Bolivia I

Escribe: dgdb
Ya casi una añito de viaje y ahora toca Bolivia, no se ni por donde, ni cuanto tiempo, ni nada, solo que entramos...

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 8 Capítulo 10 12 ... 125

Rurrenabaque - La Paz

Rurrenabaque, Bolivia — martes, 16 de noviembre de 2010

Hoy nos levantamos con tiempo, preparamos las mochilas, desayunamos algo y a por una moto que nos llevara a la terminal. El día estaba nublado, incluso había caído agua, pero eso era mitad bueno y mitad malo.
 
Bueno porque no nos haremos el viaje con el calorazo, y malo porque las carreteras son de tierra, así que a ver con que nos topamos. Dos motos nos acercaron a la terminal por 3 pesos cada uno y allí vimos el bus en el que iríamos. El “panorámico” decían que no salía porque se había retrasado o no sé qué carajo y nos pusieron uno bastante humilde. La verdad es que me da un poco igual ir en uno que en otro, pero después de la sorpresa de 18 horas de viaje (ya que nos dijeron 6 en su día, no sé en que estarían pensando) y que ahora nos den el cambiazo, pues no es lo mismo.
 
El gallo anduvo protestando, y al final le dieron el asiento del copiloto para que pudiera ir tomando fotos. Yo me cambie a un asiento trasero, así abría la ventana y fumaba. Antes de subir al bus, nos encontramos con una pareja que iba a La Paz pero en otra compañía y estos nos recomendaron un hostal en la ciudad del que yo ya tenía algo de info, pero como decían que ya lo conocían y que estaba bien, pues una cosa resuelta para la llegada.
 
Nuestro bus salió con algo de retraso (11.50) y tras pagar otros 2 bolivianos cada uno de tasa del terminal, comenzamos la ruta.
 
La carretera está en obras (como todo el tramo que nos hemos comido desde frontera) así que baches, barro y demás. En menos de una hora y por las lluvias de la noche, nos quedamos trabados completamente en el barro y por suerte o destreza del conductor, tras varios intentos hacia delante y atrás, salimos victoriosos (menos mal, ya me veía de barro hasta las rodillas de nuevo).
 
El viaje estuvo bien (sin contar los botes en la parte trasera del bus) y a las 15.00 hicimos la primera parada para el almuerzo y de paso vaciar las vejigas, porque este tampoco tiene baño, así que a cruzar las piernas. Si hay que aguantarse te aguantas, pero 18 horas metidos ahí sin baño, a alguien le dará un apretón, digo yo!!
 
Tras el almuerzo a contrarreloj, de nuevo al bus y a seguir camino. Pensaba que se haría más pesado, pero llegó la hora de la cena y no me di ni cuenta. Sobre las 20.00 la otra parada para cenar y de nuevo en rumbo.
 
A partir de ahora solo quedo coger postura como pudimos y pasar toda la noche lo mejor posible. La verdad es que es de los pocos viajes largos que he hecho, y no he dormido casi nada. Hasta las 02.00 iba mirando el paisaje, porque aunque era de noche, estaba muy clara y con muchas estrellas, así que tuve entretenimiento. Este viaje de día tendría que ser un espectáculo, se distinguen valles, ríos, algún acantilado que otro, en fin, naturaleza pura y dura. Otro detalle curioso es que la mayoría del tramo lo hicimos por la izquierda de la vía y los cruces con todos los vehículos eran un poco a conveniencia, una veces por un lado, otras por otro, el caso era cruzarse en una vía estrecha, de noche y con alguna zona de la carretera peligrosa.
 
Hacia las 04.30 el frio comenzó a notarse severamente. Yo, previniendo el viaje frio, llevaba una sudadera con migo y unos calcetines (iba en chanclas) pero habría necesitado un par de mantas bien gordas porque el bus último modelo, llevaba la mitad de las ventanas jodidas y no cerraban, algunas no pasaban de la mitad, así que entraba aire a cañón, a esas horas, y a más de 4000 msnm que se me entumecían los dedos. Como lo de dormir lo descarté por el frio, solo me quedó entrar en conversación con unos chicos que no callaban a mi lado, y esperar que saliera el sol y llegáramos lo antes posible a La Paz.  


Publicado
Modificado
Leído 1464 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 8 Capítulo 10 12 ... 125
 
 


Capítulos de este diario