República Dominicana: un rincón de maravillas en el caribe

Escribe: mariposadefuego
La República Dominicana ocupa más de la mitad del territorio de la Isla de la Hispaniola (la que comparte con Haití), es tierra de exuberantes y verdes montañas, fértiles campos y por sobre todo doradas playas, que llevaron a Cristóbal Colón a calificarla como la tierra más bella que ojos humanos hayan visto jamás.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 Capítulo 4

Puerto Plata

Puerto Plata, República Dominicana — miércoles, 3 de marzo de 2010

La costa norte del país tiene más de un tercio del total de habitaciones hoteleras del país (mas de 13.000), y Puerto Plata - su mayor ciudad- evoca con la arquitectura victoriana y sus tonos pastel, su pasado romántico.

Bautizado así por Colón por el color de sus aguas, a Puerto Plata llegó el almirante en 1492. La "capital de la Costa del Ámbar", llamada así por la abundancia de esta piedra semipreciosa, es una bella ciudad de casas de madera y balconadas de colores. Entre sus lugares de interés se encuentra el Fuerte de San Felipe, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura militar renacentista. En su interior estuvo encarcelado Duarte, Padre de la Patria. También son atractivas las visitas al Museo del Ámbar, con una de las mejores colecciones de objetos realizados con esta resina fósil, y la fábrica de ron Brugal, donde le obsequiarán con un delicioso daiquiri. De la Fortaleza parte el Malecón, que desemboca en la pequeña pero célebre Long Beach.

En los alrededores de Puerto Plata abundan las playas, como Playa Grande, Playa Cabarete, Playa Dorada, la de los Charamicos y la del Batey, en Sosúa, Nagua o Playa Cofresí. Todas forman parte de la Costa del Ámbar y destacan por sus blancas arenas y cristalinas aguas y sus hoteles y restaurantes.

Hacia el interior de la isla, en la Montaña Isabel de Torres, se encuentra el teleférico que te transporta hasta un jardín botánico, a 730 mts. sobre el nivel de mar.
Al oeste de Puerto Plata, en la pequeña localidad pesquera de Luperon, esta el lugar donde Cristóbal Colón creó la primera villa europea en las Américas: La Isabela.

A pocos kilómetros de Puerto Plata está Playa Dorada, un conjunto de hoteles que comparten una franja de doradas arenas y ofrecen a los turistas una variada gama de actividades.
Para los aficionados al golf, Playa Dorada posee un campo de 18 hoyos.
A la noche, se puede elegir entre una docena de restaurantes, bares, clubes nocturnos, casinos y discotecas.


Publicado
Modificado
Leído 1402 veces

    Enviar a un amigo

1 2 Capítulo 4
 
 


Capítulos de este diario