De Colombia pa´ Ecuador

Escribe: bastian785
En este, mi primer diario, trato de narrar con detalle las cosas que pasaron durante mi viaje, espero a alguien le sirvan a la hora de conocer este lindo país.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3

Cali - Ipiales - Tulcan - Quito

Quito, Ecuador — lunes, 7 de julio de 2008

Este viaje lo hice en julio de 2008 con mis amigos de la U: Ana, Lina, Vane y Juan; terminamos semestre y teníamos poco menos de 1 mes de vacaciones, una de mis amigas nos dijo que tenia familiares en Guayaquil que a su vez ellos tenían un apartamento en playas, desde luego nos gustó mucho la idea, pues el plan pintaba que por solo 500 mil pesos podíamos ir a otro país y hacer planes por una tal Ruta del sol, Hace un tiempo se nos había caído un paseo a la costa, todo por costos.

Hay una gran facilidad de viajar a la hermana República del Ecuador ya que resulta economico, mi amiga empezó a hacer llamadas para estimar gastos en buses, comidas etc. y así poder hacer un presupuesto. Entré a google earth, wow les recomiendo esa  herramienta, es lo mejor para evaluar lugares, caminos, distancias, en fin, te ayuda a hacerte una idea de lo que vas a hacer y a donde quieres viajar, eso en cuestión de tiempo es valioso.

Busqué  sobre Quito y nos cautivó poder ir a la casa presidencial, al centro histórico, al teleférico entre otras cosas, así pues, Quito estaba incluido en nuestro itinerario, también busqué sobre la ruta del sol, les cuento que es una ruta sobre la costa ecuatoriana casi siempre paralela al inmenso océano pacifico, llena de pequeños pueblos donde puedes disfrutar de sol, buenas playas, buena comida y de olas fuertes como las sabe tener el pacifico.

Así entonces, aterrizando un poco nuestro viaje, teníamos cerca de 12 días, 500 mil pesos de presupuesto aprox. y Quito, Guayaquil y la ruta del sol esperándonos.

EL día 1, (7 de julio) empezó en las horas de la noche en el terminal de transportes de Santiago de Cali, mi hermosa y natal Ciudad, la idea era conseguir pasajes para Pasto obviamente regateados, si señores, los negociantes sacaron el pasaje como en 25 mil pesos jajaja, pero adivinen, era una busetica donde apenas cabíamos, además, los puestos, bueno las niñas cogieron los del medio pues estos se podían reclinar un poco, pero Juan y yo viajamos como 8 horas en la ultima línea de sillas las cuales daban contra el vidrio posterior del bus y no se reclinaban.

Día 2
, (8 de julio), llegamos a Pasto en la mañana y en el mismo terminal de Pasto conseguimos transporte para Ipiales, la ciudad frontera con el Ecuador, el viaje duro cerca de 2 horas las cuales me las dormí todas pues el viaje de Pasto me traía mal. Ipiales es una ciudad fría, con un terminal pequeño pero moderno, ahí almorzamos un corrientaso como por 3000 pesos lo más de rico, buena sazón, limpio, eso si el jugo era hecho con polvito para gelatina jajaja pero igual estaba bueno. Pagamos un taxi de esos antiguos que en el baúl le cabe de todo como a 2500 cada uno para que nos llevara  a Rumichaca, el puente donde es el paso de frontera,  por suerte en esa época  el presidente Correa había omitido la presentación del pasado judicial para los colombianos y no tuvimos que sacarlo, el puente lo pasamos caminando, en el día es muy seguro no pasa nada, nos tomamos fotos y seguimos a sellar los pasaportes en el lado ecuatoriano, llenamos unos documentos, nos sellaron y salimos.

En las afueras hay parqueadas unas bans como esas escolares, nos cobraron como 50 centavos de dólar para llevarnos a Tulcán, en ese trayecto empezó nuestra cruz, en un reten de la policía pararon específicamente preguntando si iban Colombianos, yo que era el que iba adelante pase mi cedula, le dije que venia de turismo para conocer Quito y Guayaquil, de ahí nos dejaron seguir. En Tulcán el señor de la  band muy amable nos acercó hasta el terminal,  la familia de mi amiga nos había recomendado para viajar en Ecuador Flota Imbabura, el pasaje a Quito costo como 7 usd algo así, salimos y en el camino como 3 0 4 retenes donde la policía se subía y decía, ¿Quiénes son los 5 extranjeros? Y aunque también viajaban un chileno y una mexicana, mis 4 amigos y yo sabíamos que era para nosotros, nos bajábamos, nos pedían documentos, para donde van, de donde vienen, que hacen, revisada de maletas, gracias a Dios, todo muy decente, no se si fue por nuestras cordiales caras, ya sabíamos de gente que no la habían tratado bien.

Llegamos en la noche  a Quito, íbamos para un hostal llamado L'Auberge INN donde yo había hecho reservaciones con anterioridad, sabia por google que era cerca al terminal de la flota Imbabura y nos llevaron como en 2 usd por la hora. Llegamos, muy amables, nos atendieron, estábamos muertos del hambre pero eran como las 10 y 40 y el restaurante había cerrado así que salimos a buscar algo con indicaciones, llegamos al parque El Ejido y una M amarilla gigante nos hizo recordar que en nuestra ciudad habían quitado Mc Donalds hace unos años así que la decisión fue unánime, entramos como faltando 5 para las 11 tuvimos suerte pues cerraban a las 11, comimos y luego volvimos al Hostal con la sorpresa de ver una nota que decía algo así como, "le recomendamos a los huéspedes no salir caminando después de las 9 pm por su seguridad" después de leerlo, casi nos morimos de la risa pues muy ingenuos salimos sin saberlo, la verdad es que nada nos paso, no vimos nadie extraño pero si notamos que Quito es una ciudad que se duerme temprano, así que no vimos un alma, por ese día, no fue más.

Día 3
, (9 de julio), este día amaneció temprano, nos alistamos tan pronto como podíamos pues por nuestra tarifa económica teníamos que compartir baño, claro que éramos como los únicos latinos y los únicos haciendo fila para bañarnos. Como leí en un diario de viaje, la mejor guía la encuentras en la recepción, preguntamos los pormenores y nos fuimos en bus urbano hasta el teleférico, nos salió como en 25 centavos, económico y fue seguro, eso si, pregunten bien la ruta que deben tomar para no perderse, llegamos al lugar y nos montaron un bus que de forma gratuita nos suben hasta la base donde esta el teleférico, el valor del tiquete para el teleférico no lo recuerdo muy bien, pero no fueron mas de 10 usd, arriba, a una altura de 4100 msnm fue increíble, primero una niebla te hacia sentir que estabas en el cielo pues veías blanco para todo lado, realmente nos sentíamos en una nube, hicimos un recorrido caminando, llovió granizo y de un momento a otro se empezó a despejar, se abrió una ventana que nos permitió ver a quito desde la altura, fué muy bacano, después del recorrido, tomamos canelazo y un vino hervido,  para el frio súper rico. De bajada en el bus que nos llevaba hasta la vía donde pasa transporte publico, nos percatamos que el conductor era Colombiano, no se, todos nos alegramos, charlamos un poco y seguimos nuestros rumbos.

Después del teleférico, tomamos otro bus que nos dejó cerca al centro histórico y como dice el dicho popular, preguntando se llega a roma, en el centro almorzamos en un asadero de pollo, muy barato, estaba rico, allá no hablan de lentejas sino de menestras así que pollo, papas fritas menestra arroz y ensalada como por 4 dólares mas o menos. Llegamos a la plaza grande, es pequeña pero no deja de ser mágica, al frente, el palacio presidencial, con esto tuve una anécdota, le pregunté a un guarda presidencial que como se llamaba la casa del presidente, como la casa de la moneda, la casa rosada, la casa de Nariño o Miraflores, a lo que me respondió que no tenia nombre, que solo era la casa del presidente he hice alusión en facebook sobre eso por lo que tuve allegados ecuatorianos algo molestos diciéndome que si tenia nombre y es "Palacio de Carondet", así que, no lo olviden, Carondet, conocimos al lado la calle de las 7 cruces, fuimos al pasaje arzobispal donde había como una feria artesanal, luego salimos vagando por las calles de quito que entre ambiente colonial y clima frio me recordaba por momentos a Bogotá y me transportaba a pensar como hubo una vez donde éramos una gran nación y simplemente estaba recorriendo dos ciudades de esta.

Se hacia de noche y vimos una iglesia muy iluminada se veía bonita pero se veía pequeña por la distancia, decidimos no dejar de pasar por ahí aunque se hiciera de noche y tuviéramos que volver al hostal, entre subidas y bajadas, llegamos a lo que es la basílica del voto nacional, la cual tengo que decirlo se ve espectacular y aun que por ser de noche ya había cerrado y no alcanzamos a entrar, creo que al verla de noche fue que nos enamoró por sus luces y su mística, nos topamos con un joven para preguntarle sobre la basílica y resultó ser un trabajador del lugar quien nos informó que si íbamos el domingo el nos entraba gratis, era tentador la verdad pero a nuestro amable amigo tuvimos que darle las gracias y decirle que no estaríamos par la fecha, así pues estuvimos un rato mas en el parque que esta al lado, nos tomamos algunas buenas bobas fotos de amigos y decidimos seguir nuestro camino.

Queríamos o mas bien, Vane quería ir a un centro comercial y en busca de uno seguimos caminando, pasamos por el teatro nacional, nos dimos cuenta que los ecuatorianos tienen como centro comercial a lo que para nosotros es algo así como un san Andresito y para ellos lo otro es un Mall, el caso es que cuando nos entendimos, nos dijeron que esos quedaban lejos, como al otro lado de la ciudad así que nos montamos en un sistema de transporte que son como buses pero con cables o algo así, funciona como un metro, salimos de centro, la verdad no sabíamos a donde íbamos y preguntamos a una señora muy buena gente y nos informo que los centros comerciales ya estarían cerrados, que mejor camináramos por la avenida amazonas, así pues lo hicimos, era como una gran avenida, bonita, pero se veía como apagada, caminamos hasta que casi desfallecemos, compramos algo para tomar en el hostal y nos vendieron Zhumir, algo así como vodka y lo revuelves con jugo de limón, es muy suave pero rico, llegamos al parque El Ejido, de día muy bonito, pero de noche nos dijeron que puede ser peligroso así que no lo atravesamos sino que lo bordeamos y todo salió bien, llegamos al hostal pues estaba cerca, los pies iban a reventar pero decidimos jugar cartas y tomarnos un trago y así nos relajamos para ir a dormir.  


Publicado
Modificado
Leído 54223 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3
 
 


 

Puente internacional RUMICHACA, forntera Colombo-Ecuatoriana

   

Capítulos de este diario