Caprichos de la naturaleza: Paraísos terrenales

Escribe: mauvidal
Hay lugares en México que son dificiles de olvidar, pero rayando en los limites de lo verdaderamente inolvidable, se encuentra una laguna ubicada en la zona limítrofe de los estados de Puebla y...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Caprichos de la naturaleza: Paraísos terrenales

San Antonio Alchichica, México — jueves, 12 de octubre de 2006

Hay lugares en México que son dificiles de olvidar, pero rayando en los limites de lo verdaderamente inolvidable, se encuentra una laguna ubicada en la zona limítrofe de los estados de Puebla y Veracruz.

La laguna de Alchichica se ubica a un costado de la carretera libre que va de San Salvador el seco, Puebla, hacia Perote y Xalapa, Veracruz, y forma parte de una serie de lagunas que se encuentran en esta zona y que son todo un deleite a la vista de quienes circulan por esa ruta, mas aún de aquellos que se deciden a visitarlas.

La principal particularidad de esta laguna es que sus aguas son salobres, por lo que se dice en palabras de uso comun en México, que es un "brazo de mar", lo cual no es muy descabellado, ya que esta laguna tiene como recinto el crater de un viejo volcan extinto y no habria otra manera de que se almacenara en ella tanta agua a no ser por las lluvias o por brotes subterraneos, extensiones de las aguas marinas.

La visita a esta laguna surgió de repente, a pesar de que ya tenia mucho tiempo deseando conocerla, pero una mañana de domingo, el chispazo fue repentino y fue como mi esposa y yo decidimos emprender la travesía buscando llegar a este paradisiaco lugar, había dos opciones, la primera: hacer el viaje en autobus, ya que no contamos con automovil propio, lo cual implicaba hacer una primera etapa viajando de Orizaba, Veracruz a Ciudad Serdán, Puebla, un viaje de aproximadamente 2 horas, despues trasladarse de Serdan a San Salvador el Seco, tambien en Puebla, para finalmente de ahi tomar un autobus en dirección a Perote, Veracruz y bajar en San Antonio Alchichica, en total sería un viaje de aproximadamente 3 horas y media. La segunda opción era hacer esta travesía en una motocicleta pequeña con un motor de 70cc (digase una moto de ciudad), la ruta sería la misma pero con la oportunidad de parar donde uno quisiera para tomar fotografías, detenerse a comer algo por el camino y lo mejor de todo, no estar de carrera para el regreso a Orizaba.

La decisión no fue dificil, tomamos la motocicleta y decidimos intentarlo, emprendimos el viaje aproximadamente a las 9 de la mañana, iniciamos el ascenso de la autopista Veracruz-México, una serie de cumbres no muy inclinadas, en las cuales sin embargo por ser una motocicleta pequeña en la que ibamos, no pasabamos de una velocidad máxima de 50 KM/h, a la altura de un poblado llamado Magueyes, en los limites entre Puebla y Veracruz hay algunos restaurantes y fondas, donde decidimos comer algo para el desayuno. Despues del delicioso y económico desayuno continuamos con la aventura y en una hora mas estabamos llegando a Ciudad Serdán.

Ya en Serdán pasamos rapidamente al centro de la Ciudad y de ahi continuamos con rumbo a San Salvador El Seco, en este trayecto también a orillas de la carretera se aprecia otra laguna, la de Aljojuca, que es mas pequeña y de colores verdosos, así como se puede visitar también a unos cuantos kilómetros adelante la de San Miguel Tecuitlapa, cosa que en esta ocasión no hicimos, pues al viajar a baja velocidad el tiempo para llegar a Alchichica se acortaba cada vez mas. En cosa de hora y media mas estabamos arribando a la ansiada Laguna, después de recorrer el tramo de San Salvador hacia San Antonio, en una carretera que se encuentra en muy buenas condiciones. La aventura de Conocer Mexico se torna increible cuando se trata de lugares como la Laguna de Alchichica, donde según las leyendas urbanas, no se le conoce fondo, además se cree que es una base extraterrestre, tan importante es el recinto que el mismo Jacques Cousteau ha venido a conocer los misterios de esta maravilla natural de México.


Publicado
Modificado
Leído 42078 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Caprichos de la naturaleza: Paraísos terrenales

   

Capítulos de este diario