Interpretando la historia: Potosí

Escribe: anpaviajes
Tengo una extraña sensación de llegar a un lugar cargado de tragedia y miseria de otros tiempos. Represión de 500 años en la historia...El cerro Rico o de La Muerte es el más vivo testigo de...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Interpretando la historia: Potosí

Potosí, Bolivia — jueves, 16 de noviembre de 2006

Tengo una extraña sensación de llegar a un lugar cargado de tragedia y miseria de otros tiempos. Represión de 500 años en la historia...
El cerro Rico o de La Muerte es el más vivo testigo de aquella época de criminales conquistadores en busca de su afán enfermizo por la plata, sin importar la vida de millones de nativos.

Paseo por la ciudad más alta del mundo, es decir 4090 m.s.n.m. visitando la iglesia de San Bernardo, de estilo netamente Barroco. Su estructura original data de 1590 pero fue completamente renovada después de 1720.
También recorrí las vías del ferrocarril cerca de la rivera del río Huana Maya, donde los ingenios y minas desaguan sus desechos.
La iglesia San Benito, de estilo bizantino, y portada mestiza. Su estructura data de 1711 pero fue completada luego de 16 años.
El convento Santa Teresa fundado en 1685 demuestra fuerte influencia mestiza en su construcción, completada en 1692. La iglesia de San Lorenzo y Casa de las Tres Portadas.
La iglesia de la Compañía de Jesús, su estructura fue completada en 1707 antes del colapso de la original iglesia. Su torre y portada de estilo barroco mestizo.
Actualmente se encuentra en restauración la Iglesia Santo Domingo.
La Casa de la Moneda construida entre 1753 y 1773. El edificio fue utilizado como prisión durante la Guerra del Chaco. Aquí se empuñó la Moneda Potosí que llevaba la marca "P".
La catedral fue construida en 1572 y finalizada alrededor del 1600. Durante la reconstrucción entre 1808 y 1838 la estructura original de estilo neoclásico griego y español. También visité la plaza 10 de noviembre y el cabildo.

Todo visitante no puede dejar de vivir una experiencia única e irrepetible visitando alguna de los socavones del cerro como ser entre ellas a la Mina Candelaria Baja, una de las 400 minas del cerro Rico. Su nombre original en quechua es Sumaj Orcko.
Se dice que durante la época de la conquista eran 5000 los socavones abiertos, pero en la actualidad sólo 120 producen buenos minerales. Se estiman que murieron o asesinaron gracias a la voluntad de los conquistadores 8 millones de indios y negros esclavos durante los 3 siglos, según fuente de Eduardo Galeano, reflejado en su libro Las Venas Abiertas de América Latina.
El sistema de trabajo impuesto era conocido con el nombre de Ley Mita, el cual consistía en trabajar 6 meses seguidos y sin descanso, con un jornal de 12 horas. Cumplido el plazo y si sobrevivían tenían 3 años de gracia, para luego retornar.
Su alimentación se basaba en la hoja de coca. Se prohibía el ingreso de las mujeres a los socavones ya que ello indicaba mala suerte.
El trabajo de los mineros se organiza en grupos entre 20 a 70 integrantes, turnándose para la labor.
Se los distinguen por los nombres de cada uno de ellos. Existen al menos 24 cooperativas, organizados por unos socios los que para ser tal deben pagar una suma de 200 dólares mientras que otros son peones o asistentes, los que pueden llegar a ganar 30 bolivianos diarios.
Los primeros deben pagar el 20 % de la producción total a la cooperativa. Sus hijos y esposa gozan de beneficios sanitarios. Los segundos, en cambio, quedan excluidos de tales beneficios, soñando siempre con encontrar una "vena o veta" de plata o mineral importante que los saque de bajo de la tierra.
El Diablo es quién los protege de cualquier accidente y favorece en la producción, también conocido como el Tío, al quién veneran con obsequios.
Afuera es el Dios católico quien los protege.
Todos los años, en el mes de junio sacrifican una llama en la portada de acceso a la mina, regándola con su sangre. Es visible un manchón negro allí. Para sacar los minerales utilizan vagones a través de rieles, a tracción a sangre.
Existen en esta mina al menos 5 niveles, aunque nosotros sólo visitamos 4, desde ya es suficiente. Los mineros se comunican en quechua, lengua original en Potosí, antes de la conquista.
Los túneles están apuntalados con tirantes los que parecen quebrarse sólo con la mirada, las mangueras acompañan nuestro paso, las que son utilizadas por las perforadoras.
Los pasadizos son bien estrechos, los que deben ser sorteados ágilmente por estos atletas mineros.
Nadie come en la mina sólo se masca hojas de coca. Pueden pasar al menos 8 horas de trabajo bajo condiciones infrahumanas, donde el agua no existe, el calor sofocador y el oxígeno una cosa muy escasa.
Tradicionalmente los padres mineros heredan a sus hijos el trabajo en una mina.
La edad mínima para trabajar es de 15 años. No hay edad tope, sino sólo cuando se enferman, es aquí cuando recibirán una renta vitalicia de 500 bolivianos, la que es paga por el estado.
Todos trabajan hasta encontrar una vena salvadora. Todo es suerte y fortuna.
Para trasladarse por el interior de los niveles los mineros utilizan un sistema de polea que puede ser a tracción a sangre o por medio de guinches.
No sólo nos conformamos con caminar, transitar y arrastrarnos por los túneles, sino que tuvimos un simulacro de trabajo, gracias a la colaboración de un grupo de mineros. Todo esfuerzo, por mínimo que sea, se siente y como.
La mina está a más de 4500 m.s.n.m y a unos 500 metros del interior del cerro. Sin alimento, agua, oxígeno, con calor, respirando aire semi- tóxico, "la puta que esto no es vida".
Fueron los esclavos negros los que no pudieron adaptarse a este estilo de vida, es por ello que fueron empleados para la servidumbre o para la construcción de las tantas iglesias y edificios ilustres de la ciudad de Potosí.

La mayoría de las riquezas fueron a parar a Europa, donde se lo encuentra mejor reflejado en el período del Renacimiento, donde se categorizó por su gran esplendor cultural y social del viejo continente.

En 1991 un minero encontró una de 1 metro, la que trabajo durante 3 años. Hoy es un poblador de Potosí, de buena posición económica, es más posee actualmente una compañía de buses.

La única industria de Potosí es la minería, aunque la turística va creciendo.
Si pensamos que hoy contamos con muchos adelantos tecnológicos, sólo basta imaginarse como era hace 500 años donde trabajar aquí era obligatorio y sin descanso, gracias a la explotación de los españoles conquistadores.

El viajero


Publicado
Modificado
Leído 13983 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Interpretando la historia: Potosí

   

Capítulos de este diario

  • 1

    Interpretando la historia: Potosí

    Potosí, Bolivia | 16 de noviembre de 2006