaurant... los snack son más baratos).

Toda la tarde estuve corriendo de una piscina a otra, tirándome por los toboganes, etc. Realmente es un paraíso!!!!!!! Maravilloso.
En el bar me encontré con un chico de viajeros.com y compartimos el taxi de vuelta a la ciudad. por su parte, el taxista nos dio unas recomendaciones muy buenas para ir a Villa Tunari, en la provicia del Chapare, departamento de Cochabamba.
Quedamos de acuerdo en juntarnos al día siguiente a las 9 am para ir a Villa Tunari, de modo que me fui al hotel y me dormí cansadísima pensando en el día siguiente, en la aventura a la selva...


Publicado
Modificado
Leído 4988 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2
 
 


 

Capítulos de este diario