Costa Rica 15-9-06 a 3-10-06

Escribe: saulastur
VIAJE A COSTA RICA del 15/9/06 al 3/10/06GENERALIDADES: El viaje por Costa Rica supone sobre todo un estado de exaltación visual por los paisajes, flora y fauna que se ve, indicado sobre todo...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Costa Rica 15-9-06 a 3-10-06

San José, Costa Rica — jueves, 12 de octubre de 2006

VIAJE A COSTA RICA del 15/9/06 al 3/10/06

GENERALIDADES:
El viaje por Costa Rica supone sobre todo un estado de exaltación visual por los paisajes, flora y fauna que se ve, indicado sobre todo para las personas que les guste la naturaleza y el aire libre, así como el senderismo y las caminatas, además de los amantes a la fotografía y al video, por lo que resulta un viaje inolvidable y muy interesante, pero quizás no el más adecuado para viajes de novios, por ejemplo, dado que resulta cansado, no muy indicado para el relax, aunque hay tiempo para todo, puesto que los hoteles están integrados generalmente en zonas naturales, con piscinas estupendas, y también están las zonas de Caribe y del Pacífico, aptas para la playa, además de aguas termales en la zona de Volcán Arenal. Por supuesto no resulta apropiado para gente que no disfrute de las caminatas y que prefiera las zonas urbanas. En todos los destinos turísticos (o sea, todo el país) existen múltiples actividades, unas más relajadas y otras más intensas, pero la mayoría son aptas para todos los públicos, con tal de que se tenga una forma física razonable, es decir, no es necesario ser ningún atleta ni mucho menos un suicida. Es un país bien preparado para el turista, y el trato de la gente es extremadamente correcto, educado y servicial, sin caer en la pesadez de otros destinos. La gente, en general, es atenta y dulce.
El clima es tropical, con temperaturas estables a lo largo del todo el año, si bien hay dos estaciones, la húmeda o verde (verano en España), y la seca (diciembre a abril), aunque a juzgar por lo verde del país, yo diría que llueve todo el año. Nosotros hemos ido en septiembre ( húmeda), que es a la vez temporada baja, con precios más baratos. Tiene la ventaja que existe menos turismo (en temporada alta parece que existe mucho turista norteamericano). Llueve todos los días, generalmente al atardecer, pero en modo alguno impide la realización del programa que cada uno se marque. Eso sí, es conveniente llevar siempre encima en la mochila un poncho o capa impermeable, porque cuando llueve lo hace con ganas, aunque suele durar poco, es decir, ni mucho menos se tira el día lloviendo. La temperatura a menudo es bochornosa y se suda mucho, por lo que es conveniente llevar ropa adecuada, camisetas de algodón o mejor de fibra transpirable, que secan mejor (es un decir, porque allí no se seca nada). Nosotros, al disponer de coche, teníamos la opción de utilizar los traslados para exponer al sol a través de los cristales las prendas húmedas, que es la única forma que encontramos para que se secaran las prendas y no introducir la ropa sucia y mojada en la maleta. De todos modos en los hoteles se puede usar el servicio de lavandería, que es rápido porque utilizan secadora. No hace frío salvo en las zonas de alta montaña (Monteverde) o en la cima de los volcanes, donde es recomendable llevar pantalón largo y un suéter, incluso gorro. En el resto de las zonas, basta con pantalón corto o pirata y camiseta de tirantes o manga corta, si bien en los parques naturales puede ser conveniente llevar pantalón largo, por aquello de los bichos (sobre todo mosquitos). Se aconseja llevar repelente para insectos tropicales (relec, de venta en farmacias), o bien comprarlo allí (off, marca local). En honor a la verdad tengo que decir que en 18 días de viaje nos sobró con el bote que llevábamos de España, y la mayoría de los días ni siquiera nos lo echamos, pero supongo que dependerá de cada persona y de las condiciones ambientales, mejor prevenir. Obviamente también es conveniente gorra, gafas de sol y protector solar. Especial atención al calzado, apto para senderismo, impermeable, aunque lo más ligero posible, y chanclas de playa. Inexcusable la cámara fotográfica.
En Costa Rica está menos extendido que en otros países el viaje organizado en grupos grandes. Se estila más el viaje individual, por parejas, en dos modalidades: en vehículo de alquiler, que siempre da más libertad a la hora de moverse, generalmente 4x4, no porque se vaya a necesitar necesariamente la tracción a las cuatro ruedas, pero conveniente que tenga buena y resistente amortiguación para las carreteras bacheadas; o bien contratando la opción de traslados de una zona a otra, en minibuses de 6-8 personas, lo que evita el conducir por carreteras no siempre transitables para el concepto europeo. Eso sí, en el caso de optar por esta última opción, hay que depender de taxi para trasladarse de los hoteles a las poblaciones, o a las zonas de interés, o contratar las excursiones que generalmente incluyen la recogida y traslado desde los hoteles respectivos.
La moneda local es el colón (1 $ USA= 520 colones, si bien en los comercios suelen redondear a 500 colones) . Se puede pagar sin embargo en $ USA, aunque el cambio lo darán en colones. En muchos sitios se puede pagar con tarjeta de crédito sin problemas (gasolineras, restaurantes, hoteles, tiendas de recuerdos, etc).
Es conveniente llevar un adaptador de clavija plana para enchufar y cargar el móvil, cámaras de foto y video, secador, etc. En muchos hoteles el baño está provisto de secador de pelo, así como caja de seguridad. También se pueden volcar a Cd las tarjetas digitales en cualquier población media, incluso sitios remotos.
Los desayunos son abundantes, lo cual es de agradecer porque las actividades del día son cansadas. Existe posibilidad de tomar huevos, tortillas, salchicha, baicon, jamón york, queso, el famoso gallo-pinto (arroz blanco con frijoles, aderezado con la salsa Lizano, una popular marca local), platos de frutas tropicales (piña, sandía, plátano, mango, papaya), yogur, café, bollería, tortas, etc. A mediodía es mas conveniente comer cualquier cosa para salir de paso y aprovechar las actividades, y luego a la cena, más reposado, comer en condiciones. Se puede comer por poco dinero en las sodas (locales de comidas, de tipo familiar). El plato típico es el casado, que es lo mismo que el gallo pinto del desayuno, arroz y frijoles en salsa Lizano, pero que para la comida se le añade pollo o pescado o res, aderezado con guarnición de zanahoria, yuca, plátano, lechuga, palmito, etc. . Los restaurantes algo más lujosos tampoco tienen un precio excesivo, incluso los de los hoteles. En la factura de los restaurantes (no sodas) se incluyen los impuestos, sumando un suplemento del 10 % en concepto de servicio, aunque si éste ha sido bueno se puede añadir una propina. Todo suele estar muy bueno, aderezado con productos locales, como maíz, verduras, arroz, yuca, patatas, etc. La cocina es sabrosa. En la zona del Caribe Sur acostumbrar a utilizar mucho el coco en la cocina, de tipo más jamaicano. En cuanto a la bebida la cerveza local más popular, Imperial, es rubia, muy aceptable, precio unos 800-900 colones, es decir, menos de 1.5 $, mejor que el vino, que es caro. También muy recomendables los zumos y batidos de frutas, en leche o agua. La bebida alcohólica más popular es el guaro, aunque nos dijeron que era muy fuerte. No puedo opinar.
Respecto al alojamiento, lógicamente en un país fuertemente preparado para el turismo, hay una amplia gama de oferta para todos los bolsillos, desde los aptos para mochileros hasta los que buscan gran lujo. Hasta en los rincones más recónditos se pueden encontrar lo que llaman "cabinas", equivalentes a hostales. Existen también alojamientos en plena naturaleza, integrados con los parajes naturales, de gran belleza, generalmente cabañas o chalecitos muchas veces de madera, con mecedoras o hamacas (de esas que se cuelgan entre dos árboles), a menudo sin cristales en las ventanas, que cuentan con mosquitera y contraventana de madera. Son los llamados lodges, como los de Tortuguero, por ejemplo. Por último hay hoteles "con encanto", enclavados en haciendas o plantaciones de café o macadamiza. Nosotros optamos por buscar opciones bonitas y cómodas, pues tras las actividades diarias, a menudo se llega rendido al hotel, con ganas de ducharse y relajarse en una buena piscina o un jacuzzi, sin buscar tampoco grandes lujos que nos disparara el presupuesto. Después de comparar precios, observamos que para el mismo hotel, nos salía más barato contratar a través de una agencia local (Asuaire travel) que directamente con el hotel, supongo que les facilitaran precios especiales. El nivel medio resultante superó las expectativas.

DIARIO DE VIAJE

1er. DIA (15/09/06)- ESPAÑA-SAN JOSE. Vuelo con Iberia, sin problemas y con servicio de catering. 709 E billete electrónico por internet, tasas incluidas, más 41 E de seguro de anulación, por si las moscas. Llegada a S. José. Desde el avión, antes de aterrizar, ya divisamos un país muy verde. Nos vienen a recoger de la Agencia Asuaire, http://www.asuaire.com/ con la que llevábamos contratados los alojamientos 15 noches, con desayuno, así como el paquete de Tortuguero de 3 días, dos noches más, en régimen de pensión completa, y el alquiler de vehículo Daihatsu Terios por 13 días, a partir de la salida de Tortuguero, con seguro a todo riesgo. Nos incluye en el precio excursión de un día de rafting en el río Pacuaré y entrada al balneario del Tabacón en Volcán Arenal, con cena-buffet, además de traslados de aeropuerto a San José y viceversa. Precio por persona 1376 $ , que hicimos efectivos por medio de tarjeta de crédito en la propia oficina de la agencia, a la que nos condujeron desde el aeropuerto. Previamente no habíamos adelantado dinero alguno, sistema que nos hizo decidirnos por esta agencia, además de la comparativa de precio con otras agencias locales, http://www.costaricantreasures.com/spa/home.html , http://adventure-costarica.com/viajes/ a las que pedimos presupuestos. Recomendable hacerlo con varias y comparar incluso haciendo referencia a otros presupuestos. De esa manera Asuaire nos rebajó el precio inicialmente ofrecido y nos incluyó el rafting, al hacerlo otra compañía rival. Tras pagar lo acordado y retirar la documentación del viaje (talonario de bonos que se van entregando en los distintos hoteles, mapa de carreteras) nos llevan para pasar la primera noche al Hotel Centro Colón, http://www.hotelcentrocolon.com/, discreto, el peor del viaje, dentro de lo esperado. Dejamos las maletas y cambiamos algo de dinero para tener moneda local, al cambio de 520 colones un dólar USA, y damos un breve paseo hasta el centro. La capital algo descuidada, no refleja lo que posteriormente veremos. Es tarde, puesto que en Costa Rica amanece a las 5.30 pero anochece a las 17.30, además estamos cansados del viaje y nos volvemos al hotel, al día siguiente toca madrugar.

2º DIA /16/09/06)- SAN JOSE-TORTUGUERO. Desayuno a las 6 AM. y traslado en bus a Tortuguero. Se atraviesa el P.N. Braulio Carrillo, que nos deja con la boca abierta. Es nuestro primer contacto con lo que después ofrecerá el resto del viaje. Un espectáculo visual, interminables valles y colinas con exuberante vegetación y de vez en cuando agua cayendo junto a la carretera en forma de pequeñas cascadas. Divisamos la primera mariposa morpho, enorme, con las alas de color azul intenso, que nos deja asombrados. También observamos las "sombrillas de pobre", plantas que crecen en las cunetas, con hojas enormes. Segundo desayuno en ruta. En Siquirres abandonamos la carretera principal y el autobús nos lleva hacia Tortuguero por un camino sin asfaltar (el primero del viaje), haciendo una breve parada en una planta empaquetadora de bananas, para hacer las primeras fotografías. Atravesamos grandes plantaciones de banana y llegamos al embarcadero, en donde subimos al bote que nos traslada a través de los canales (segunda impresión del día) al Laguna Lodge http://www.lagunatortuguero.com/ ( una preciosidad, habitaciones en cabañas de madera y estupendos jardines, la comida tipo buffet abundante y agradable), en donde tenemos contratado el paquete de 3 días con dos noches, en pensión completa, incluyendo los tours por los canales. Almuerzo y por la tarde primera visita panorámica al parque nacional de Tortuguero y al pueblo de Tortuguero. Fotografiamos una boa enroscada en una rama de un árbol. Cena y excursión opcional nocturna para desove de tortugas (25$). Vemos tres tortugas, aunque ninguna desovando.

3º DIA (17/09/06)- TORTUGUERO. Pensión completa. Por la mañana visita de los canales en lancha, amenaza lluvia y nos colocamos los ponchos, pero al rato sale el sol y nos los quitamos (observación de aves marinas, monos araña, aulladores, cara-blanca y perezosos, tucanes,etc), desembarco a los pies de Cerro Tortuguero para breve caminata (tarántulas y pequeñas ranitas). Regreso al Lodge en bote para la comida. Por la tarde nueva excursión en lancha por los canales (más monos, caimanes, tortugas, aves...) http://www.costaricamap.com/esp/biorefbarra.html Tortuguero es impresionante, sin duda uno de los lugares estrella del viaje. http://www.conozcacostarica.com/parques/tortuguero.htm Un paraíso para quien guste de la naturaleza o de la fotografía. Sobresaliente.

4º DIA (18/09/06)- TORTUGUERO- PUERTO VIEJO (CAHUITA). Desayuno. Con pena salida de Tortuguero en lancha, a eso de las 9.30. Ultimo recorrido por los canales hasta el embarcadero para tomar bus hasta Siquirres. Almuerzo incluido en el Caribbean Disk (bar de carretera) y entrega en el aparcamiento del 4x4 por la compañía Mapache http://www.mapache.com/espanol/index.html , un Terios, sin problemas en el resto del viaje. El precio venía englobado en el paquete de la agencia Asuaire. Tenemos, eso sí que dejar un depósito de 100 $ con la tarjeta visa, que nos devolverían a la devolución del vehículo, más otros 300 $ de depósito opcional por retirar un teléfono móvil que se puede utilizar sin restricciones y gratuitamente para llamadas nacionales. El vehículo resulta muy manejable, consume poco, maletero pequeño, ideal para una pareja con no demasiado equipaje (llevábamos dos maletas tamaño normal y un troley pequeño) . Tomamos carretera hasta PuertoViejo de Talamanca, http://www.puertoviejo.net/ vía Puerto Limón y Cahuita. http://www.govisitcostarica.co.cr/travelinfo/mapLg.asp?mapID=6 Tardamos unas 3,5 horas largas, despacio, como el resto del viaje, sin prisa y parando de vez en cuando para contemplar el paisaje o tomar alguna foto. La carretera correcta hasta Cahuita, de allí a Puerto Viejo un desastre, sin asfaltar y con grandes socavones. Son 5 Km. Pero parecen 15. Llegada a bungalows Azanía, http://www.azania-costarica.com/spa/bungalows.htm, en Playa Cocles, pasados un par de Km. de Puerto viejo. El hotel estupendo, son bungalows independientes en cabañas de madera, en unos jardines muy bonitos , con colibríes, ardillas, lagartos, etc. Régimen de alojamiento y desayuno, como el resto del viaje. Nos dejamos convencer (error) para contratar excursión para el día siguiente de día completo en Cahuita con snorkel en arrecife coralino y caminata por el Parque natural 55 $, almuerzo incluido y refrigerio de frutas tras el snorkel. Dejamos las maletas y nos acercamos a Puerto Viejo. Ambiente rasta, pero menos. Muchas tiendas de souvenirs, algunas interesantes. Se nota que es temporada baja, no hay demasiada gente. Cenamos en El Parquecito. Bien. Langosta a la plancha a precio razonable. Cerveza Imperial (la marca local más conocida)

5º DIA (19/09/06)- CAHUITA. Desayuno. Nos vienen a recoger a las 9.00 para hacer la excursión que contratamos el día anterior. Nos llevan a Cahuita e iniciamos la excursión en lancha (un bote de marineros) para hacer snorkel en el arrecife coralino. Después de un par de horas chapoteando desembarcamos en el P.N. Cahuita http://www.conozcacostarica.com/parques/cahuita.htm y tras un refrigerio de frutas (piña y sandía) iniciamos una caminata por el parque con el guía. En realidad el Parque Cahuita se trata de un sendero de 3 Km. que parte del pueblo y va bordeando la orilla del mar. Se puede hacer perfectamente por cuenta propia, sin guía, y con un poco de atención es fácil encontrar animales. En el hotel ofrecían otras excursiones, entre ellas la de contemplación de delfines en la desembocadura del río Sixaola, frontera ya con Panamá, y después visita a la reserva de Gandoca-Manzanillo hubiera sido una buena opción. Acabada la excursión nos llevan a comer a una soda (restaurantes locales). Entre una cosa y otra cuando volvemos al hotel es ya avanzada la tarde (en Costa Rica amanece a las 5 y pico, pero anochece también a eso de las 17.30), por lo que se desbaratan nuestros planes de utilizar la tarde para visitar con el coche la zona de Gandoca-Manzanillo. Cuando llegamos cae un chaparrón de aúpa, así que decidimos irnos pronto para la cama y levantarnos temprano al día siguiente para visitar la zona de Manzanillo antes del desayuno y de irnos hacia Turrialba, próximo destino.

6º DIA (20/09/06)- PTO. VIEJO- TURRIALBA. Como quiera que en el Azanía no madrugan mucho con el desayuno (amanece a las 5.15 pero no sirven hasta las 8.00), nos levantamos antes de que amanezca y con el coche nos vamos dirección Manzanillo, a escasos Km.(una media hora). La carretera con tramos sin asfaltar y muy bacheada. Llegamos a Playa Uva cuando está amaneciendo. Los amaneceres en la zona del caribe, un espectáculo visual. Junto a la playa, en los árboles, vemos (y sobre todo escuchamos) a los monos aulladores, que ya nos habían despertado en la estancia en Tortuguero, pero entonces no sabíamos lo qué era ese ruido, parecido a un lejano rugido de un león (compréndase que cuando uno se despierta, medio dormido, no está para muchas consideraciones). Seguimos hacia Manzanillo. En realidad son cuatro casas junto a la playa, y presidiendo el conocido Restaurante Maxi´s. Hubieramos ido la noche anterior de no caer el diluvio universal. Unos españoles con los que coindimos en la excursión a Cahuita habían estado cenando, con buen resultado. Más langosta. Nos quedamos sin probarlo, aunque el Parquecito en Puerto Viejo estuvo correcto. La pena es que el Maxi´s está junto a la playa de Manzanillo y su influencia es negativa. La playa está muy sucia, llena de botellas y vasos. Una pena. Seguimos por el camino que hay por detrás hasta que la desembocadura de un río impide el paso al coche. Lo cruzamos a pie (no cubre mucho) y llegamos a la reserva de Gandoca-Manzanillo http://www.infoweb.co.cr/turismo/parques/gandoca_manzanillo.html Se trata de una sucesión de calas vírgenes y una zona boscosa que llega hasta las mismas. Una pasada. Justifica el viaje hasta el Caribe Sur de Costa Rica. Más bonito sin duda que Cahuita, y sobre todo, más virgen. Decidimos ir por la zona costera, sacando fotos a tutiplén, y volver por un sendero paralelo a la costa, dentro del bosque. No da para màs el tiempo, así que volvemos al coche, tras volver a cruzar el río y regresamos al hotel para desayunar y poner rumbo a Turrialba. De camino, en Puerto Limón repostamos gasolina por primera vez. El empleado de la agencia de coches nos dijo que le echáramos gasolina super, algo más barata que en España, pero tampoco una exageración. Sin embargo el coche consume poco.
Llegamos a Siquirres y nos desviamos al interior, dirección Turrialba. El paisaje cambia por completo, zona montañosa, con muchos y amplios valles. De vez en cuando surgen vistas espectaculares. Paramos por el camino en una pulpería, que es como llaman en las zonas rurales a unas tiendas que abastecen al pueblo de toda clase de productos, y nos hacemos unos bocadillos que comemos divisando el paisaje. Después la carretera (en perfecto estado) deja de subir y comenzamos la bajada hasta Turrialba. Divisamos el Lago Angostura (artificial, formado por una presa sobre el río Reventazón). Antes de llegar a la población de Turrialba nos desviamos hacia La Suiza, donde está el Hotel Casa Turiré, http://www.hotelcasaturire.com/espanol/printableversion.htm (muy bueno), una antigua hacienda entre una plantación de café, macadamia y caña de azúcar. Organizan excursiones, como cabalgatas por las plantaciones. Sin embargo el motivo de nuestra visita a Turrialba es servirnos de base de operaciones para hacer al día siguiente un rafting en el río Pacuaré, http://www.aventurasnaturalescostarica.com/espanol/php/pacuarrriver.php que está entre los cinco ríos más importantes del mundo en rafting. Tras llegar al hotel, cae el chaparrón vespertino diario y damos una vuelta por los jardines y alrededores, muy cuidados. Como quiera que el pueblo de Turrialba queda unos Km. alejado y que el restaurante del hotel tiene buena pinta, y un menú muy asequible, unos 12 $ con cerveza local Imperial (en Costa Rica no es recomendable pedir vino, porque es de importación, bastante caro, a veces el precio por encima de la comida en sí) . Decidimos cenar allí (un acierto) y retirarnos pronto a descansar para lo que se avecina al día siguiente. El hotel muy tranquilo. Se vuelve a notar que es temporada baja. Prácticamente estamos solos, y se nota en la atención.

7º DIA (21/09/06)- TURRIALBA. Desayuno. Nos pasa a buscar un taxi para conducirnos a un punto en donde nos reunimos con una buseta procedente de San José con otros turistas que van a realizar el rafting por el río Pacuaré, que es uno de los cinco ríos más importantes del mundo en esta materia, con competiciones internacionales. Además estamos en temporada de lluvias, por lo que el río lleva un buen nivel de agua Nosotros nunca hemos hecho rafting, ni deportes parecidos. De hecho ni siquiera nos atrevimos en Port-Aventura a subrinos al Dragon -Kam. En la buseta hacemos el último tramo de recorrido hasta el lugar del río en donde comenzamos. Mientras tanto el guía, que será quien maneje la lancha, nos instruye sobre las precauciones a tomar y posibles casos que puedan ocurrir en la actividad. Empiezo a arrepentirme de habernos metido en semejante faena, pero por orgullo no nos damos la vuelta, aunque si hubieramos podido lo habríamos hecho. Hubiera sido un error. Tras subirnos a la lancha con otros tres turistas, y pasar el primer rápido, descubrimos una de las experiencias más bonitas, interesantes y excitantes del viaje. Agradezco a otros foreros que recomendaron esta actividad. Fantástica. No se pasa miedo, al contrario, se disfruta en los rápidos, y el paisaje es tremendo. Al final se me hace corto. Desembarcamos y nos llevan a un centro de la propia empresa de rafting (Ríos Tropicales) http://www.riostropicales.com/ para comer. Después nos recoge otro taxi que nos lleva de vuelta a Casa Turiré. Estamos cansados, dado que en la actividad del rafting no hay que hacer excesiva fuerza, pero sí estar en continua tensión, por lo que dedicamos el resto de la tarde a relajarnos en la piscina y el jacuzzi de la misma (para nosotros solos). Luego cenamos de nuevo en el hotel. Muy buena relación calidad-precio.

8º DIA (22/09/06)- TURRIALBA- SARAPIQUI. Desayuno. Toca traslado a Sarapiquí. Hemos madrugado para salir temprano porque de camino queremos visitar el primero de los tres volcanes a los que iremos a lo largo del viaje, el volcán Irazú. http://www.infoweb.co.cr/turismo/parques/volcan_irazu.html Es conveniente llegar cuanto antes porque hemos leído que a partir de media mañana los volcanes se cubren de nubes. De camino pasamos de largo por la desviación a otro volcán, el Turrialba, pero en éste la subida no está asfaltada y ya hemos comprobado en Puerto Viejo cómo se las gastan las carreteras de ese tipo. El camino hasta el volcán Irazú es largo, con mucha curva, carretera de montaña, pero merece la pena el esfuerzo porque las vistas y el paisaje que se va cruzando es impresionante. http://www.guiascostarica.com/rmap04.htm Por fín llegamos (hemos tardado unas dos horas). La entrada al parque cuesta unos 7 $, como la mayoría de los parques nacionales de Costa Rica, más otro $ por el coche. Hay varios cráteres, el más impresionante ocupado por una laguna color verdosa que ya había visto en las fotografías de las guías. No decepciona. En la cima hace bastante frío. Terminada la visita nos dirigimos hacia la población de Cartago y de allí al cercano Jardín botánico Lankester http://www.jardinbotanicolankester.org/ing/index.html . (5$) Nos es época de floración de las orquídeas (lo es de febrero a abril), pero aún así vemos varias florecidas, así como el resto del jardín. Continuamos viaje dirección San José que dejamos atrás, para dirigirnos por Heredia, pasando junto al cafetal de Britt http://www.cafebritt.com/ , que organiza visitas, si bien seguimos de largo. El paisaje es muy bonito, con cafetales y plataneros. Nuestro destino es la población de La Virgen de Sarapiquí, en donde está nuestro hotel, el Centro Neotrópico Sarapiqui http://www.sarapiquis.org/frameset.htm . En realidad es una especie de proyecto de turismo sostenible, que emplea a gente local y que engloba el hotel (las habitaciones están en una chozas circulares), el centro arqueológico Alma Alta, un jardín botánico y que linda con una reserva biológica de bosque lluvioso http://www.tirimbina.org/acerca-de.html a la que se accede por un largo puente colgante sobre el río Sarapiquí. En cualquier caso nuestro plan es que nos sirva de base de operaciones para explorar el Volcán Poas y las cataratas de la Paz. El viaje se alarga un poco, pero el paisaje es majestuoso. Cenamos (tipo buffet, por 12 $)y nos vamos a la cama. Al día siguiente nos espera nuestro segundo volcán.

9º DIA (23/09/06) SARAPIQUI. Desayuno. Salimos temprano dirección a la población de Varablanca y de ahí a la de Poasito, para llegar al parque nacional del Volcán Poas. http://www.infoweb.co.cr/turismo/parques/volcan_poas.html El hotel queda algo lejos (tardamos 1h 30m). El paisaje a la subida es, como siempre, magnífico, pero tenemos prisa por llegar a la cima para que no esté cubierta de nubes. Tras pagar la entrada y dejar el coche en el parqueo, subimos a toda prisa al cráter principal y.......está cubierto por la niebla. No se ve nada. No hay problema, paciencia. Iniciamos el sendero que va hasta otro segundo cráter, ocupado por la laguna Botos, que también está cubierto de nubes y no se ve nada. El sendero continúa, llamado del canto de las aves, http://www.fundecor.org/popup.php?module=ContentExpress&func=display&ceid=32&POSTNUKESID=f53fd359538f741037e648400c3736cc con un paisaje sobrecogedor puesto que la niebla dibuja formas caprichosas con los árboles a nuestro alrededor. Fantasmagórico. Y los sonidos de los pájaros nos siguen a lo largo del recorrido. De repente comienza a despejarse y sale el sol. Volvemos a los dos cráteres que, como por arte de magia, aparecen completamente despejados. Un espectáculo. Totalmente distinto al Irazú del día anterior. El cráter del Poas tiene fumarolas que ascienden. La laguna Botos se muestra impresionante rodeada de una vegetación exuberante. El parque tiene varios senderos para disfrutar de las caminatas. Regresamos al coche y nos encaminamos a las cataratas de la paz http://www.waterfallgardens.com/ un complejo privado que tiene hotel, el Peace Lodge (parece muy recomendable, además de estar a tiro de piedra del Volcán Poas), un sendero que conduce a varias cataratas espléndidas, mariposario, ranario, serpentario, colibríes. La entrada cuesta 25 $, con posibilidad de una comida buffet por un incremento en el precio de la entrada. La visita se amortiza bien. Pasamos el resto de la tarde admirando y contemplando todo. Volvemos al hotel para cenar.

10º DIA (24/09/06)- SARAPIQUI-ARENAL. Desayuno. Prontito, y sin desalojar aún el hotel decidimos aprovechar la reserva Tirimbina que es limítrofe con el mismo. Hay visitas guiadas pero decidimos hacer el recorrido auto-guiado. Cruzamos nuestro primer puente colgante en Costa Rica, que resulta ser uno de los más largos del país. Existen varios senderos perfectamente señalizados, incluso uno de ellos con varios puntos indicados y comentados en el plano-guía que dan con la entrada. Hacemos una caminata de unas dos horas. La sensación es la de pasear en medio de una selva (es que lo es) de las que se ven en las películas, con los sonidos de los monos aulladores, las chicharras, y los pájaros a nuestro alrededor. De regreso al hotel nos duchamos por segunda vez y tomamos el coche dirección Volcán Arenal. El día está muy despejado y pronto divisamos la silueta cónica perfecta del volcán, que se va agrandando a nuestro paso. Después nos comentarían que no es lo habitual, puesto que a menudo está cubierto de nubes. El traslado es el más corto de los que haremos. En 1,30 h. llegamos al pueblo de La Fortuna y tomamos la carretera que lleva a los hoteles y al propio volcán. http://www.monteverdeinfo.com/arenal/arenal-volcano-map.htm Nuestro hotel es el Volcano Lodge , http://www.volcanolodge.com/ en realidad bungalows con vistas al volcán, y unos terracitas con unas mecedoras que lo contemplan. El hotel muy bien, con jardines espectaculares (como siempre), piscina, jacuzzi. Temporada baja, poca gente. La zona de Arenal, como muy acertadamente comentaron otros foreros, es una zona indicada para la lavandería, (0.5 $ la prenda), a mitad del camino de los recorridos que se suelen hacer por Costa Rica. Por la tarde nos aproximamos al pueblo de la Fortuna y de allí a la Catarata del mismo nombre, http://www.tilajari.com/waterfall_virtual_esp.htm por un corto camino sin asfaltar, pero apto para el vehículo. El precio de la entrada los habituales 7 $, Tras haber visto el día anterior las cataratas de la paz, tenía dudas sobre si sería repetitivo. Para nada. Nada más entrar hay un mirador desde el que se descubre a lo lejos la catarata cayendo rodeada de una inmensa vegetación. Se accede por un empinado camino de escalones que baja. Algunos turistas deciden bañarse en la charca próxima, quizás para refrescarse ante la subida que se avecina en el regreso.
Volvemos al hotel y nos cambiamos para ir a las Termas de Tabacón, próximas al hotel del mismo nombre, http://www.tabacon.com/ . Hay taquillas y facilitan toalla. Las termas son una sucesión de piscinas de agua hirviendo (bueno, no hirviendo, pero casi....) procedente del volcán. Las charcas están rodeadas de vegetación exuberante, pero como es noche cerrada, no se aprecia. Sin embargo lo que sí que se aprecia por ser de noche es la lava incandescente resbalar y explosionar por las laderas del volcán. Impresionante. Nos dicen que tenemos suerte, puesto que si está rodeado de nubes no se suele ver. Aguantamos lo que podemos en las piscinas y tras pasar por los vestuarios damos cuenta de la cena-buffet. La entrada con cena cuesta unos 60 $, aunque nosotros lo teníamos incluido en el paquete de Asuaire. Hay otras termas en la zona, las Baldi y las Eco-termal. No puedo opinar sobre ellas.

11º DIA (25/09/06)- ARENAL. Desayuno. Iniciamos el día visitando los puentes colgantes de arenal,. http://www.puentescolgantes.com/ Hay recorridos guiados, pero decidimos ir por libre. Después de la caminata nos acercamos al parque nacional Volcán Arenal. http://www.infoweb.co.cr/turismo/parques/arenal.html Con el coche se accede a un mirador, en su base. De día no se aprecia la lava incandescente pero sí que se oyen unas explosiones que nacen del volcán. Comprobamos además que parte de lo que nos parecían nubes en su cima es en realidad humo y vapores. A nuestras espaldas se extiende la Laguna Arenal. Un lago artificial formado por una presa. Es el responsable del 80 % de la electricidad del país. En el parque existe un sendero que se inicia por caminos de cenizas y lava solidificada de la erupción de 1993. Luego el sendero se adentra en bosque lluvioso. Finalizada la visita, es media tarde y continuamos a la reserva privada de Arenal. http://www.arenalreserve.com/ Allí existe un teleférico que deseamos visitar. Las vistas son impresionantes del propio volcán, del bosque lluvioso y de la laguna Arenal y el día está muy despejado. La subida en teleférico cuesta 50 $, pero por 10 $ más el regreso se hace por medio de tiralíneas. La elección es clara, a pesar de que el tiralíneas teníamos previsto hacerlo en Monteverde. La empresa que lleva el asunto es sky trek, http://www.skytrek.com/ que tiene otra delegación en Monteverde, y que tiene un sistema de polea distinto al de selvatura. http://www.selvatura.com/ . La tiralínea no da miedo. Se ve el sistema muy seguro, y en ningún momento tengo sensación de peligro. El usuario se agarra a la polea, pero en realidad va convenientemente sujeto por un arnés Cuando se avanza a toda velocidad por medio del valle, con el volcán a un lado, la vista se pierde a la lejanía, hasta alcanzar la laguna de Arenal. Uno siente el privilegio de un pájaro. Regresamos al hotel (tras varias paradas para contemplar por el camino un numerosísimo grupo de pizotes cruzando la carretera, unos monos columpiándose por los cables de luz y un grupo de tucanes), y de allí al pueblo de la Fortuna. Cenamos en un restaurante típico y pintoresco, a la entrada de la población, La choza de Laurel, http://www.lachozadelaurel.com/ recomendado en algún foro. No defrauda. Excelente comida a un precio muy razonable. De regreso al hotel, noche cerrada, observamos de nuevo la espectacularidad de los chorros de lava incandescente derramarse por la colina del volcán, y las rocas caer rodando y rebotando por sus laderas. Después de serpentear por la carretera buscando el lugar más propicio para su contemplación, acabamos dándonos cuenta que cómodamente sentados en las mecedoras de la terraza de la habitación del hotel se ve perfectamente. Nos dormimos con las cortinas abiertas viendo la lava. Suponemos que hemos tenido suerte de las dos noches que nos han coincidido. La visita a la zona de Arenal hubiera sido distinta sin ver el volcán de noche. Nos sentimos afortunados..

12º DIA (26/09/06)- ARENAL-MONTEVERDE. Desayuno y salida dirección a Monteverde, bordeando la Laguna Arenal. http://www.monteverdeinfo.com/maps/northern-costa-rica-region.htm Hasta la población de Quebrada Grande poco después de Tilarán la carretera está asfaltada, con algún bache de vez en cuando. Hasta ese momento y como el resto del viaje, en todos los cruces hay señalización, con lo que resulta difícil despistarse, y en todo caso la gente es muy amable cuando se les consulta. Sin embargo en dicha población un chico nos para y advierte que llevamos camino equivocado para Monteverde, y nos indica el camino, vendiéndonos un mapa explicativo para continuar camino a Monteverde, por 4 $, al parecer para un proyecto que tienen de construcción de campo de fútbol. Tomamos el camino correcto, comprobando que la señalización en ese punto concreto ha sido convenientemente arrancada, y que el resto del camino (ahora sin asfaltar y en subida) vuelve a estar de nuevo señalizado, con lo que resulta innecesario el dichoso mapa. Poco después aparece un anuncio de unas cataratas, llamadas del Viento Fresco. http://www.infoturistica.com/tours/vientosf.html , de las que no teníamos referencia en la guía. Decidimos hacer un alto y visitarlas. Se trata de cuatro cataratas a las que se accede en coche por un camino con una bajada empinada, primero, y luego a pie por unas escaleras. Lo explota una familia. La mujer tiene una pequeña oficina en el camino a Monteverde. El precio son 9 $. Hay muchas mariposas. En una de las cataratas resbalo y me hago un pequeño esguince en una mano, que me molestará un par de días. Una suerte haber hecho el tiralíneas en Arenal, porque de haberlo dejado para Monteverde, como estaba previsto, no hubiera podido hacerlo. Seguimos camino hasta Monteverde. El paisaje es muy bonito, montañoso y muy verde, como su nombre indica, con pastos pero también algún cafetal. El camino siempre empinado y pedregoso. La sorpresa está a la llegada a la población de Sta. Elena, en Monteverde. Creíamos que llegados allí el firme de la carretera sería mejor. Para nada Sta. Elena resulta ser una población compuesta por una pequeña calle empedrada y otras dos transversales en gran pendiente, sin asfaltar y con pinta de ponerse imposible (embarradas) con la lluvia. Los hoteles están por un camino tortuoso y las reservas naturales ídem. La conducción en Monteverde resulta una lata. Allí no se conoce el asfalto, lo cual está bien para una zona rural....pero tampoco hay que exagerar. Se sufre para llegar, se continúa sufriendo en la estancia y se volverá a sufrir para abandonar Monteverde. Dejamos las cosas en el hotel, El Sapo dorado. http://www.monteverdeinfo.com/hotel-sapo-dorado.html?gclid=CJXp-ZSl8IcCFSizQgodshtGjg Unos bungalows integrados en la ladera de un monte. Muy bonito. Allí estamos en zona montañosa, y se nota un descenso de la temperatura. De hecho, a diferencia de otras zonas de Costa Rica, no hay aire acondicionado ni ventilador en el techo de la habitación. Observamos que lo que sí hay es un edredón en las camas y una chimenea dispuesta, lo cual resulta significativo. Cogemos el coche y nos acercamos al pueblo de Sta. Elena. Observamos que la gente es diferente al resto de Costa Rica. Algo más montaraz y menos dulce. Me da la sensación de estar en el salvaje oeste y que de un momento a otro empezarán a cantar country en un bar. Preguntamos por una farmacia para comprar algo para mi esguince. Las pastillas las venden no por cajas, sino por unidades. Sta. Elena ofrece poco paseo. Es un pueblo (tres calles, una principal) dedicado al turismo, con oficinas de actividades turísticas, como canopys y otras excursiones. Cenamos en una pizzería, para variar un poco. Don Pepe. Discreta. Regresamos al hotel.

13º DIA (27/09/06) MONTEVERDE. Desayuno . El día amenaza lluvia. Aunque otros turistas habían reservado el día anterior visitas a alguna de las reservas, nosotros decidimos presentarnos directamente en la Reserva biológica de Monteverde, http://www.cct.or.cr/menu_mtv.htm cercana al hotel, unos 5km, aunque dado el estado de la carretera tampoco se puede decir que sea próxima del todo. http://www.monteverdeinfo.com/maps/monteverde.htm Llegamos temprano y preguntamos si se puede hacer el recorrido por la reserva con guía de habla hispana. La respuesta es afirmativa (temporada baja) y nos integramos con un grupo. En total somos 8 personas más la guía. Los guías llevan al hombro una especie de telescopio con un trípode. Cuando aparece algún animal (preferentemente algún ave) clavan el trípode y los visitantes vamos pasando por el visor. Obviamente tiene más potencia que los pequeños prismáticos que llevamos, aunque al ser ocho personas, es fácil que cuando te toque el turno para mirar el pájaro se haya ido. Sobre la conveniencia de hacer las visitas con guía o sin él, es la pregunta del millón. Ellos están más acostumbrados a descubrir la presencia de animales, eso es cierto, pero hay que valorar también otras cuestiones, como la apetencia de integrar un grupo más o menos numeroso de personas (y no siempre discretas, precisamente), o bien la libertad de hacer las visitas por tu cuenta, al ritmo que prefieras y pararte más o menos tiempo en según qué lugares para tomar fotografías, o simplemente disfrutar de alguna vista. Por otra parte la presencia de un guía no necesariamente garantiza la de los animales. Es cuestión de suerte, y de paciencia, puesto que ver animales en libertad no es como ir a un zoológico. Por otra parte tampoco hay que obsesionarse. En Costa Rica, tarde o temprano se ven animales. Y muchos. A veces en los sitios más insospechados (los monos perezosos son difíciles de descubrir, puesto que están encaramados inmóviles en los árboles, sin embargo los días de estancia en Manuel Antonio tuvimos un mono perezoso instalado en las ramas de un árbol al lado de nuestra habitación, a disposición de nuestra cámara!!). Nosotros contamos con guías únicamente en la visita a Tortuguero (es inexcusable, puesto que hay que hacerla en lanchas, y además entra en el paquete, además era muy bueno, tanto el guía como la persona que manejaba con pericia la lancha hasta bien cerca de los animales), en la visita a Cahuíta (porque entraba en la excursión del snorkel, para la que lógicamente necesitábamos la infraestructura de un bote), y finalmente, en la de la reserva de Monteverde. El recorrido con guía duró unas 3 horas. Después, y dado que facilitan un mapa de los senderos de la parte visitable de la reserva, continuamos la visita por nuestra cuenta. Hicimos el sendero pantanoso http://www.cct.or.cr/pdf/mapa.jpg . Muy interesante. La reserva de Monteverde la constituye un bosque nuboso, a diferencia de los bosques lluviosos que habíamos visitado hasta entonces. En el bosque nuboso también llueve, por supuesto, pero la diferencia es la neblina que lo recubre y que justifica su denominación, y que hace que todos los árboles tengan una capa de musgo y líquenes y un ambiente general de cuento de hadas. De modo que nos recreamos en la caminata, esta vez solitos, hasta bien entrada la tarde. Después regresamos al hotel y comenzó el habitual chaparrón vespertino. El pueblo de Sta. Elena no ofrece mucho que hacer como tal, salvo claro está, las actividades turísticas propias de la zona http://www.monteverdeinfo.com/ : canopys http://www.selvatura.com/espanol/about.html , puentes colgantes http://www.skywalk.co.cr/ , mariposarios, serpentarios, ranarios y las reservas de Sta. Elena http://www.elpanorama.net/index.php?id=166 y Monteverde. Como quiera que mariposas, serpientes y ranas ya habíamos visto en las Waterfall garden, y que puentes colgantes y tiralíneas ya habíamos hecho en Arenal, y el estado de mi mano no aconsejaba hacer más actividades de ese tipo, y con el chaparrón cayendo, decidimos quedarnos en el hotel, recuperarnos de las caminatas y cenar en el mismo. Nuestra guía ponía por las nubes el restaurante del hotel, aunque comprobamos que no era para tanto, desde luego no comparable al de Casa Turiré, y más caro.

14º DIA (28/09/06)-MONTEVERDE-MANUEL ANTONIO. Desayuno. Traslado a la zona de Pacífico Central ( P.N.Manuel Antonio). Curiosamente, a nuestra llegada a Monteverde, la chica de la recepción del hotel, al enterarse de que veníamos desde Arenal, nos dijo que el camino desde Arenal era bastante malo. Ahora, al abandonar Monteverde dirección Pacífico, comprobamos que el resto de caminos de acceso a la zona no son mejores. Al menos ahora es cuesta bajo, de modo que armados de paciencia y disfrutando, eso sí, del enorme y verde paisaje, dejamos atrás Monteverde y enlazamos con la carretera interamericana, para llegar después a la zona del Pacífico, con parada en el puente sobre el río Tárcoles, en donde viven grandes cocodrilos. En ese momento apareció por el río una lancha con unos turistas. El hombre que la conducía paró, y sin dudarlo se bajó a la orilla del río, ofreciendo pescado a un cocodrilo. Son lentos en tierra, pero aún así pudimos comprobar lo poderoso de sus mandíbulas. Seguimos viaje, pasando de largo por delante de otro parque nacional: el de Carara http://www.conozcacostarica.com/parques/carara.htm . El hecho de querer llegar cuanto antes a nuestro último destino, además de llevar el coche cargado con el equipaje propició que no lo visitáramos, no obstante pudimos comprobar la existencia de guacamayos de vivos colores, en una parada que hicimos al borde de la carretera, extasiados ante las vistas que ofrecen las playas del océano pacífico, y sobre todo el color del mismo, en Playa Herradura y Playa Jacó. Seguimos dirección Quepos, con buena carretera, pero cruzando dos puentes que consiguieron lo que no habían hecho ni el rafting ni el tiralíneas. Los puentes en realidad no tienen calzada, sino que son un par de raíles longitudinales a los que se ensamblan transversalmente unas barras metálicas que constituyen el piso y por el que se deslizan las ruedas de los vehículos, todo ello formando una estructura metálica con pinta de venirse abajo de un momento a otro. Sorprendentemente soportan el peso de los enormes camiones de transporte que pueblan las carreteras de Costa Rica, así como los alegres autobuses de vivos colores. En condiciones normales ni por asomo me atrevería a cruzar un puente de esas características con mi coche, pero allí no había más remedio. Por otra parte, aún cuando la carretera sea de doble carril, se estrechan a uno sólo en el caso de los puentes, por lo que se forman colas para cruzarlo, y generalmente cuando lo cruzas, lo haces en caravana, con un camión delante y otro detrás, lo cual aumenta considerablemente la angustia al pensar si el desvencijado puente soportará tanto peso......Sea como sea llegamos sanos y salvos a Quepos, que es la población colindante con el Parque de Manuel Antonio, al que se accede por una carretera que está poblada de hoteles y restaurantes. Ella nos condujo al nuestro, muy bonito, aunque algo necesitado de mantenimiento: Casitas Eclipse http://www.casitaseclipse.org/indexes.htm , un conjunto de villas de estilo mediterráneo, enclavadas en unos jardines con varias piscinas y en la colina boscosa que da acceso al parque de Manuel Antonio, junto al océano pacífico, justo enfrente de otro lugar de referencia: el bar-restaurante El Avión, con inmejorables vistas al océano...y a los atardeceres, como más tarde descubriríamos. Tras descargar el equipaje, nos acercamos a la entrada del parque nacional. Existe una muy bonita playa pública (playa Espadilla norte; separada por la desembocadura de un arroyo de la entrada en sí del parque nacional. Unos chicos con unas barcas, invitan a cruzar en su bote al otro lado, a cambio de una propinilla, aunque bastaría con remangarse los pantalones y cruzar con los zapatos en la mano. Inspeccionada la zona, con vistas al día siguiente, nos acercamos al restaurante El Avión, http://www.costaverde.net/facilitiessp.htm llamado así por la presencia de un antiguo avión militar estadounidense. Construyeron el restaurante encima y alrededor del mismo. En realidad lo del avión es lo de menos, mera anécdota si lo comparamos con las terrazas con vistas al océano y las colinas verdes que lo rodean. Si el Caribe es recomendable para ver amanecer, en el Pacífico es inexcusable deleitarse en la contemplación del sol esconderse tras el horizonte, mientras se consume algún batido o cóctel. ElAvión es un sitio inmejorable para ello. Tras ese momento, procedemos a la cena, buena comida a precio razonable y servicio esmerado. No hay demasiada gente (de nuevo temporada baja). Entusiasmados con las vistas y contentos con el servicio, decidiríamos repetir el resto de la estancia. Manuel Antonio supone un broche perfecto y un colofón de lujo para terminar el viaje.

15º DIA (29/09/06)- MANUEL ANTONIO. Desayuno. Nos dirigimos al Parque de Manuel Antonio http://www.conozcacostarica.com/parques/manuel.htm a pasar el día. La entrada es de 7$ y ofrece la posibilidad de visitarlo caminando por unos senderos señalizados y acabar el día descansando en sus idílicas playas, con vegetación exuberante al borde de las mismas y con los monos y lagartos garrobos campando a sus anchas por la arena. La fauna es accesible y no se hace demasiado de rogar para mostrar su presencia, lo que hace innecesario la utilización de guía. De entrada nos encontramos con playa Espadilla Sur, y a continuación existe una península, Punta Catedral, en otro tiempo isla, hoy unida a tierra por un istmo. Se penetra en dicha península entre la espesura y se llega a un mirador con vistas a las playas paradisíacas. http://www.govisitcostarica.co.cr/travelinfo/mapLg.asp?mapID=23 Vemos monos cara-blanca, aulladores y perezosos y finalizamos en la Playa de Manuel Antonio http://www.guiascostarica.com/beaches/puntarenas08.htm#manuel , una maravilla. Relax (vigilando eso sí las mochilas de la visita interesada de los monos, que buscan comida fácil) y vuelta al hotel. Repetimos atardecer y cena en El Avión.

16º DIA (30/09/06)- MANUEL ANTONIO. Desayuno. Tomamos la carretera sin asfaltar que va desde Quepos hasta Dominical, con intención de visitar las playas de Matapalo y Dominical, que resultan ser kilométricas y extensas , aptas preferentemente para la práctica del surf. Dominical es igualmente una pequeña población dedicada a tal ambiente. De camino está Hacienda Barú, http://www.haciendabaru.com/ una reserva natural con posibilidad de alojamiento. Sin embargo a estas alturas, hemos visto suficientes reservas, y decidimos regresar a la zona de Manuel Antonio para descansar y disfrutar de sus playas, más atractivas para el relax. Comemos en Mar y Sombra, discreto, un local al aire libre con mesas bajo palmeras, en la misma playa de Espadilla norte, en donde nos tumbamos hasta que decidimos regresar al hotel, previa inspección de los puestos ambulantes de venta de colgantes, pulseras, pareos, etc. Ultima cena en El Avión

17º DIA (1/10/06)- MANUEL ANTONIO-S-JOSE. Desayuno. Traslado a S. José, a donde llegamos a medio día. En realidad, dado que nuestro vuelo de regreso a España no sale hasta las 17.30, podríamos perfectamente haber prescindido de la última noche en San José y devolver el vehículo en el aeropuerto, pero cuando diseñamos el recorrido decidimos no arriesgar, además de dejar un último día de estancia en la capital San José para visitarla y hacer las compras de rigor. En el Hotel Colón procedemos a la devolución del 4x4 a la compañía Mapache. Todo correcto. Iniciamos la visita de San José, que desmerece algo del resto del país. Recorremos a pie la distancia que separa nuestro hotel del centro de la ciudad, a través del Paseo Colón y Avda. Central. La ciudad está algo descuidada, lo que se aprecia en el pavimento de las aceras. Como edificios más curiosos contemplamos el Teatro Nacional, el edificio metálico y, sobre todo, el edificio de correos. Un lugar recomendable para tomar un café y descansar es la cafetería-restaurante del Hotel Presidente, en la Av. Central, cerca de la plaza de la Cultura, http://www.govisitcostarica.co.cr/listings/listingDetails.asp?coid=457 si bien en el propio edificio de correos hay otra cafetería con buena pinta. Si bien nos han hablado del Centro Comercial el Pueblo como lugar de compras, visitamos otro sitio más centrico "La Casona", que resulta ser un conglomerado de tiendas de recuerdos, camisetas y artesanías. Nos recomiendan comprar el café y otros productos de la marca Britt en supermercados mejor que en tiendas de regalos.

18º DIA (2/09/06)- SAN JOSE-ESPAÑA. Desayuno. Ultimo día de estancia en el país. Nuestro vuelo sale a las 17.30, lo que supone que tenemos todo el día, dado que a esa hora anoche, si bien nos vienen a recoger para trasladarnos al aeropuerto con tres horas de antelación. Dejamos el equipaje en recepción y recorremos por última vez la ciudad. Esta vez nos acercamos a la zona del mercado central, que presenta gran bullicio muy comercial. En las calles adyacentes vemos personas con pinta sospechosa. Después nos desviamos al barrio Amón, un barrio residencial con casas históricas de planta baja. Descubrimos en la zona varias tiendas de artesanía, más selectas y originales que las típicas tiendas de recuerdos. Entre otras, visitamos la galería namu http://www.galerianamu.com/ , una pequeña tienda con productos realizados por indígenas. Un poco antes de la hora convenida, volvemos a las proximidades del hotel y hacemos tiempo en un parque próximo. Nos recoge una minibús de Asuaire y nos lleva al aeropuerto. Pagamos el impuesto de salida (26 $), lo que aprovechamos para liquidar los últimos colones y esperamos la salida del vuelo en las tiendas del aeropuerto. Noche a bordo del avión.

19º DÍA (3/10/06)- LLEGADA A ESPAÑA.


Publicado
Modificado
Leído 8545 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


Capítulos de este diario