Viajando por Austria, Croacia e Italia

Escribe: juancho_arg1973
Luego de haber hecho el Stage en Trieste, Italia, por dos semanas (del 12-09-2010 al 24-09-2010), me quedaban unos días libres donde decidi recorrer parte de Europa Oriental (Austria - Croacia) finalizando mi viaje nada mas y nada menos que en Roma!. Una maravilla.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 3 Capítulo 5

Roma

Roma, Italia — jueves, 30 de septiembre de 2010

30-09-2010:  El barco llego 7: 30 hs aprox. Yo me había despertado un poco antes escuchando a los pasajeros prepararse para el descenso. La gente iba y venia por el pasillo
Yo tenía que estar pilas ya que estaba en Ancona y debía ir a Roma.
Baje rápido por la gente que había y me fui derecho a migraciones. Presente el pasaporte argentino y no lo quizo. Me dijo que le de el italiano. Ni lo firmo y me hizo pasar. Era italiano de hecho, estaba en casa.
Sali a la ciudad y una señora que hablaba español me indico la parada del colectivo hacia la terminal de trenes. Sabia que tenía que sacar el boleto en un puesto de diarios o kiosco pero es una garron. Creo que Argentina tiene mejor servicio porque podes sacarlo con monedas arriba del bus sin hablar con el chofer. Aca tenes que movilizarte para….y que no te agarre la noche porque no viajas, no tenes donde comprar tu ticket. Mal sistema. Yo subi haciéndome el que no sabia que tenía que comprarlo abajo. El chofer me hizo pasar.
No sabia donde quedaba la estación asi que de casualidad vi bajar a una chica y le pregunte si era aca la estación de tren y me dijo que si. Menos mal que me puse rápido en la puerta porque una manada de gente estaba por subir. De hecho apenas abrió la puerta, se tiraron encima!. Y yo con mi maleta gigante y la mochila….
Baje y derecho a comprar mi ticket a Roma. Me atendió un señor que con poca paciencia me explico que mi ticket salía € 14,95 y que 8:20 hs salía. En general la atención en Italia es mala. Poca paciencia para los turistas. Los entiendo un poco por la gran afluencia de turistas, pero por otro lado no. Son turistas.
Los trenes nada que ver con esos modernos que se ven en la TV cuando hablamos de “Europa”. Uno piensa que es el primer mundo, pero no. Son iguales y hasta me animo a decir peores que en Argentina, por ejemplo. Por lo menos estos que tomé de Ancona a Roma. Y vi algunos pintorescos pintados con aerosol con dibujos raros. Arte puro en Italia. Pega.
Me fui preguntando hasta la via 2. Todo una odisea para llegar por la gran cantidad de opciones y andenes. Llegue y mi tren estaba cerca de salir. Me acomode porque no hay ubicaciones fijas y puse mi maleta arriba.
El tren estaba semivacío. Lo que si tiene de bueno es que tenes miles de opciones y horarios de trenes de cualquier punto de Italia al destino que te imagines. Y mas pensando en Roma: “Todos los caminos conducen a Roma”. Iba a sentir el poder del Imperio. Estaba a 4 horas. Que emoción.
El viaje fue tranquilo, los paisajes lindos. Yo estaba un poco cansado por la mala noche y lo poco que dormi, pero feliz de ir a uno de los 2 lugares que no podía morir sin ver. El otro es Jerusalen que si Dios me ayuda (y el tipo de cambio de Argentina), algún dia llegaré.
A la media hora antes de llegar, el tren se paró. Yo pensé que era de rutina, pero estuvo como 25 mintuos ahí. La gente se empezó a impacientar. Mi viaje se demoraba y todavía me faltaban cosas importantes antes de terminar este día, no sabia ni donde iba a dormir.
Le pregunte a la chica que estaba enfrente mio que pasaba y con poca onda me dijo que no sabia. Tenía ojos claros, una constante, y media rubia. Y poca onda. Me dijo que no hablaba ingles.
Una guarda mujer le dio explicaciones a la gente muy amena. Después me di cuenta que era amena la conversación porque los italianos hablan muy fuerte y hasta parecen que discuten. También son de discutir mucho y vi que se putean mucho al conducir, por suerte sin llegar a la agresión física. Son muy apasionados. Ahí entendí la influencia en nuestra nación, tenemos muchísimo de Italia, lo vemos en cada esquina aca, pero lo sentí en carne propia: la forma de ser, físicamente, etc
Cuando vi el cartel de “Roma Termini” me di cuenta que por fin había llegado a mi ROMA, cuna del Imperio mas grande de la humanidad, se lo discuto a cualquiera. La gente no sabe que hasta hoy tenemos cosas de los romanos y si hablamos de derecho…..todo nació acá, donde estaba por bajar.
Me puse ansioso, tardé un poco en descender porque los andenes eran demasiados.
Bajé y me metí en información turística y con poca onda me dijeron que estaba en el centro y me dieron un mapa. Estaba un poco desorientado y decidi buscar un locutorio para internet. Tenía que buscar lugar para dormir.
Termini es gigante. Pasillos, carteles indicadores para todos lados. Gente, bullicio, Mc Donals, locales de venta de ropas, etc etc. Todo es mucho. Tiene algo positivo, esta en el centro de la ciudad y a pocos pasos tiene una especie de terminal de buses de ciudad que te llevan para todos lados. Tiene algo malo: los romanos nunca saben donde queda una calle y tienen cierto rechazo a explicarte.
Llegue casi a la calle y le pregunte por un locutorio a unos policías. Cruce enfrente y estaba ahí. Estaba un poco desconcertado por no saber donde estaba ni donde iba a dormir.
El Sr que me antedio era de origen árabe, por lo menos eso pensé por su aspecto. me pareció extraño que me pidiese documento para entrar a internet. Una buena medida de seguridad.
Entre directamente a buscar lo mas barato posible, mi presupuesto estaba siendo desvastado en Europa a un cambio de 5,50 a 1 con mi pobre peso argentino.
Encontré tres opciones con disponibilidad. Me había preocupado el tema ya que en Trieste buscando hostels había visto que los mejores estaban ocupados, sin espacio. Yo tendría que haberlo sacado desde Buenos Aires para no sufrir estos sobresaltos, pero bueno, esta en mi naturaleza.
Con los datos que tenía, me fui a pagar primero la internet y luego saque turno para hablar por TE.
Me meti en esa cabina diminuta con mi maleta gigante. No se como entramos los dos. Estaba tan incomodo y si agrego que la humedad de Roma es terrible, super incomodo.
Respire y marque. Primero intentaría el mas barato, según internet. No tenía idea la ubicación pero esperaba que sea en el centro. Solo tenía la dirección y TE.
Me atendió una mujer. Mi ingles salió a la luz! Ja. Como en las malas sale. Ella estaba como yo, pero nos entendimos que tenía disponibilidad y el precio me convenia. Era Hostel Roma Inn 2000 . Tenía que ir hasta Via Agostino Depretis 65 – Int 12 Piso 6  (TE: 06 47 40 37. Me salía  € 23  la noche, muy conveniente para la carísima Roma. Y con el dato positivo, empezó la odisea para encontrarlo.
Mire en el mapa y lo encontré, pero me pareció lejos. Ni pensé que estaba a 7 cuadras de donde estaba. No calcule bien la distancia y fui a buscar un bus. Empezó la odisea. Tarde 1 hora en llegar y esto hice: primero fui otra vez a la estación a comprar un ticket de bus, luego a la terminal a preguntar que bus debía tomar hasta llegar ahí. Nadie sabia, todos me decían cosas diferentes hasta que subi a un tranvía y el señor me dijo que No, que debía tomar el bus 64 que iba por via Nazionnale……me fui otra vez hasta la terminal. Iba de aca para alla. Pregunte otra vez, me dijeron otra cosa hasta que llegue a tomarme el 64. Eran 2 paradas solamente….tarde mas en encontrar el bus que en llegar. Una señora amable me indico que a ella le parecía que caminara hacia una dirección. La via Nazionale es conocida, pero Via Agostino Depretis parece que no. Cada vez estaba mas cerca. Volvi a preguntar a un señor y ya me dio un indicio de que estaba cerca. Hasta que la encontré ¡!. Que boludo, lo cerca que estaba de Termini…..no me di cuenta.
Lo importante es que subi y tuve lugar. El piso me pareció aceptable, limpio. Pague € 92 las cuatro noches en efectivo. Estaba bien para mi ya que estaba en el centro, cerca de todo y era barato el lugar. No podía pedir mas.
Me acomode en mi cama, una cama limpia con sabanas limpias al lado de la ventana. Estaba conforme.
Me puse comodo, con havaiannas y short. En Roma sentí un calor terrible y eso que era otoño. Quien camina aca en verano? Mala época para viajar a Roma señores….En otoño se banca.
El señor me dio las llaves asi que tenía absoluta libertad para moverme.
Lo primero que hice fue caminar, casi sin destino. Gire hacia la izquierda y camine una cuadra. Me impresiono el edificio. Era la iglesia de Santa Maria Maggiore, una iglesia representativa e histórica de Roma. Estaba ahí a 100 metros. Me saque una foto sin saber hasta ahí que era. Me quede 10 minutos sentados para entender y darme cuenta que estaba en Roma. Pisando el suelo que siempre quise pisar. Era una bendición de Dios. Pensaba en ese momento lo raro del ano. En mayo me echaron del trabajo. Luego me salió este viaje que casi no pude decir que NO, a pesar de mi economía magra, ya que me pagaban el pasaje a Trieste. Un regalo que no se presenta todos lo días, como decir que NO?. En Europa y pobre….todo se dio porque empece a trabajar con la familia en la inmobiliaria y tenía mas cintura de tiempos para hacer el viaje, quizás en el otro trabajo no podía tomarme estas vacaciones y menos 25 dias. Quizás hubiese renunciado. Se me ponía en un aprieto, como perder este viaje? Bueno, las cosas fueron acomodándose. Todo esto pensaba mientras estaba sentado ahí…………., si, en Roma.
Me levante luego de meditar y camine hacia la via Nazionale porque había analizado mi mapa y hoy empezaría mi tour turístico. Si, ahora mismo.
Antes pase por la pizeria y me pedi una porción grande y una Coca por  € 5,50. Todo es caro en Roma. Unos árabes atendían y hable un poco. No podían entender que siendo italiano, no hable italiano. Hasta ellos sabían de Argentina y de un árabe que algún dia había sido presidente nuestro: Menem.
Me pareció caro mi almuerzo pero segui. Mi primer destino era la Plaza España y alla fui.
Caminar por Roma era una bendición para mi. Calles chicas, negocios de merchandancing. El que no fallaba nunca eran las remeras que decía “I ♥ Roma “ un clásico que por solo € 5 la comprabas. Fue lo único que me pareció barato en Roma. Los buzos con igual incripcion salian € 15. Había cientos de negocios donde vendían cosas para llevar de recuerdos. No iba a comprar el primer dia, pero entre a curiosiar en varios para tener nocion de los precios.
Mientras caminaba tranquilo me pare en varias vidrieras. Me llamo la atención los precios de los zapatos. El peor no bajaba de € 120 y había de € 300 / 500. Una locura. No veía la diferencia con la calidad de los nuestros que por 5 veces menos los comprabas.
Otra cosa que iba observando es la gran cantidad de motos! Por todos lados, en cada rincón. Lo positivo es que todos conducían con casco, lo negativo es que contribuían al desorden del trafico. Conducen pesimamente. Yo pensé que por estar en “Europa” se iban a respetar las normas de transito, respetar a los peatones, etc. Nada de eso. Igual (o peor) que en Buenos Aires. Veo de quienes aprendimos. Si te distraes, te pisan.
Caminando llegue hasta la Scalinata di Trinita dei Monti (1723). El lugar estaba repleto de turistas, parecían hormigas. Por todos lados, sentados en las escalinatas.
Yo me imagine el lugar mas grande. La iglesia sin bien era grande, no era imponente. Si era imponente la vista desde aca hacia abajo. De aca saque buenas fotos.
Baje por las escalinatas y me quede un buen rato sacando fotos y descansando en uno de los miles escalones que tenía. Turistas hablaban en todas las lenguas que podias imaginarte. Habia llegado a la Plaza Espana.
Abajo, sobre las calles empedradas, había unos caballos con carruajes turísticos mas unos personajes vestidos de gladiadores romanos. Muy pintorescos, para sacarse una foto. Ellos posaban con cualquier turista que colaborara con su economía. Las fotos eran graciosas. Te ponía la mascara a vos o te daban una espada y simulaban que le estaban matando o la pose que quieras, con tal de que le des una propina. Muy buenas fotos.
Siguiendo mi camino por la pintoresca ciudad, camine por una calle donde estaban las marcas mas famosas y caras del mundo: Cartier, Bulgari, Gucci, etc. Todas las casas una al lado de la otra le daban el nivel que Roma se gano. Los precios? Creo que un par de zapatos valían mas que todo el presuesto mio de las 3 semanas, incluyendo el pasaje de avión. No es broma. Inalcanzable para mi presupuesto en esta vida. Quizás en otro nazca como príncipe de Persia.
Segui caminando por la Via Babuino y cerca estaba la Piazza del Poppolo. Sentía que no podía hacer frente a tanta historia junta y en tan pocas cuadras. Para disfrutar realmente roma tenes que hacer una piazza o monumento por dia. Esto te lleva 1 mes por lo menos, y viendo lo principal. Estando 5 dias como yo, tenes que pasar de un tema a otro rápido. Mucha historia para tan poco tiempo.
La plaza era enorme, con un obelisco en el centro con inscripciones egipcias. Me quede sentado aca para descansar y disfrutar el paisaje. Me saque un par de fotos también. También le saque una foto a unos turistas españoles que me reconocieron por mi short del Real Madrid. Me dijo el hombre que era el mejor cuadro del mundo. No se, para mi es Velez Sarsfield.
Enfrente mio había dos iglesias iguales separadas por una calle en el medio. De un costado había un edifico histórico con una escalera y un mirador que los turistas ascendían. Yo no tenía fuerzas. Con mirar y sacarle fotos estaba bien, lo disfrutaba igual.
Volvi por la Via del Corso difrutando el paisaje. Me pare en el Palazzo Montecitorio, imponente por cierto y saque unas fotos enfrente, en la columna de Marco Aurelio. Estaba en la Piazza Colonna. Al principio no sabia donde estaba pero me indico que era la columna de M.A un señor muy amable. Tenía que ser algo importante eso. Y lo era.
Estaba bastante cansado, pero muy feliz.
Analice mi mapa una vez mas y vi que estaba cerca de una fuente imperdible de Roma: Fontana di Trevi. Un lugar imperdible para una foto de Roma. Camine las 5 cuadras que me separaban. Siendo las 17:30 hs había llegado a la Fontana. Ni hablar de los turistas que había. Me quede un rato al costado sacando fotos y observando como una y otra vez los turistas hacían el mismo ritual. Moneda en mano derecho, se arrojaba la moneda sobre el hombro izquierdo, o sea en forma cruzada. El dicho popular dice que si arrojar una moneda volveras a Roma, si tiras dos, te enamoraras de una romana y si tiras tres te casaras con ella. Yo solo tire una moneda.
Y bueno, no pude resistirme a tirar una moneda, pero de Croacia que me había sobrado. El euro esta muy caro para mi ¡ había que economizar hasta la ultima moneda, literalmente hablando…. Nadie dijo que era de curso legal de Italia.
También saque muchas fotos de esta postal. Creo que en este lugar sentí Roma por primera vez por lo representativo. Me desilucione un poco por el tamaño de la fuente. Esperaba aun mas imponente el lugar. Lo era, pero esperaba mas.
Siempre con mi mapa, me segui internando en la ciudad, sintiéndola hasta que llegue al Palazzo Venezia, siguiendo mi camino hasta el Foro Traiano, dentro del Foro Imperial donde quice entrar al Mercado. Pero no pude. Eran casi las 19 hs y ya estaba cerrado al publico. Saque algunas buenas fotos de afuera. Me imaginaba lo que seria un mercado romano en esa época, estaba muy bien conservado. Esta parte de la ciudad es increíble. Aca empieza a sentirse el Imperio Romano en su explendor. Claro, la frutilla del postre es el Coliseo, que caminando por estas maravillas llegas.
Camine por la Via dei Fori Imperiali pase por el Foro di Augusto, Foro di Cesare. No resisti de ir a esta parte de la ciudad el primer dia. Iba a visitarlo el dia siguiente, pero es imposible, irresistible. 3000 anos de historia en un solo lugar, estaba pisando suelo romano.  Muy fuerte para un pobre marplatense.
Es imponente también el monumento a Emanuele II y el Palacio de Venecia. En esta plaza esta el monumento al Soldado Desconocido también. Había muchos turistas sacando fotos aca.
Pero mi atención estaba en otro lado. La luz del dia empezaba a irse y alla a lo lejos, a unas 5 cuadras veía una postal que solo había visto por TV o en algún libro y que mis ojos estaban viendo en ese preciso momento: El Coliseo Romano. Era real? Si, esta vez si.
La noche estaba cayendo. Camine por la Via dei Fori Imperiali. Eran las 19:30 hs. Por el camino había ruinas por todos lados, a la derecha y a la izquierda. Con el Coliseo a 400 metros mio, todo era sin importancia, aunque si le preste importancia. Historia a la derecha y a la izquierda. Adelante y atrás. Todo Roma rodeándome.
Los colectivos y el trafico de Roma era enloquecedor. Calculo que era la hora de que la gente salía de sus trabajos. Yo los ignoraba. Estaba cansado, pero caminaba derecho al Coliseo. Avanzaba despacio porque filmaba y sacaba fotos a cada rato.
A las 19:36 hs saque mi primera autofoto con mi flamante cámara digital comprada en Trieste, con el Coliseo detrás. Imponente, iluminado.
Yo no puedo describir lo que sentí viéndolo. Una emoción gigante. Me acorde de Dios, de mi familia, de lo mal que la había pasado este ano con despido incluido del trabajo y la revancha de un viaje a Europa. Ahí estaba, con el Coliseo a 10 metros mio.
El Arco de Constantino iluminado es una maravilla también ¡! Esta ubicado a unos pocos metros del Coliseo. Es imponente lo bien que esta consevado. A el también le dedique varias fotos.
Hasta grave con mi maquina el momento que toque por primera vez con mi mano derecha el Coliseo. Un momento histórico en mi vida.
Quería llegar al hotel para descansar. No podía. Me quería quedar a vivir ahí. Que este momento no se terminara mas. El Coliseo todo para mi, era mio.
Me quede sentado un buen rato solo mirándolo. Una y otra vez. Se hizo completamente de noche. Eran mas de las 20 hs. Al dia siguiente ya tenía planes. Aca volveria asi que me fui al hotel, muerto de cansancio luego de haber pasado una noche mala y encima caminado todo el dia. Pero, quien me quita lo bailado? Nadie, esto ya paso a la historia.
 
 
01-10-2010:  a lo largo de todas las vacaciones me levanté solo, sin necesidad de despertador. Pensé en comprarme uno en todos los lugares que estuve, pero salía caro.
A las 7:15 hs me levanté. En el hostel no volaba una mosca, todos dormían. A las 7:30 ya estaba en la calle. Roma recién estaba amaneciendo. Los romanos caminaban por sus calles (los pocos que había), dormidos, elegantes, perfumados, supongo que empezando el día laboral.
Este día lo iba a dedicar exclusivamente al Coliseo, Via Sacra, Foro Imperial. Era para dedicarle un dia entero, el dia anterior había tenido un leve contacto con esta maravilla y casi ni dormi a la noche de la emoción.
Tomando la Via Cavour sabia que acortaría camino. No estaba lejos del Coliseo desde el hostel.
En la esquina del hostel, apenas hice 50 metros me encontré con un mercado callejero, que según me dijo un vendedor, solo estaba ahí los viernes. Me pare e ingrese.
Eran puestos callejeros, tipo mercado pero no vendían nada en especial: ropa barata, algo de electrónica barata, verduras, embutidos. De todo un poco.
Ahí vi que la ropa estaba barata, en el único lugar de Roma, luego todo es carísimo y no conviene comprar nada por el cambio. No es USA.
Me probe un buso canguro y me lo lleve por € 5 ¡!, increíble el precio. Era lindísimo. Eso fue lo único que compre para mi.
A las 8:01 hs saqué mi primera foto enfrente del Coliseo, a esta altura desierto. Yo en realidad pensé que iba a estar repleto de turistas, pero no había nadie. Porque? Porque habría a las 8:30 hs. Tenía 30 minutos para contemplarlo solo para mi. Saque también unas buenas fotos del Arco de Constantino ( año 312 ) sin turistas en el medio.
Pregunté donde estaba la cola, y sorpresa mía, no había ni una sola persona. Fui el primer turista en llegar el día 1-10-2010. Todo un record!
Me quedé en las inmediaciones tomando fotos del lugar. Estaba desesperado por entrar.
Cuando ví dos turistas juntos hacer la cola me fui corriendo. No quería perderme el lugar entre los primeros. Todavía faltaba unos minutos para que abrieran. Un vendedor ambulante se me acercó. No se como hacen pero siempre saben de que país vienes sin ni siquiera emitir una sola palabra. Con solo decir “hola” ya saben que sos argentino, se ve que el tono es particular.
Me ofreció de todo. Te marean. Y al final tu no sabes si es caro o barato. Usan bien la psicología. Además uno esta pensando en otra cosa. Buena táctica, pero conmigo no funciona. Me ofreció un montos de rosarios, cruces y recuerdos de los romanos. En el Vaticano me di cuenta que salía mas barato,pero hasta ese entonces no lo sabia y me parecía barato. Me mostó, como ejemplo, un rosario que, según él, en el Vaticano salía € 45 (vi que tenía una etiqueta en el rosario que decía ese precio) y te lo vendía a € 20. En ese momento le creí pero menos mal que no lo compré. En el Vaticano salía mas barato.
Se alejó de mi porque no le compré nada y seguí esperando en la cola, que a esa altura ya tenía unas 5 personas. De todos modos me llamó la antecion los pocos turistas, yo esperaba contingentes enormes de gringos, japoneses, todos con sus flashes…..todo eso vendría después. A esta altura no había nadie.
Puntualmente, a las 8:30 hs abrió. Entre Nro 2 ya que tenía unos turistas enfrente.
Emocionado entré casi corriendo rumbo a sacar mi entrada. Lo compré junto con una audioguía en español. Tuve que dejar mi pasaporte italiano (siempre en Italia me manejé con este pasaporte) hasta que devolviese el aparato.
A las 8:40, y luego de subir las escaleras empinadas del Coliseo, llegué al primer piso y tuve el primer avistaje del imponente Coliseo. Un momento que nunca voy a olvidar mientras viva. Estaba adentro del Coliseo Romano, a esta hora totalmente desierto, solo para mi. Era mio.
El botón de la cámara digital no descanso por unos minutos, no podía parar de sacar fotos. Estaba enloquecido.
Pensé por unos minutos la historia de Roma, que tengo fresca porque el año pasado aprobé Derecho Romano, que incluye la historia de Roma. Pensé en la gente que murió ahí, justo donde estaba yo. Observé el piso del Coliseo. Estaba abierto y se puede ver los pasillos internos y subterráneos. Estos lugares eran los habitáculos de los gladiadores y fieras. Mamita, se me puso la piel de gallina. No puedo juzgar a la gente que disfrutaba de esto porque en esa época era “normal”, quizás dentro de 2000 años las personas que habiten este planeta tierra, si es que todavía existe, nos juzguen por las guerras, matanzas, invasiones, etc de nuestros tiempos. A nosotros casi nos parece normal…..
Di vueltas y vueltas alrededor de este piso. Hay dos niveles para recorrer. Yo quería sacar unas buenas fotos sin turistas. A esta hora no había casi nadie. En una hora todo iba a cambiar.
La humedad no Roma no se hizo esperar. Ya el calor se empezaba a sentir. Mi flamante buzo fue a parar a la mochila.
Le pedí a unos turistas que me sacaran una foto con la maravilla detrás. Lindas fotos me tomaron. A cada paso era una invitación para la foto. Me sentía realizado, no se porque. Sentía que después de esto todo iba a cambiar. Pensaba lo que me esperaba en Bs As cuando llegara. Pensaba que ya no tenía trabajo seguro en la inmobiliaria ni ingresos y que acá estaba gastando en Euros. Nada me importaba. Pensaba en disfrutar ahora, después vería. Siempre me arreglé. Estaba en Roma, en el Coliseo, “quien me quita lo bailado ¿?”.
Con la audioguia segui lo que podía. Me perdia a veces porque no estaba tan bien explicado donde tenía que ubicarme. O yo no lo entendía bien.
Hay un balcón que tiene una vista increíble dentro del Coliseo. Se ve todo el Foro Romano, el Arco de Tito, el Arco de Constantino. Imperdible esta vista a la historia. Estaba en el pasado, dentro del Imperio Romano, el mas grande de la humanidad.
Subi hasta el otro andar y también había una vista imponente. Disfrute mucho.
También visite dentro del Coliseo hay una muestra con armaduras, espadas y otros accesorios de gladiadores. Observe también un video que proyectaban dentro del Coliseo que da una introducción al lugar. A esta altura ya estaba repleto de turistas, los famosos contingentes de millones personas todos con sus guias explicando en todos los idiomas que se les ocurran.
Me quedé dentro del Coliseo hasta las 11 hs aprox. Tenía que seguir viaje, recién empezaba mi visita al lugar y ya estaba cansado.
No se si caminé mucho pero este día fue agotador para mi. Dentro del Foro Romano hay que caminar y la humedad de Roma no ayuda para nada. El calor es fuerte. Y eso que estaba en otoño ¡! Aca en verano no se puede recorrer nada seguramente. Mucho calor.
Con la entrada al coliseo pude entrar también a la parte histórica, justo enfrente del Coliseo. La entrada está a unos 200 metros. Aca adentro se puede visitar el famoso Palatino, que según la mitología romana, era el lugar donde vivía la loba que amamantó a Romulo y Remo. Estaba pisando la historia. Se entra por via di S. Gregorino pasando el Arco de Constantino.
Feliz porque no tuve que volver a pagar, empece a recorrer, aunque ya estaba cansado antes de empezar. El calor me mataba. Me compre un agua mineral para combatir el calor.
Con la entrada te dan un mapa del Foro Romano y Museo Palatino pero seguro te perdes porque hay 31 lugares para visitar y es casi imposible seguir el mapa que te dan. Están señalizados, pero te perdes. Lo comprobé con varios turistas que al preguntarle donde estabas te contestaban “I don’t know “…..
Empezando mi recorrido me topé con Lo Stadio e il complesso Severiano, un imponente lugar que solo podias ver desde arriba. Aca por suerte había una canilla con agua. Me refresque la cabeza.
Siguiendo mi camino y cerca, vi La Domus Augustana y LÁula Isiaca. Cada paso que dabas era para una foto. El lugar esta ambientado para que te sientas dentro de la historia, no es broma.
Tipo 12 hs llegué al Museo Palatino. Antes de entrar me quedé recuperando fuerzas afuera. Había unos bancos donde todos los turistas recuperaban fuerzas antes de seguir.
Entré y vi una muestra de objetos. Había objetos, en la Sala I, de la prehistoria con 100.000 años antes de Cristo, según decía.
Estuve ahí unos 30 minutos. Unas japonesas simpaticas me las cruzaba por todos lados. Aca también. Se ve que venían haciendo el recorrido junto conmigo o parecido.
Antes de salir tuve que hacer cola para ir al baño.
Cuando Sali me volvi a quedar sentado en los asientos frente al Museo Palatino. Habia sombra y me quede dormido sentado. No se cuanto habré dormido pero calculo unos 20 minutos profundamente. Eso me dio fuerzas para seguir.
Seguí mi recorrido: Pasé por Il Peristilio, La casa dei Grifi. A las 13 hs llegué a la Casa de Augusto pero no pude entrar porque justo a esa hora se cierra. De todos modos desde aca se podía ver todo y tome excelentes fotos.
Desde el monte Palatino se tenía una excelente vista de la via Sacra, un lugar realmente mágico, el mejor de este lugar donde aca si, indudablemente retrocedes 2000 años con solo entrar. Mágico.
Desde aca tome buenas fotos hasta que decidi bajar a la Via Sacra.
Entre por el Arco de Tito, muy bien conservado. De cerca unos puede contemplarlo mejor. Tome buenas fotos.
Estaba muerto de cansancio y agotado por el calor, pero igual nada de esto impedía disfrutar del lugar. Esto era lo mejor del viaje. Había estado 2 semanas con esos pendejos en Trieste, solo para llegar gratis a Roma. Me había sacrificado, aguantado, sufrido por llegar aca. Y aca estaba.
La Via Sacra es un lugar de ensueño. Ahí vi La Basilica di Massenzio, imponente por cierto, El Templo de Romulo, El Templo de Antonino y Faustina, La Curia Giuglia e LÁrco di Settimio Severo, Arco de Augusto, entre otras cosas. Tanto para ver. Tanta historia que tu mente no puede asimilar cada cosa y contemplar en ese momento todo lo que es. Necesitar un dia para cada cosa que nombre para realmente conocer y valorar lo que ves. Ves una columna y quizás la pasas por alto sin saber (o quizás sabiendo pero no tenes tiempo de parar) el valor histórico. Me quedo con la postal en mi mente de la Via Sacra, lo mejor de Roma.
A las 14 hs aprox dejé el lugar, quedando hasta el dia de hoy, grabado en mi retina.
Estaba agotado, pero quería ver el Circo Massimo, un lugar que hizo las veces de carrera de carruajes tirado por caballos, divertimento romano. Esto quedaba saliendo del Foro Romano.
Si mirabas el mapa, estaba atrás, de hecho lo estaba pero tenías que caminar como 500 metros hasta llegar. Yo me imagine un lugar muy turístico, pero solo queda del circo el lugar físico. No hay ni siquiera cartes que indican. Esta la pista que usaban para trasladarse los carruajes. Hoy en dia la gente corre alrededor. Me desiluciono un poco el lugar. Esperaba mas. De todo modos me quede un rato a la sombra y me saque las zapatillas y medias para recuperar fuerzas. Ya a esta altura del viaje no podía usar mas mis Havaiannas para caminar, tenía que usar zapatillas y medias. No era para nada fresca la indumentaria, pero mi pie me dolia si no usaba zapatillas. No quería pasar por las sensaciones de Split donde casi caminaba rengo. De todos modos, algo me molestaba el pie.
Me repuse y segui viaje. Quería comer algo y agarre mi mapa para ver la estación de metro que me llevase a casa otra vez. Estaba cerca.
Camine poco. Para cruzar cada avenida dejabas la vida si te descuidabas. El transito es agresivo. Las motos peores que los autos. Pasan en rojo, no respetan nada. Y hay millones ¡ por todos lados motos.
Vi unos lugares para comer, pero me parecieron caro, asi que fui a tomar el metro.
Me baje en Termini y ahí vi un Mc Donals, lo mas barato que existe para comer. Comi 3 hamburguesas mas un jugo por algo mas de € 5.
Luego fui a internet en el mismo lugar donde había ido por primera vez. En Roma ya me movia como pez en el agua. Me ubicaba perfectamente bien y hasta podía indicarles a otros.
La tarde me la tome con calma. Volvi al hostel a descansar un poco y luego Sali a caminar por la Via Nazionale otro poco.
Volvi nuevamente a las 20 hs. Me tome un bano y me quede hablando con la argentina, que no recuerdo su nombre. Muy simpatica, introvertida, con unos ojos tristes y sufridos. Ese mismo dia me conto que le mando un mail el jefe que tiene (tenía) en Buenos Aires dándole el ultimátum para que se presente a trabajar el lunes siguiente. Ella se había tirado un lance para prorrogar la fecha porque ella estaba viviendo en Londres. Se había ido ahí porque estaba cansada del trabajo y con la excusa de perfeccionar su ingles. Pero ella tenía intenciones de instalarse porque le encanta Londres y los ingleses. Después de escuchar otra historia mas de vida pensé en los locos que andan sueltos por el mundo, sobreviven, nadie muere. Todos en busca de la “paz”interior y de su lugar en el mundo. Yo tenía algo de ellos, tengo ese afán de encontrar mi lugar y mi trabajo. Por esto viajo, me hace salir de la realidad mala que vivo desde hace anos, en temas laborales y de medio ambiente en general. Cuando llego siempre sufro las consecuencias, me cuesta entrar a la realidad luego de haber vivido esta “realidad virtual”de viajar. Viajar es lo máximo del mundo, nada iguala la sensación de pensar “mira a donde llegue” …..llegue  a lugares que nunca pensé, a lugares que ni siquiera planifique. Y llegue, sin pensarlo ni planificarlo.
La argentina me invito a comer y acepte. Tenía que comer algo. Esta noche tendría con quien sentarme. Ella quería comer pizza.
Antes fumo un cigarrillo afuera junto con una pareja de israeslitas macanudos. La chica tenía una mama argentina y estaban en Roma de viaje luego de haber pasado 2 anos haciendo el servicio militar en Israel. El era macanudo, de apariencia desalineada, con una mirada de paz en su rostro. Nos quedamos los cuatro ahí hablando un buen rato. La argentina ahí conto que no tenía trabajo en Londres. La sentí sola, desamparada. La chica israeslita hablaba parte de la conversación en español. El no entendía, o poco. La conversación era en ingles generalmente, una mezcla de idiomas como en todo el viaje. La torre de Babel era. Nos despedimos al rato y fuimos a comer.
Fuimos caminando, en una hermosa noche, a la Fontana de Trevi. Ella no la conocía y yo la quería ver de noche. Ya conocía el camino a la perfeccion. Ya no me perdia en Roma. Era mas cerca de lo que parecía. Fuimos hablando de las cosas que conte, de temas varios. Esa conversación y esa compañía era irreal. No la conocía, ni siquiera sabia como se llamaba, pero fue una compañía, mi companera de cena.
Llegamos a la Fontana de Trevi y la vi mejor que de dia. Toda iluminada, alrededor los bares y restaurant llenos, con mesas afuera hacían del lugar mágico. Era Italia como se ve en la publicidad. Pero esta vez era real.
Nos sacamos varias fotos. A ella la vi un poco mas feliz, acompañada. Me imaginaba que se debe sentir estar gastando plata (en Libras Esterlinas) en Londres y sin trabajo. Hoy había perdido su trabajo en Argentina. Y su ingles era un 7 puntos. Me conto que tenía algunos amigos alla pero nada de otro mundo. Estaba sola. Hoy yo le hacia un poco de compañía, por lo menos por un rato.
Comimos pizza a 30 metros de la Fontana de Trevi y nos sentamos en una mesa sobre la calle. Muy lindo comer ahí mirando la gente pasar. Como en la publicidad. Comimos animados. Ella me conto algunas anécdotas. Me conto de un amigo que tenía en Bs As que había intentado acostarse con ella porque malinterpreto que ella lo invito a dormir a su casa para que no se vaya tan tarde. Ella lo conto asi. A quien se le ocurre invitar a dormir a un amigo a tu casa y que duerma en la misma cama?? O era muy inocente o muy boluda. Eso avala mi teoría que no hay amistad entre hombre y mujer.
Satisfechos, nos fuimos hacia el hostel. Antes ella quería cambiar plata para pagarme ya que no tenía cambio. En unos minutos ya no nos volveríamos a ver por el resto de nuestras vidas, aunque siempre en esos momentos parece que lo vas a ver siempre.
Fuimos hasta un bar y un italiano, muy amable nos acompano 100 metros para indicarnos el lugar que si vendían cigarrillos. Asi cambiaria plata. Muy amable el muchacho hincha de la Lazio. Me nombró a Mauro Zarate, ex Velez.
Caminamos debajo del puente Via Consulta y llegamos hasta el hostel. La espere hasta que se fume un cigarrillo. No esperaba mucho mas, era linda pero fumaba. No me gustaba mucho o yo no me sentía muy atraído por ella. Nos despedimos y me pidió que la despertase a la mañana porque ella cambiaba de hostel. Este no le gustaba.
Yo me fui a dormir tranquilo. En eso, antes de dormirme apareció esa mujer de 50 años. Realmente parecía de 30 años como mucho. Increible, muchos me dicen a mi que parezco de 10 menos pero ella era algo increíble. Se sentó en mi cama y charlamos un poco de todo. Ella hablaba bien español, ingles, italiano y no se que mas. Tan bien hablaba idiomas que no sabias de donde era. Vivía en Los Angeles, USA. Luego de de charla, si me dormi tranquilo. Al otro dia me esperaba la otra perla de Roma: El Vaticano
 
 
02-10-2010:  Me levanté bien temprano y la desperté a Carolina. Supe de nombre por el facebook cuando volví a Buenos Aires.
Ella estaba super dormida y mientras se desperezaba, yo fui al baño. Cuando volví estaba recién desperandose. Tenía todo preparado. Nos dimos un abrazo sabiendo que no nos íbamos a ver mas, quizás por el resto de nuestras vidas. Otra persona mas que conozco por un rato y van…. En los primeros viajes me afectaba esto, ahora ya casi no, ni siquiera pregunto o registro los nombres de estas personas justamente para no involucrarme sentimentalmente y luego sentir esa separación y nostalgia.
Este día me esperaba algo que, por mi religión, era indispensable conocer antes de morir: El Vaticano. Me vestí con camisa, jean y zapatillas porque sabia que no te dejan ingresas a la iglesia en short o musculosa.
Salí del hostel en la dormida Romay me fui directo a Termini, a tomarme el metro. Ya me movia perfectamente por Roma sin necesidad de preguntar. Debia bajarme en la Estacion “Ottaviano”.
Tomé un café en Mc Donals, el que está justo enfrente de Termini, sobre Via Giovanni Giolitti. No había tostado, asi que tome solo café, no quería medialuna. Salio € 1. Un señor mayor simpatico me saludo sin conocerme. Estaba sentado solo como yo, pero en otra mesa.
Compre mi boleto en la maquina automática. Es muy bueno el sistema y muy fácil de usar en diferentes idiomas.
Caminando debajo de esta ciudad subterránea vi alguno que describe a Roma. En un café, común y corriente, había ruinas Romanas!. Era bastante extraño ver mesas interrumpidas por ruinas. Se podían tocar y había una descripción de lo que eran y a que periodo pertenecían. La gente tomaba su café sin prestarle atención a 2000 años de historia a su lado. Lo comprendo, ya era natural para ellos, pero para mi era una alusinacion.
Tome el metro justo para el otro lado, asi que debi retroceder y tomarme el metro en la dirección correcta hasta llegar a la Estacion “Ottaviano”.
Bajé un poco ansioso por llegar. No era para menos. La segunda perla de Roma estaba a unos metros mios pero todavía no la veía.
Camine por la via Ottaviano. Me cruze cientos de negocios con sourvenirs referente al Vaticano y Roma en general. Pregunte en varios hasta que paré en uno en especial. Cecilia me había pedido una cruz de madera del Vaticano. Aunque parezca mentira, en la ciudad cuesta conseguir una cruz de madera! Tuve que venir hasta aca para conseguirla. Había de todos los tamanos y precios. Yo elegi una linda que me costo € 25. No era ni de las mas caras ni de las mas baratas. También compre una de menor calidad para mi.
Siguiendo mi camino hacia la Plaza de San Pedro, me crucé con gente de todos los colores, vestimentas, países, idiomas…..una mezcla indescriptible. Les saque una foto a dos monjas negras que me llamaron la atención. Te cruzabas sacerdotes de todos los colores también que se notaban que eran turistas.
Mientras caminaba vi la cúpula de la Basilica. Me puse mas ansioso, sabia que estaba a 100 metros de entrar a la plaza!. Saque varias fotos del momento.
Cuando apenas vi la entrada de costado de la plaza entre casi corriendo. Las columnas enormes. Miraba hacia arriba y veía la imponente construcción. Y ahí observe por primera vez la Plaza San Pedro. Tuve una primera imagen. Estaba concentrado en la Plaza, no pensaba en nada mas. Me olvide de todo por un segundo.
En la TV parece mucho mas grande o por lo menos me imaginaba mucho mas grande. No es chica obviamente, pero mi idealización de la plaza la hacia infinita.
A mi derecho tenía la Basilica de San Pedro. Imponente. Ya había cola para entrar pero primero me fui al medio de la plaza a tener una visión sistémica de la plaza para no olvidarla nunca. Nunca voy a olvidar lo que sentí. “Llegué”, pensé. Y si, había llegado. Me saque varias fotos y filmé este momento histórico de mi vida, un momento que ya nadie podía quitarme. Yo había llegado.
Respire, intente recuperarme de la emoción y me digne a hacer la fila para entrar a la Basílica, símbolo de la Religion Católica.
En la fila veía que mucha gente salteaba puestos, no iba hasta el final. Ahí pensé que maleducados. Yo pensé que esto era exclusivo de países del tercer mundo, pero no. La mala educación, por desgracia, no sabe de Primer y Tercer mundo. Me llamó la atención.
Me quede hablando con una inglesa muy macanuda en la fila. Ella me conto que la habían mandado por trabajo y de paso aprovechaba para hacer turismo. Que suerte la de ella. Yo no tenía tanta suerte aca, no tenía trabajo ni plata, pero estaba en ese momento en el mismo lugar que ella.
Habremos demorado unos 30 minutos en llegar. No fue una tortura porque estaba haciendo una cola en la Plaza San Pedro ¡ no en un banco. Miraba, observaba todo lo que pasaba a mi alrededor. No quería que este dia terminara nunca, aunque todos los días a veces por suerte y otras por desgracia, tienen un principio y un fin. Pero al otro dia hay revancha, esto es lo bueno de mi vida.
Pasé el control sin sobresaltos. Yo estaba bien vestido a pesar del calor que ya se hacia sentir. Las mujeres que estaban con musculosa las obligaban a cubrirse los hombros con algo. Parece mentira lo irrespetuosa que es la gente con el lugar mas santo de los cristianos. Quiero ver si en una sinagoga o mezquita dejan entrar a cualquiera. Además pude ver lo irrespetuosa que es la gente, estoy hablando de cristianos mismos, con un lugar sagrado. Cuando entras hay un cartel escrito que dice mantener silencio pero dentro de la Basilica es un bullicio constante (y a veces gritos y risas), a pesar de que están dando misa. Una vergüenza somos los católicos.
Recorri cada paso de la Basilica. Cada rincón. Me quede adentro cerca de 1 ½ horas. Todo es una maravilla, desde el punto de vista arquitectónico hasta el valor religioso. Uno pensaba que allí era el centro del Catolicismo y se me ponía la piel de gallina.
Uno de los lugares que mas me llamo la atención fue el cuerpo dentro de la Basilica del llamado “Papa bueno”. Era Juan XXIII. Mucha gente pasaba por él.
Otro lugar increíble fue la Capilla del Santisimo Sacramento donde había que hacer cola para entrar y estaba muy bien custodiada. Después entendí que tiene obras del ano 1632. Yo rece un poco aquí. Me llamo la atención que el guardia le prohibió la entrada a alguien mientras yo estaba ahí. No se porque. Había un derecho de admisión importante.
Recorri cada punto. Me quede escuchando un poco de misa en italiano. En Roma escuche misa en italiano e ingles. En Salzburgo, Austria escuche misa en alemán. Siempre católica. Extraño, una experiencia mas.
Satisfecho, Sali del lugar mágico. Quice hacer la cola para subir a la Cupula. Me acordaba que Beba me había contado que era difícil subir aunque subió. Yo no podía obviar esto pero la cola era demasiada asi que desisti. El calor ayudaba poco para hacer la cola debajo del sol de la 1 PM.
Entre en el museo donde están todos los papas fallecidos. Es un lugar lindo. Obviamente el que tiene mayor prensa es el lugar donde esta Juan Pablo II. El lugar esta muy custodiado y no te dejan sacar fotos. Para mi sorpresa, es mas visitado que el propio Apostol Pedro. Increible. A mi se me puso la piel de gallina con solo pensar que a un metro de distancia estaban los restos de alguien que fue el preferido del propio Jesucristo y que había compartido con el muchas cosas. Estaba ahí a un metro.
Luego de este gran tour, me decidi seguir recorriendo Roma. Pero antes la ultima foto con la Plaza atrás. Ya tenía varias igual, pero una mas nunca esta de mas.
Mientras me alejaba de la Plaza miraba hacia atrás. Tenía hambre, en estos días no había comido bien, con buena alimentación. Mi dieta se basaba en comida chatarra y pizza, era lo mas barato en una carísima Roma. Esta ciudad no es para pobres.
Tenía hambre, quería comer bien. Quería sentarme a comer. Y mucho.
Sabia que mi próximo destino era el Castel de San’t Angelo. Lo veía desde la plaza San Pedro porque era realmente imponente. Era un referente de la ciudad de Roma, otro lugar imperdible.
Pero primero mi estomago. Asi que en el camino vi un restaurant y entre. En ese momento no pensé en el costo. Iba a comer.
El lugar estaba repleto de turistas asi que no debería ser malo. Era autoservice asi que agarre mi bandeja y me pedi una lasagna y unas rabas de entrada. Mas una coca. Gaste unos € 20 creo que lo máximo que gaste en comida. Pero valio la pena.
La lasagna estaba riquísima. Y las rabas ni hablar. Frescas. Me sente con mi bandeja cerca de unos españoles que tenía en la mesa de al lado. Recuerdo que una de las mujeres repetía una canción una y otra vez que en una parte decía “las nenas con las nenas” en alusión que estaban sentados en dos mesas diferente, una los hombres y otra las mujeres. A la quinta vez que la escuche me dio vergüenza ajena.
Que rica que estaba mi comida. Solo me daba un poco de vergüenza comer solo ya que todos estaban acompañados menos yo. Pero no era la primera vez que comia solo, estoy acostumbrado.
Muy satisfecho, decidi seguir mi tour por Roma. Todavía tenía cosas para ver este dia. Analice mi mapa otra vez y arme mi recorrido. Lo tenía a la perfeccion.
Tres cuadras me separaban del Castel de San’t Angelo. El Castillo era imponente. Era el Mausoleo de Adriano y estaba a la orilla del rio Tiber.
Cuando llegue pensé en pagar los € 8 que costaba la entrada asi que decidi pensarlo mientras di una vuela alrededor del Castillo por afuera. Interminable la vuelta de lo grande que era. Me quede en una plaza junto al Castillo recuperándome. Ahí había una estatua del Emperador Adriano. También tome buenas fotos.
Cuando me decidi a entrar una llovizna empezó a caer. Ya me había decidido, iba a entrar. Estaba ahí, no volveria mas.
El Castillo tenía unos pasillos interminables, oscuros, dándole una dimensión de lo que fue. Imponente. Yo estaba cansado de caminar para subir y bajar rampas.
La mejor vista era en la terraza del castillo. Imponente vista de Roma y del Tiber. Antes tenía un bar con unas terrazas y buena vista. Me quede sentado un buen rato.
El Castillo era imponente aunque me sentí un poco desilusionado porque pensé que estaban los restos de Adriano, pero no.
Me habre quedado una media hora en total y segui mi camino. Mi próximo rumbo era el Mausoleo de Augusto y Museo Pacis que se encuentra al lado. Para esto tenía que caminar unas 10 cuadras pasando el puente Cavour.
Camine por unos puestos ambulantes que vendían de todo, desde libros usados hasta discos antiguos de artistas varios, souvenirs, etc. En general atendidos por personas extranjeros, ningún italiano. Pensé en varios momentos del viaje lo mal que la deben pasar esos extranjeros negros provenientes de Africa con la indiferencia de los italianos. Nunca vi una pareja de un negro con un italiano. Me lo confirmaron luego. En varios momentos del viaje, sobretodo en el Coliseo, vi como la policía italiano los corria. Se veía negros con sus mercaderías corriendo y un camión de policía persiguiéndolos. Pero no a todos, se ve que algunos tenían algún tipo de “arreglo” ya que tenían sus puestos y nadie los molestaba… historias….
Antes pase por el Palazzo di Giustizia en la Plaza Cavour un edificio imponente. Solo me saque una foto y segui siempre bordeando el Tiber.
Apenas cruce le puente me compre una Coca. Estaba muerto de sed. La Coca en la calle te cuesta € 3 y en le supermercado la misma € 0,5 o menos. Me sente un rato para recuperar energía. El calor y humedad te matan. Lo malo de Roma.
Preguntando llegue al Mausoleo de Augusto y Museo Pacis. Al principio pensé en no entrar pero vi que el monumento era imponente y bien conservado. Se veía desde afuera asi que ya había gastado plata,  € 6,5 mas no me cambiaban la economía. Pague y entre.
El Mausoleo esta impecable. Muy bien cuidado. El lugar es chico, esto solo hay para ver aunque lo recomiendo. También en el lugar había una muestra donde se exibian logos, de un concurso de chicos romanos, de Roma. Habia buenos logos que me gustaron. Ahí estaban los mejores.
Me sente un rato pero me hicieron levantas. No podía hacer nada mas que mirar y no da el lugar para mas 15 minutos.
Con la entrada también se puede entrar la museo continuo al lugar. Asi que me fui para alla.  Había muestras de reliquias antiguas romanas en perfecto estado de conservación. Lo bueno es que hasta se pueden tocar. Tocar la historia. Me quede 10 minutos y segui viaje.
Ya eran las 17 hs y había hecho bastante pero todavía me quedaban dos lugares hoy para completar mi itinerario de hoy: El Pantheon y Plaza Navona.
Bajando por la Via Giuglia Sali casi derecho. Un cartel me terminó de indicar que había llegado a la ruina romana mejor conservada de Roma: El Pantheon. Esta situado en la Plaza de La Rotonda y apenas uno levanta la vista se lee “ Marco Agrippa, hijo de Lucio, Cónsul por tercera vez, lo construyó “. Logicamente en el idioma de la época, pero tengo mis anotaciones con la traducción. Un español que estaba explicándoles a sus hijas me amplio la información que Marco Agrippa era un general romano.
La plaza era chica y tenía un monumento en el medio. Era imponente el edificio por lo impecable que estaba conservado. Dentro de la iglesia había una cúpula que hasta el dia de hoy los arquitectos se preguntan como resiste el peso la estructura. Toda una novedad para la aquitectura de esa época. Quice entrar a la iglesia pero estaba cerrada hasta las 18 hs porque estaban dando misa. No importa, ya iba a entrar.
Como la plaza Navona estaba muy cerca, decidi ir hasta alla. Claro, pensé que era una plaza mas, que era algo mas de Roma pero fue la plaza mas hermosa que visite. Me encanto.
La plaza tiene tres fuentes: la fuente dei Fiumi, la Fontana de Nettuno y la Fontana del Moro. En el medio de la plaza esta la Iglesia de Santa Agnese in Agone.
Antes de entrar a la plaza hay un bar donde venden bebidas alcohólicas típicas como lemonchelo y te dan para degustar los tragos. Es hermosa esa cuadra.
Apenas entre a la plaza vi lo animada que era. Muchos espectáculos artísticos de artistas bohemios. Recuerdo una obra de teatro con un mimo que invitaba a chicos a actuar e interactuaba con el publico en general. Muy entretenido. También me quede mirando un largo rato una banda encabezada por el señor que tocaba el violin. Se comia el espectáculo. Recuerdo la expresión de su cara al tocar en forma magistral el violin. Como sentía la música. Que envidia al no sentir eso. Envidio a esa gente que tiene una pasión asi y que encima puede vivir de ella. Yo no tengo vocación ni nunca tuve alguna pasión por algo que trabaje.
Vendían los CD con la música a 10 euros. Valia la pena pero no quería gastar mas plata. Sabia lo que me esperaba cuando llegase a Buenos Aires.
La plaza estaba rodeada con edificios de colores, todos bajos, incluyendo la Embajada de Brasil. Que diferencia de la nuestra que estaba en un lugar no tan importante.
Habia algunas pinturas expuestas de artistas amateurs. Valia la pena comprar una y hacer un cuadro pero era caro para mi economía.
Los balcones con flores coloridas completaban la escena de la mejor plaza de Roma para mi gusto. Una delicia.
Era perfecto el clima, el lugar, la escena, los artistas, la arquitectura, Roma…….todo lindo. Agradecí a Dios mil veces, reze una oración en agradecimiento por estas ahí.
Me quede sentardo en la fuente un largo rato viendo a la gente de todas razas y nacionalidades desplazarse de aquí para alla hasta que decidi volver al Pantheon.
Camine los 300 metros con algún problema en mi pie. Otra vez comenzó a fallar.
Llegue y ya estaba abierto el Pantheon para visitarlo. Claro, se había transformado en iglesia católica con el paso del tiempo. La historia se repetía en America y Europa…..todo se tiro abajo o se construyo arriba para hacer iglesias catolicas….
La iglesia era chica pero de gran contenido histórico. Saque dos fotos y me quede sin batería ¡ que bronca. Estaba adentro y no podía sacar fotos. Bueno, tampoco me hice mucho problema y saque con la maquina filmadora algunas.
La noche empezaba a caer. Me quede en medio de esta plaza escuchando un señor con una voz privilegiada cantando opera. La gente se agrupo a escucharlo. Era un lujo ya que tenía un pequeño grabador que le pasaba música y cantaba sin micrófono a cielo abierto. Asi y todo su voz potente hacia que se escuche de todos lados. Era la frutilla del postre cuando canto O sole mio.
La noche había llegado. Hoy estaba realmente cansado. Decidi caminar hasta el bus para volver al hotel. Ya me ubicaba no necesitaba preguntar.
No tenía boleto, asi que tuve que hacer unos 300 metros para comprar ticket. Antes pase por un ciber y compre 15 minutos de internet que gaste sin darme cuenta.
Con mi boleto ahora si volvi con el bus 64 que pasa por Via Nazionale a descansar. Llegue tarde asi que me di un bano y a dormir mas que feliz. Otro buen dia había terminado. Estaba agotado de tanto andar de aquí para alla pero mi corazón contento como tantas veces lo sentí en todos los viajes que hice.
 
 
 
 
03-10-2010:  Preguntando el día anterior, me informaron que el papa se asomaba por la ventana a bendecir en la Plaza San Pedro los domingos al mediodía. Así que, como hoy ya había visitado lo mas importante, ya me quedaba libre para ver esto, subir a la cúpula y otras cosas.
Arranqué un poco menos temprano que los otros días. Hoy quería relajarme un poco. Mi idea era ir a ver el Campo di Fiori, vendido como un verdadero “mercado romano”.
Compre ticket en el puesto de diario sobre la Via Nazionale y fui hasta alla. Pasando el Palazzo Venezia, son dos paradas mas. Queda cerca de la Plaza Navona y el Area Sacra.
Era domingo, Roma estaba un poco mas tranquila, por lo menos se podía viajar un poco mejor. El transporte publico es bastante malo. Los buses en hora pico van siempre colmados al punto de ver pequeñas discusiones entre los usuarios porque no pueden subir. Es primer mundo pero igual un desastre.
Me baje en Via Corso Emanuele y me paso algo extraño. Una perlita. Cruzo la calle y me cruzo a un loco. Si, una persona en no sano juicio que me miro y venia hacia mi. Yo me hice el distraído, como si no me hubiese dado cuenta que me señalaba a mi, y cruce la calle. Al cruzar, y de casualidad, el cruzo también y me reconoció. Me dijo algo apuntándome con el dedo que no entendí. Yo ni lo mire y segui paso. Vaya a saber, se ve que no le gustaban los turistas.
Cuando faltaban 100 metros para llegar, me pare en un bar a desayunar. Me pedi un capucino y un tostado. Siempre en Italia desayunan con mediaslunas…..porque tengo que comer mediaslunas si yo quiero un tostado?? Me lo tuvo que preparar especialmente para mi porque le complique la vida a los dos jóvenes amables que atendían. El capucino ya me lo había terminado cuando llego el tostado pero me lo comi igual con gusto. Habían dos mujeres hablando en portugués al lado mio, los únicos que estábamos en el bar desayunando parados. Era un bar de paso.
Termine de desayunar y me fui al Campo di Fiori. Llegue y me sorprendí. Estaba vacio, no había puestos ni nada. Le pregunte a una señora que tenía un puesto de diarios y me dio la noticia: los domingos está cerrado.
Acongojado saque mi mapa y vi que podía hacer. Lo decidi: me tome un bus hasta el Vaticano.
Llegue y no había tanta gente, me extraño también porque supuestamente los domingos dan misa y saluda el papa. Claro, me entere que el papa estaba en Sicilia y por eso las pantallas estaban en la Plaza San Pedro para que todos vean la misa en vivo.
No importa, agarre y me hice la cola para subir a la cúpula. No podía fallar.
Pague los € 5 que cuesta subir caminando (vs € 7 que sale el ascensor). En realidad la gracia es subir caminando. Pero me entere de algo. No subís hasta la cúpula con el ascensor. El último tramo, que es el verdaderamente difícil, lo tenés que hacer si o si caminando sobre un pasillo muy angosto que no entra una persona gorda.
Pero todo esto no lo sabía. Asi que subi el primer tramo caminando. El camino era totalmente accesible o sea que me llamo la atención los comentarios de Beba que me dijo que era la muerte subir…..no era para tanto, además no había nadie….que raro, pensé.
Este camino termina, al igual que el ascensor, en un patio que subiendo una pequeña escalera, nos lleva hasta adentro de la Basilica de San Pedro. Estaba en la base de la cúpula, pero hasta ahí no sabía que había un trecho mas. De hecho, no había nadie subiendo o haciendo la cola para subir.
La vista desde aca daba miedo. Sufro un poco el vértigo y estábamos realmente alto. Había una reja que no dejaba sacar excelentes fotos de esta vista adentro de la Basilica pero estaba bien.
Me quede un rato y decidi bajar. Cuando llego a planta baja y con la idea de seguir mi viaje el guardia me pregunte si había subido a la cúpula. Obviamente le dije que si y él me dijo que NO. Como sabia que hice? Me dijo que no podía ser por el tiempo que demore. Me dijo que había un tramo mas ¡! Que tonto, llegue hasta alla y no me di cuenta? Muy amablemente me dijo que volviera, que tomase el ascensor gratis. La verdad es que se lo agradezco a él haber subido hasta allá.
Volvi a la carga. Hice lo que me dijo y ahora si, había una cola que hacer. Me lamente porque hacia 15 minutos había estado ahí y no había nadie.
Hacia calor. Había un gordo que estaba todo transpirado y con ganas de no subir. Ya tenía calor aca, en el pasillo diminuto habrá sufrido mas todavía.
Delante mio había una señora con sus dos hijas españolas. Una era muy bonita y me estaba coqueteando. Pena que estaba con la madre, sino algo hubiera hecho.
Demoramos ahí unos 20 minutos hasta que llego el turno. Se subia por grupos.
Justo iba a cortar en mi, pero me adelante y pase. Sino otro rato esperando.
El pasillo era realmente corto. Por momento muy angosto. Una persona gorda se quedaba atrapada seguro. Además en algunos trechos tenías que tener cuidado con la cabeza porque te podias golpear.
Durante el camino se va dando una cosa extraña entre el grupo, parecida a lo que se daba cuando hicimos el Camino del Inca en Peru. Una especie de sentido de “grupo”. Extraño.
Llegamos y ahora si, estaba en la cima de la Cupula. Desde aca se tenía la mejor vista de Roma. Una vista increíble de la Plaza San Pedro y Roma en general. Estábamos realmente altos, mamita, daba un poco de vértigo!
Saque buenas fotos desde aca. Las personas que estaban dentro de la Plaza San Pedro se veian realmente chicas. Eran hormigas.
El descenso fue mas fácil. Era por otro camino. Me compre una Coca Cola ahí. Había un pequeño bar y me quede recuperando fuerzas. Todo lo hice con calma mi ultimo dia completo en Roma. Me faltaba solo un dia para volverme a Buenos Aires luego de casi 1 mes en total (incluyendo estadia en Trieste por dos semanas).
Ya tenía ganas de volverme a mi departamento, mi cama, la tranquilidad de mi casa. Es mi lugar en el mundo y mas luego de haber viajado tanto.
Apenas bajas, te deja dentro de la Basilica. O sorpresa asi que me di mi ultima vuelta, quizás pensando que no volvería nunca mas o al menos no creo que tenga tantas veces esta hermosa posibilidad.
Me quede bastante tiempo por aca. Me sente en una posición privilegiada en la plaza mientras veía al papa dar misa en Sicilia por las pantallas gigantes. Lamente no haberlo podido ver aunque sea una figura chiquita desde la ventana. La bendición del papa en vivo! Imaginate.
Me quede a la sombra porque el sol era insoportable.
Salí de ahí y me entretenía con los puestos callejeros de venta de souvenirs. Te volves loco si empezas a comparar precios. Yo ya había comprado y en un local compre unos rosarios a € 2 para Beba, Tito y Gabriel. Un lindo recuerdo del Vaticano.
Cuando me iba pasé por una pizzería y me compre una porción gigante. Llama la atención que el precio de la pizza te lo publican por 100 gramos!. Vos elegís el tipo de pizza, te la pesan y de ahí te cobran. Hay pizzería por todos lados.
Esta porción me la comi en paz. Solo había 4 adolescentes que me acompanaban. El lugar era chico pero uno se sentaba en los escalones del local. Había unas colchonetas que podias usar para apoyar la cola.
Me quede con hambre asi que justo iba a pedir otra porción y cayo un contingente de 25 personas….se comieron todo asi que tuve que esperar hasta que sacaran la otra pizza porque arrasaron con todo. Espere unos 15 minutos. De hecho no tenía apuro. Además quería hacer todo tranquilo hoy.
Pedi a los cuatro quesos ( la otra era de jamon crudo). Muy rica. Me tuve que sentar enfrente porque no había mas lugar. Quede llenísimo y ahí si, emprendi viaje de regreso.
Antes pase por el museo del Vaticano aunque sea para ver la entrada ya que los domingos justo esta cerrado. No me moria por entrar, ya había estado todo muy bien.
Antes me tome un helado barato cerca de ahí. Pasaron unos brasileros. Gran cantidad de brasileros vi en este viaje lo que no me parece normal, nunca había visto mas brasileros que argentinos viajando.
Fui directo a tomarme el metro. Mi próximo destino era San Pedro In Vincoli, una iglesia muy antigua que tiene una particularidad: tiene unas cadenas expuestas que supuestamente pertenecieron al Apostol Pedro cuando lo encadenaron en Jerusalen por predicar la palabra de Jesus. Laura, en Austria me había hablado de esto asi que lo encontré por internet y lo marque para hacer esta visita.
No estaba lejos de mi hostel, asi que me baje en la estación de metro Cavour y camine unas 3 cuadras. Siempre guiándome con mi mapa que era infalible.
Antes de llegar a la Iglesia, pasas por un túnel mágico con unas escaleras empinadas donde había una persona tocando el acordeon que endulzaba los oídos.
Llegue a la iglesia y por fuera no dice mucho. Parece chica aunque al ver los contingentes de turistas, supe que era importante.
La iglesia no decía mucho, era linda como todas las de Roma, pero en el altar estaba exibido un cofre. Había que bajar una pequeña escalinata y ahí si dentro del cofre estaban las cadenas. Me saque unas fotos emocionado. Había muchos turistas pero también muchos custodios. La gente, como en todas las iglesias, no respetan nada. Me parece mal que la Iglesia Catolica no haga respetar un poco mas un lugar tan sagrado.
Me quede sentado descansando y reponiéndome de la caminata y esperando que salieran un poco los turistas para tomar buenas fotos de las cadenas. Pero era imposible, contigentes entraban y salian con muchos turistas.
Sali y volvi a pasar por el puente ese maravilloso donde se respiraba un aire a “Italia”. Con la música del acordeon de este músico, lo hacia mágico. Filme un poco para grabar esta escena. Viva Italia, deje plasmado en el video.
Con mi mapa mi guie hasta llegar a mi próximo destino: la Chiesa de Sant’ Alfonso, donde esta la imagen del Perpetuo Socorro, iglesia que frecuente junto con Cecilia por lo menos el ultimo año. Quería aunque sea sacarme una foto.
Mirando el mapa me di cuenta que estaba de paso de mi hostel, cerquísima! Esta iglesia era chica. Cuando entre me sorprendi de algo. Estaban dando misa en ingles ¡ iglesia católica en ingles. Por lo menos me resulto extraño. Estuve un rato entendiendo la mitad y me fui.
Intente comprar una medallita o algo de recuerdo pero estaba cerrado el santuario. No pude.
De fondo, o sea a 100 metros de donde estaba si se veía una Iglesia enorme y bien representativa de Roma: Santa Maria Maggiore.
Hasta alla fui porque estaba a 200 metros de mi hotel. Ese edificio que veía apenas llegue a Roma, donde saque la primer foto de Roma, era con el fondo de esta iglesia. Recien hoy me di cuenta.
Entre a la Basilica y me quede un rato. Es histórica, había un museo pero no entre. Ya estaba cansado de ver iglesias y museos. Todo Roma es un museo y cada cuadra tiene una iglesia…
Antes de ir al hostel pase por el supermercado que esta a 100 metros y es barato. Compre mani y un agua para tomar. Me quede sentado en la puerta de la Embajada de Argentina. En la puerta hay dos bustos: uno de Bartolome Mitre y el otro de Manuel Belgrano.
Se ve que no les gusto mi presencia asi que una señora de adentro salió a decirme que no se podía estar ahí en la puerta. Ahí pensé lo mal que nos tratan esos noquis. Y eso que somos compratriotas y no le fuimos a pedir nada. Solo estaba sentado tomando un agua en el calor sofocante de Roma. Me levante y me fui no deseando ver a ningún otro argentino, por lo menos hasta que llegue a Buenos Aires.
Me volvi al hostel para arreglar lo del dia siguiente. Me cruce al dueño en la puerta. El subió con una mujer por el ascensor y yo por la escalera.
Me cobro € 3 por dejar la ma


Publicado
Modificado
Leído 1181 veces

    Enviar a un amigo

1 2 3 Capítulo 5
 
 


 

Capítulos de este diario