Rio es Rio, lo demás es loma

Escribe: CAMIDERM
Antes de iniciar este viaje sabía que Brasil era un destino obligado y reservado para dos o tres años más tarde... Aunque no sabía el porqué. Así, sin siquiera planearlo, tenía en mis manos un tiquete ida y regreso a Sao-Paulo... Podría dejar de visitar Rio?

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 Capítulo 4

Frío en Río?

Río de Janeiro, Brasil — domingo, 25 de julio de 2010

Se lo pregunté a todos y cada uno de los amigos que entrevisté, para intentar evitar repetir la historia de mi "verano" de fin de año en la Patagonia Argentina...
"Casi como Bogotá", aseguraron algunos. "Hace un viento frío", dijeron otros.
Resultado: llevé en mi maleta 2 sacos, 2 camisas de manga larga, 1 rompevientos y 1 chaqueta de cuero. Apenas si usé la chaqueta, porque no cabía en mi maleta al regreso, repleta de sandalias Hawaianas, bombones y botellas de cachaza. 
El calendario no miente, estábamos en "invierno", pero yo caminaba poco y sudaba tanto o más que la última vez que pasé por Cali ó Ibagué.
Los relojes electrónicos de la playa marcaron siempre entre 26 y 30 grados centígrados. A este clima ahora le llaman frío? Me pregunté. 
Si, hace fresco, claro, pero dentro de los buses (que por algo bien llaman frescão) que permanecen todo el día con el aire acondicionado al tope. 
Ni un poco de frio? Si, tal vez, en la noche, al subir al Pan de Azucar, a 400 msnm.
No me puedo imaginar esta ciudad en verano, en medio del carnaval, o en las estaciones del metro subterráneo con apenas unos ventiladores caseros cada 3 metros que solo logran despeinarte.
Quiero verlo de otro modo: es el invierno más cálido que alguna vez viví.


Publicado
Modificado
Leído 992 veces

    Enviar a un amigo

1 2 Capítulo 4
 
 


Capítulos de este diario