Sola en Europa durante un mes! (como sobrevivir)

Escribe: peperinafloyd
Casi sin pensarlo me lancé a hacer un viaje sola por Europa. Hasta que no puse el pie en el avión no fui consciente de lo que me esperaba... Un gran viaje lleno de nuevas experiencias, gente de todo el mundo y lugares increibles para conocer! Roma, Nápoles, Pompeya, Ancona, Florencia, Milán, Verona, Venecia, París y Barcelona. Ciudades impresionantes con caracteristicas que las hacen únicas. Mi viaje :)

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3 4 5 6

Ciao Roma!

Roma, Italia — martes, 10 de enero de 2012

Llegué a Italia el día 6 de marzo de 2011 a las 16 hs, cansada después de un largo viaje y con temor de no entender nada por el idioma y perderme en semejante aeropuerto. Por suerte, a la salida me estaba esperando Massimo, un amigo de un querido vecino mio, que se ofreció para ir a buscarme a mi y llevarme luego a la casa de Umberto, otro amigo que me hospedó en su casa y al cual voy a estar eternamente agradecida.

Ya en el auto comencé a preguntarle a Massimo cosas sobre la cultura de Italia y todo lo que me fue respondiendo después pude comprobarlo con mis propios ojos.  Ese mismo dia sali con Umberto a pasear con su auto y me dio un pantallazo de la ciudad, de los monumentos y museos más grandes, explicandome que la ciudad se dividía por el rio Tiber (o "Fiume Tevere") y que había siete colinas importantes en la ciudad: Monte Palatino, Aventino, el Campidoglio (que son los tres más importantes) el Quirinal, el Viminal, el Esquilino y el Celio. Esa noche también pasamos por el Coliseo, el Circo Massimo y el Foro Romano. Luego fuimos al supermercado, y creo que estuve muchísimo tiempo mirando las góndolas, buscando diferencias entre las comidas italianas y argentinas, ya que algunos productos me parecían rarisimos!

Mi primer día en Roma fue espectacular. Me levanté temprano y tomé el metro hasta el Coliseo. Hice la excursión guiada que me salió unos 20 euros e incluía la entrada "rápida" al Coliseo ( también llamado "Anfiteatro Flavio") y al Foro Romano (ni lo pensé después de ver las colas que había para entrar). Fue un paseo genial y la información que nos daba la guia era muy interesante sobre la historia y características arquitectónicas y culturales del Coliseo, un anfiteatro del año I a. C. en el que se celebraban espectáculos de todo tipo (el más conocido es la lucha de gladiadores).

La vista es realmente imponente y es increible ver semejante construcción y de tal antigüedad. Luego fui al Foro Romano, es decir el centro de la ciudad antigua romana; no se por qué habia imaginado que era chiquito, por el contrario es enorme y lleva bastante tiempo recorrerlo entero. Allí podemos encontrar monumentos y ruinas como el templo de Saturno y de Rómulo, las basílicas de Emilia y Julia o el Arco de Tito, entre muchos otros.

Al terminar el paseo decidí caminar por Via dei Fori Imperiali, que es una bellísima avenida, hasta Plaza Venecia y pasando cor el monumento a Vittorio Emanuele II. Y caminando y preguntando llegué a la Fontana di Trevi, que es sencillamente preciosa; obviamente no pueden olvidarse de tirar la moneda y pedir un deseo. Saqué muchas fotos y tomé un "gelato" en la heladería de la esquina. Caminé un poco más y llegué hasta Piazza Spagna, inconfundible por la fontana della Barcaccia, las escalinatas y la Basílica Trinidad dei Monti. Así terminó mi primer día, intenso, después de caminar unas 10 horas.

El segundo día fue también intenso. Tomé el metro a la mañana para ir a la famosa Ciudad del Vaticano (a pesar de ciertas diferencias ideológicas no podía dejar de visitar uno de los puntos turísticos más importantes de Roma). Llegué a la plaza de San Pedro a las 9 de la
mañana y había una cola tremenda, pero la fila avanzaba rápido y en menos de 20 minutos ya estaba adentro de la basílica que es realmente imponente. Luego subí a la cúpula y la vista de la ciudad desde esa altura es realmente increíble y desde luego emocionante. Al mediodía comí un “panini” (sándwich) que venden en unos carritos que están en la calle.

Son baratos y muy ricos! Es una buena opción para tener en cuenta a la hora de almorzar rápido. Después caminé hacia el museo del  Vaticano, donde estuve unas cuantas horas, ya que soy una amante del  arte. Es imperdible, las obras de arte que se encuentran allí son  históricamente reconocidas y antiquísimas. Los frescos de Rafael, la Capilla Sixtina y muchos otros cuadros de célebres pintores, esculturas de todo tipo, y muchos objetos y obras artísticas de todas las épocas. Allí conocí por casualidad a un pintor que exponía su cuadro en la sala de artes modernas, Pedro Cano, un señor más que agradable. Está bueno aclarar que existen varios modos de que conseguir descuentos en los museos: Esta la tarjeta “Roma Pass” que es una tarjeta de para  viajar gratis por la ciudad y descuentos en museos o sitios de interés que se consigue en las estaciones de metro. Si sos estudiante podés conseguir la tarjeta ISIC para estudiantes o menores de 25 años que
tiene algunos descuentos también. Y de más esta decir que si tienen pasaporte europeo se consiguen muchísimos descuentos.

Ese mismo día visité el Castillo de Sant Angelo, que está muy cerca del Vaticano. La vista desde la terraza es bellísima; creo que es especial para ver el atardecer.

En el cuarto día me dirigí a la Piazza del Popolo (o Plaza del Pueblo) que es enorme y muy linda. Luego subí por las escalinatas hasta Villa Borghese, que es simplemente uno de los lugares más lindos para pasear. Calles tranquilas, grandes jardines con colinas verdes y árboles hermosos. También hay un zoológico bastante grande y la Galería de arte Borghese; no pude entrar porque se necesitaba una reserva y yo no lo sabía, así que si les interesa recuerden reservar.
Sin darme cuenta y saliendo de Villa Borghese, me encontré con el Museo Nacional de Artes Modernas, que es realmente hermoso y tiene muchos salones de arte de muchísimos artistas como Klimt, Miró, Van Gogh, Cezanne, Duchamp y Modigliani; es un muy lindo museo para visitar.
Más tarde fui caminando hasta el Panteón de Agripa, un templo que fue construido a comienzos del Imperio Romano, es bellísimo. No pude entrar porque ese mismo día daban una misa, pero es imperdible ya que es muy antiguo y bastante original por su forma circular. De ahí caminé unas cuadras hasta Piazza Navona, conocida por la cantidad de artistas que se dedican a hacer caricaturas o retratos o venden sus cuadros. También hay músicos y humoristas, es un muy lindo lugar (además de la hermosa fuente en el centro con la escultura de Poseidón). El último lugar que conocí fue Campo di Fiori, un mercado hermoso en el que se venden todo tipo de cosas: flores, alimentos de todo tipo, indumentaria, etc. Es muy lindo para dar un paseo y comprar alguna que otra cosa.

Así termina mi estadía en Roma, una de las ciudades más lindas que conocí.

Tips:

Roma Pass: Tarjeta de viajes en metro y bus por la ciudad ilimitada durante los dias que se abonen y descuentos en museos. Isic Card: descuentos para estudiantes y menores de 25 años. Pasaporte europeo: descuentos en museos y sitios de interés.

Tiene que ver con: Ahorrar dinero, Transporte
En Roma, Italia


Publicado
Modificado
Leído 2521 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3 4 5 6
 
 


 

Capítulos de este diario