10.000 km de Patagonia argentino-chilena; mar, estepa, hielo, y montañas

Escribe: epulver
Un viaje espectacular de 10.000 km por Santa Cruz, Tierra del Fuego, Magallanes, Canales Fueguinos, El Calafate y Torres del Paine. Ruta, Mar y Trekking

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 18 Capítulo 20 22 ... 28

Trekking al Valle del Francés, se vislumbra una futura W

Parque Nacional Torres del Paine, Chile — miércoles, 26 de enero de 2011

Después de revisar los mapas y las guías decidí que lo mejor sería cruzar el Lago Pehoé en catamarán y desde el Refugio Paine Grande intentar llegar aunque sea al mirador a mitad de camino entre el  Campamento Italiano y el Británico. El último catamarán sale 18:30 hs y ése era nuestra única restricción para el tiempo del trekking. Carina, destruida del día anterior, decidió quedarse con Patricia en el refugio donde hay instalaciones muy cómodas y restaurante. Tomamos el primer catamarán de las 9:30 y en media hora ya estábamos en Paine Grande. La navegación (5ta y última de las vacaciones) fue muy tranquila sin viento y cielo despejado, menos sobre los cuernos, como suele suceder.
Recién 10:30 comenzamos a caminar con Gabriel a paso rápido ya que el primer tramo de 7.5 km tenía un desnivel de sólo180m. A casi 4 km/h de promedio en dos horas llegamos al italiano, media hora antes de lo descripto en los mapas. Eso me entusiasmó hasta que vimos cómo seguía el camino ya en el Valle del Francés, con una pendiente promedio de 14 % y mucho camino de roca, el ritmo decayó sensiblemente. Sin senda, había que ir buscando las rocas pintadas o cintitas violetas atadas a los arbustos. Nos cruzamos con unos españoles que nos dijeron que para llegar al mirador tendríamos que subir por dos horas más. Seguimos 1 km desde el campamento y nos llevó casi una hora. A esa velocidad no llegaríamos de regreso a horario para tomar el catamarán. Además el cielo había comenzado a nublarse y hacer tanto esfuerzo para llegar arriba y no ver nada no nos entusiasmaba mucho. Ya teníamos de frente el Glaciar Francés y el cerro Paine Grande y esta vista no cambiaría hasta no llegar al mirador desde donde se pueden apreciar los cuernos hacia el este. Descansamos unos minutos y regresamos en un poco más de 3 hs. Quisimos comer algo en el comedor del refugio donde habían almorzado Carina y Patricia pero la cocina estaba cerrada. Lo increíble fue que habiendo comprado unos snacks y fiambre en el local de al lado perteneciente a la misma empresa, no nos dejaron sentarnos en el comedor y tuvimos que comer en un banco al sol que a esa hora molestaba bastante. Obviamente que escribí una queja en el libro de visitas del refugio y por Internet al regresar. Como teníamos boleto de ida y vuelta en el catamarán no me preocupé por hacer la cola pero después me di cuenta que eso poco importaba y que difícilmente podríamos entrar en el primer viaje de regreso (cuando hay mucha gente hacen más de un viaje hasta evacuar a toda la gente que quiere salir en catamarán). Al final como el lago estaba hecho un espejo hicieron subir a todos, unos 20 más de los 70 admitidos. (igualmente tampoco nadie se fija si los pasajeros llevan mochilas de 20 kg o prácticamente nada como nosotros) Ya de regreso al camping a sólo 6 km del muelle, cenamos bien para reponer fuerzas después de los 35 km en dos días que disfrutamos mucho.
Así terminó nuestro acercamiento al famoso trekking de la W en el parque.
http://fsexpeditions.com/booking_hiker/img/MAPA_W.jpg
Hicimos la patita derecha (la más difícil), y la mitad más fácil de la central. Nos sirvió para conocer los senderos y los refugios y campamentos. A diferencia de El Chaltén donde los trekkings son de ida y vuelta al pueblo, en Paine está pensado para ir de un refugio a otro en circuitos sin volver al punto de partida. Esto me complica porque tendría que llevar mochila pesada para acampar y si no lo hice hace 30 años, menos lo voy a hacer ahora a los 50. Sin embargo con algo de dinero se puede compensar esta dificultad. Uno se puede alojar en los refugios a 40 dólares por noche y otro tanto de comida por día. El problema de esto es que hay que reservar con anticipación y uno queda obligado a hacer el trayecto en los días reservados sin opción a cambiar. Más flexible y barato es para mi la mejor opción,  alquilar en los refugios carpa, colchoneta y bolsa de dormir, y de esa manera sólo transportar ropa y efectos personales, y de esa manera poder elegir los mejores días para hacer los diferentes trayectos. Reconozco que también debería entrenar más durante el año porque no es muy lógico matarse en 4 días haciendo casi 80 km que es la W completa. La ventaja respecto de lo que hicimos esta vez es que estando en los refugios o campamentos base se puede salir a caminar muy temprano y da tiempo para ir y volver a los miradores más alejados de la W.


Publicado
Modificado
Leído 1526 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 18 Capítulo 20 22 ... 28
 
 


 

Capítulos de este diario