Punta del Este

Escribe: Ratisol
El viaje a Punta del Este es casi que un destino obligatorio para todos los viajeros que van al Uruguay, es el balneario más visitado del país y el más prestigioso en Suramérica, cualquier...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Punta del Este

Punta del Este, Uruguay — jueves, 24 de mayo de 2007

El viaje a Punta del Este es casi que un destino obligatorio para todos los viajeros que van al Uruguay, es el balneario más visitado del país y el más prestigioso en Suramérica, cualquier persona se lo imaginaria espectacular, y en realidad así es como es este hermoso lugar. Se podría decir que todos los caminos del Uruguay conducen a Punta del Este, así pasa con las rutas de buses, casi todas las compañías de buses que operan en Uruguay tienen rutas a Punta del Este, es muy económico.

Salí un sábado a eso de las 8.00 AM hacia el Terminal de Tres Cruces de Montevideo, con el fin de tomar mi bus a Punta. El trayecto cuesta como 12usd ida y regreso, tarda como hora y media, una vez se ve la playa, comienzan a aparecer unas casas de vistosa arquitectura, que combinan con estilo los colores calidos con el ambiente exterior, los verdes pastos y los floridos jardines, esta parte como a 15min de Punta del Este es sencillamente exquisita, maravillado por la belleza del lugar me apresure a bajarme en la estación de bus donde hicimos una parada, la cual después de caminar buscando la playa comprobé era la estación de Maldonado, me había bajado antes por lo tanto tuve que regresar a la estación nuevo a esperar otro bus que me dejaría esta vez si en Punta del Este, llegue en uno de esos días de septiembre a finales del invierno, creo que es una mala época para ir, pero imagino que en primavera y verano es imposible conseguir un hotel barato, así que lo mejor será ir en auto.

Según mi guía de LonelyPlanet, existía un Hostal llamado el Castillo en la Calle Izaurraga con Angostura, muy cerca del Terminal de bus, pero comprobé que este ya no existía, entonces pregunte y un señor de un hotel 4 estrellas me indico en el mapa la ubicación de otro Hostal, el Hostal 1965 que queda en la esquina de Calle las Focas con Baupres, a una cuadra de playa mansa, las habitaciones compartidas cuestan 5usd y la habitación sencilla cuesta 12usd, bueno me quede en la sencilla, deje mis cosas, y me fui a caminar a lo largo de la rambla general Artigas, que es la calle que bordea las playas en toda Punta del Este, en el puerto se pueden encontrar pescadores vendiendo su pesca, un sin numero de gaviotas y uno que otro león marino, ah claro y como olvidar los bonitos veleros, yates y embarcaciones de pesca; el lugar es el adecuado para llevarse recuerdos gráficos y también para almorzar, a la altura de la Calle 17 más conocida como el estrecho cruce hacia las otras playas, estas a diferencia de playa mansa están de frente al océano, luego sus aguas son completamente agua marina, sin rastros de agua dulce, al cruzar te tropiezas con la playa el emir, una playa para tomar el sol, seguí caminando rumbo al Hotel, hasta la famosa playa brava, donde esta la mano gigante de arena y la única playa donde las olas se elevan lo suficiente como para hacer surf de principiantes.

Regrese a playa mansa para almorzar, el restaurante Virazon tiene una plataforma sobre la playa y ofrece platos muy variados y de todos los precios, almorzar allí te ofrece la frescura de la calida brisa, una vista especial y el deleite de los platos, este lugar es pues mi recomendado para comer.

Al otro día desayune en el Hostal, el desayuno esta incluido, pero recomiendo llevar algo del mercado y guardarlo en la nevera, el desayuno es muy frugal. Este día fui a caminar, pero esta vez di la vuelta completa sin pasar por el estrecho, las casas que se pueden apreciar mas allá del puerto son de un lujo sobrio pero impactante, quedan en frente al mar y su arquitectura esta muy acorde con el lugar, además el sol las hace brillar de forma excepcional, en toda esta parte de Punta del Este, del estrecho en adelante, muchos turistas se dedican a tomarse fotos con las casas, hay para todos los gustos. Antes de llegar a playa el emir, esta la playa de los ingleses una pequeña playa adecuada solamente para nadar y tomar el sol, no creo que puedan estar mas de 60 personas en esta playa, es bastante pequeña pero tiene un encanto particular.

De vuelta al hostal me di una refrescante ducha y me prepare para mi noche de juego en el lujoso Hotel Casino Conrad, queda por la rambla Claudio Williman que es como la continuación de la general Artigas. El casino es un emblema de Punta del Este, todas las maquinas están denominadas en dólares, así que es algo costoso jugar allí pero es una buena experiencia, jugué al videopoker y en la ruleta, gane lo necesario para una suculenta comida. El lunes festivo tenia planeado ir a surfear, así que rente una tabla en el Hostal, no son muy buenas y además no tienen trajes, por lo que tuve que ir a playa brava a ver si quizás alguno de los otros surfistas me prestaba uno, cosa bastante incierta sobre todo con lo regular que estaban las olas aquel día, resignado regrese la hostal para tomar una siesta en una hamaca mientras charlaba con una chica alemana que estudiaba en buenos aires y que había venido con unas amigas a explorar el balneario, me invito a surfear en la tarde, pero mi bus salía a esa misma hora así que no pude probar las olas de Punta. Preparado para despedirme del lugar, deje mis maletas listas y me fui por la Rambla Claudio hasta la playa que queda en frente del Casino Conrad, no me iba a ir sin nadar en este lugar, como había perdido mi bermuda, tuve que nadar en boxer, el agua estaba helada pero solo nade un poco y luego me tire en la playa como una foca para calentarme, rutina que repeti como tres veces, luego fui de regreso al Hostal tome mi maleta y me fui a almorzar de nuevo al Virazon, hice un par de llamadas a Colombia desde mi celular para saludar y decir donde estaba, al final me quede observando el atardecer tomando fotos, no me iba a ir hasta que se fuera el ultimo rayo de sol, por esta gracia me toco perseguir al bus que casi me deja.

Punta del Este es maravillosa, sobretodo para los amantes de la arquitectura, el lugar combina varios estilo el uso de la madera es extensivo en todo el lugar, pisos techos y mesas de madera se destacan, el blanco es el color predominante dando al lugar un toque deslumbrante cuando el sol alumbra con toda su potencia, Punta del Este es pequeña pero acogedora, toda se puede recorrer caminando, el aire es de una pureza oceánica y el cielo puede llegar a ser bastante claro, escojan bien la época para visitar Punta, diciembre a marzo es seguramente la mejor época, allí pueden disfrutar caminando, andando en bicicleta, es ideal para tomar bellas fotos o simplemente para dejarse llevar por la onda propia de Punta del Este.


Publicado
Modificado
Leído 11326 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Yatch Harbor

   

Capítulos de este diario