Viaje de Colombia a Perú, Bolivia y Brasil

Escribe: viajerodelavida
Este diario narra las aventuras de un excitante y maravilloso viaje hecho desde Colombia, a Perú, Bolivia y Brasil realizado en solo 15 intensos días aprovechados al máximo como ya verán.Todo Empezó con la idea de viajar a Machu Pichu y terminamos viajando hasta Rio de Janeiro. Fue una experiencia de aprendizaje de geografía, historia, economía, meteorología, aviación y portugués, hotelería porque aunque sabíamos de los sitios que queríamos visitar no conociamos su exacta ubicación.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 5 Capítulo 7 9 10 11

El Pantanal, El Reino de las Aves

Poconé, Brasil — miércoles, 16 de febrero de 2011

EL PANTANAL
 Buscamos la salida para Cáceres pero lamentablemente la señalización de las vías no es muy buena y   la gente nos enviaba de un lado  para otro. Necesitábamos combustible y empezamos a buscar en las estaciones de la salida pero habían cortado la energía y ninguna estación tiene planta eléctrica de emergencia. Entonces tuvimos que esperar solo algunos minutos cuando nos habían dicho que se demoraría 2 horas. Avanzamos 11Km por la carretera a Cáceres hasta que encontramos la desviación hacia Livramento y Poconé. Después de 90 kms más, llegamos a Poconé e ingresamos en la Transpantaneira que es una vía sin pavimento pero que en época seca está en muy buenas condiciones como para ir entre 70 y 80 km/h. Existen varios hoteles como el Mato Grosso, Pluvial, el Curicaca en la vía pero son muy costosos.

Lo mejor es madrugar llevando alimentos y agua y regresar en la noche.  Apenas a  unos cuantos km de Poconé nos encontramos con una estatua de San Francisco de Asís nuestro Patrocinador y Padre de la Ecología. Hay que pasar 300 o más puentes de madera para llegar a Puerto Jofre.  Algunos puentes se pasan por el lado. En época de lluvias es mejor llevar un vehículo 4x4. Por la vía se pueden encontrar toda clase  de hermosas aves como la gigante   Ñandú pariente de los avestruces, garzas, aguileros,  gavilanes, muchos  otros cuyo nombre desconozco.  Si recuerdan en Machu Pichu habíamos encontrado un ave Caracara,  pues aquí en el Pantanal encontramos muchos en su verdadero medio ambiente.  Se debe tener mucho cuidado porque en la vía se encuentran animales como zorros, capibaras, venados, lagartos, caimanes, armadillos, palomas, guacharacas y otros. 

Sólo avanzamos 50 km por esta carretera destapada pasando 33 puentes de madera no sin antes revisar la estructura que en ocasiones tiene puntillones salidos que es necesario ajustarlos con una piedra. Para pasar los puentes fácilmente se saca  la cabeza del carro y se guía por la llanta. Otros  se pueden pasar por el lado cuando la vía está seca. Ya al atardecer  regresamos con la nostalgia de dejar tan mágico, fascinante y Sagrado lugar.  A  llegar a la entrada del Pantanal observamos a un señor muy gentil con pinta de Gnomo quien es uno de los guardianes del Pantanal, mi esposa se acercó para saludarlo y  entregarle una Brújula Moral  que recibió con mucho agrado y nos dio una bendición. Cuando estábamos a 500ms de  Poconé empezamos a sentir un fragante  olor a carne asada; y precisamente allí  en el parque encontramos una venta callejera de brochetas con yuca por lo cual nos decimos a cenar  junto con una gaseosa litro. Fue una de las comidas más deliciosas y baratas que conseguimos en Brasil algo así como US$6 en total. Seguimos nuestro regreso hacia Cuiabá donde llegamos a la 10 PM para entregar en el aeropuerto el carro alquilado o alugado como dicen en portugués. Sin embargo no nos habían dicho que teníamos que entregarlo lavado por lo que tuvimos que pagar $US30 adicionales (nos tumbaron).

Habíamos comprado pasajes para Rio de Janeiro a la 1:50 de la madrugada del Lunes 20 en TAM pensando que quizás a esa hora poca gente viajaría pero para sorpresa el avión iba con el cupo completo. En el aeropuerto de Cuiabá hay algún rincón donde la gente hasta saca su cobija y se acuesta en el suelo alfombrado a esperar que salga su vuelo.  Después de ver un hermoso amanecer desde el avión y perder 2 horas por el cambio de horario llegamos con sueño y cansados a las 6:30 am a Rio de Janeiro donde nuestra querida amiga Jemile gentilmente nos estaba esperando...

Tips:

Madrugue, lleve alimentos y agua, salgase de la carretera principal por vias secundarias visite algunas haciendas y hoteles.

Tiene que ver con: Imperdibles
En Poconé, Brasil


Publicado
Modificado
Leído 1187 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 5 Capítulo 7 9 10 11
 
 


 

Capítulos de este diario