Paraíso escondido...

Escribe: jhonnyga
Hace tiempo que debí haber escrito sobre éste paradisíaco lugar, pero siempre hay momento para corregir. Con éste diario espero hacer un merecido homenaje a un paraíso en la Tierra, un lugar...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Paraíso escondido...

Punta de Arenas, Venezuela — martes, 11 de septiembre de 2007

Hace tiempo que debí haber escrito sobre éste paradisíaco lugar, pero siempre hay momento para corregir.

Con éste diario espero hacer un merecido homenaje a un paraíso en la Tierra, un lugar remoto en el occidental estado de Sucre en Venezuela. Mis visitas a Punta Arenas han sido varias, pero primero déjenme explicarles cómo llegar.

El Estado Sucre posee una forma de yunque por así decirlo, pueden llegar por carretera hasta su capital Cumaná y bien continuar por carretera vía Carúpano - Araya o cruzar a la península de Araya en tapaitos (lanchas con techo) o la famosa y oxidada Palita (una especie de mini ferry muy pero muy viejo), de la manera como lo hagan llegarán al pueblo de Araya, capital de la península con dicho nombre, y de ahí a Pta Arenas es mejor que se refieran a un lugareño, es algo complicado por tratarse de múltiples caminos de tierra y pueden fácilmente perderse.

Cualquiera puede decirme qué particularidad posee ese lugar... acá les digo, es un país tan agitado y movido como Venezuela cualquier venezolano sueña con una semana de playa y de relax (todos menos mi compañera de estudios Roxanna), no tiene TV, si tiene luz y agua (el agua en temporadas altas es regulada porque la desvían a Margarita), no llega casi cobertura telefónica....en fin, desconexión total del mundo.

Desde muy temprano en la mañana se puede sentir que se está en el occidente del país, el calor es bastante fuerte pero por tratarse de un terreno alto los vientos son intensos, el agua es fría puesto que las playas son en una bahía (golfo de Cariaco) y no hay casi oleaje.

El primer viaje lo realicé en 2004 con mis mejores amigos (Alvise, Juan Carlos, José, William, Manuel, Renato y Natally), fuimos en bus ejecutivo desde Valencia y luego en tapaito hasta Punta Arenas, en realidad en una lancha de un conocido (historia muy larga) que nos deja justo bajo la casa de Alvise (posee una casa que mostraré en las fotografías), ya se hizo costumbre en nosotros asistir todas las Semanas Santas a dicho paseo y por ende el recorrido es siempre el mismo, varía a veces en los asistentes, pero desde 2004 hasta la fecha hemos viajado casi todos juntos siempre.

El lugar no tiene ni 2 km de largo (la costa que pertenece a punta arenas) por ende no hay mucha población, aunque la costa de la península puede ser recorrida a pié por bastantes kilómetros si se busca aún más soledad, recomiendo abiertamente volver antes de que serpientes, escorpiones, mil pies y un sin fin de animales desérticos aparezcan.... es bastante tranquilo y despojado de turistas, se pueden avistar delfines nadando de vez en cuando, especialmente al atardecer!, si se camina un poco hasta la cima del pueblo (no se como decirle, es que el pueblo fue construyéndose en una colina) se consigue un pequeño abasto donde se puede comprar creo que DE TODO (no comidas), nosotros siempre viajamos con el mercado completo, debido a que el viaje a Araya por comida fresca es algo fastidioso.

Si se camina unos 40 minutos hacia el interior de la península se puede conseguir un cañón espectacular con desfiladeros de hasta 8 o 10 m de profundidad donde al rasgar las paredes con la sola mano se consiguen fósiles impresionantes!.

Ciertamente se dice que Barquisimeto (una ciudad del interior del país) es la ciudad de los crepúsculos, pero en fotografía les dejo los atardeceres en Punta Arenas, el rincón escondido mejor guardado de Venezuela. Disfruten de las imágenes, dejen sus comentarios!

Felices Viajes!

PD: dejen sus mensajes y opiniones,,,,voten por las fotografias que son de su agrado y opinen si quieren en ellas!


Publicado
Modificado
Leído 13989 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Con niños de la zona, lo de atrás el el unico tubo de agua...2004

   

Capítulos de este diario