Rio es Rio, lo demás es loma

Escribe: CAMIDERM
Antes de iniciar este viaje sabía que Brasil era un destino obligado y reservado para dos o tres años más tarde... Aunque no sabía el porqué. Así, sin siquiera planearlo, tenía en mis manos un tiquete ida y regreso a Sao-Paulo... Podría dejar de visitar Rio?

 

   Enviar a un amigo   

 
1 Capítulo 3 5

Eu não falo português

Río de Janeiro, Brasil — sábado, 24 de julio de 2010

"Fácil e igualito al español"

Probablemente pensábamos así quienes entendimos en la radio alguna palabra mal pronunciada por uno de nuestros futbolistas del Palmeiras; los que creímos que era portugués ese mal español de Roberto Carlos en sus canciones; o los que nunca antes intentamos hablar con alguien que "falara" solo portugues.

Es un mito: no es un idioma fácil, ni es parecido al español, al menos no en su pronunciación. Se hace necesario, entonces, aprender a decir: "Eu não falo português".
Ah, si algunos aún no mi creen, lean este fragmento de algo muy sensato que escribió Daniel Samper:
 
Me di por vencido. Acepté que el portugués era un idioma difícil y entonces sí se le iluminaron los ojos a Norma. La cuestión era de orgullo. De ahí en adelante no me regañó sino que me mostró todas las diferencias que existen entre palabras homófonas de los dos idiomas. Caro se dice costoso, porque custoso quiere decir difícil; morado se dice roxo, porque rojo se dice vermelho, escenario se dice palco, porque palco se dice camarote, cadeira no es cadera, sino asiento, bilhete no es billete, sino nota: pero en cambio nota si quiere decir billete; maluco es loco y caprichosa es limpia, distinto es distinguido y presunto es jamón. Era demasiado. Pedí permiso para no volver nunca a las clases de portugués, el idioma más difícil del mundo.


Publicado
Modificado
Leído 1355 veces

    Enviar a un amigo

1 Capítulo 3 5
 
 


Capítulos de este diario