Rio de janeiro y alrededores

Escribe: victoria80
Viaje realizado del 1 al 10 de diciembre de 2012

 

   Enviar a un amigo   

 
1 Capítulo 3 5 6 7 8 9

El corcovado

Río de Janeiro, Brasil — martes, 4 de diciembre de 2012

Hoy vamos para el famoso Corcovado o Cristo redentor. Como nos habían dicho tratamos de llegar temprano en la mañana para que no hubiera mucha gente. Como estábamos en Paula Freitas nos quedaba cerquita la praça Serzedeio Correia, en la avenida Nossa Señora de Copacabana y allí cogimos el bus 583 que nos llevó hasta la rua Cosme Velho  donde se encuentra el bondinho para subir al Corcovado. Compramos los boletos para subir que nos parecieron muy costosos 45 reales (us 22) por persona. El viaje fué de 15 minutos y de donde nos bajamos había que ir subiendo escalas que nos iban acercando al Cristo. Cada vez lo veíamos mas cerquita. Sí es grande, imponente, se ve la ciudad muy bonita pero admito que me decepcionó un poco. No sentí la emoción que creí sentiría. No se si era por el intenso calor que estaba haciendo en ese momento o por la cantidad de gente que poco a poco se acumulaba a lado y lado del monumento.

Tomamos las respectivas fotos. El calor era intenso y luego de 50 minutos cogimos el bondinho de regreso. Habiamos pensado  seguir para el Pão de açucar pero no había bus directo y estábamos un poco agotadas por el calor. Regresamos al apartamento a cambiarnos para una tarde de playa no sin antes tomarnos una cerveza fría con unas empanadas. Solo media cuadra nos separaba de la playa de Copacabana. Caminamos hasta allí, había poca gente pues era dia de semana. Hermosas playas con arena muy blanca. Nos metimos al mar y como el dia anterior,  el agua estaba muy fría y además el oleaje era muy fuerte, nos arrastraba, era terrible. No se si era por la época del año pero los días siguientes pasó lo mismo. Ya en la noche fuimos a una feria artesanal en la avenida Atlantica que la hacen todos los días por la noche menos los domingos. Pensamos que íbamos a poder comprar muchas cosas allí pero no fue así, nos pareció muy mala y de artesanía era muy poquito lo que tenia. Aprovechamos que estábamos cerquita del hotel Othon para subir hasta el piso 30 y poder ver desde allí las luces que configuraban la playa de Copacabana.



Publicado
Modificado
Leído 858 veces

    Enviar a un amigo

1 Capítulo 3 5 6 7 8 9
 
 


 

Vista desde El Corcovado

   

Capítulos de este diario