París y Roma

Escribe: gabrielcapfed
El año pasado (2011) viajamos a París y a Roma por primera vez. Incialmente queríamos ir sólo a Roma y Positano, pero esta última opción se nos hacía muy cara. Por eso decidimos hacer París - Roma aunque un poco desilusionados por no haber podido ir a Positano....Claro.....la desilusión duró hasta que llegamos a París. En este diario de viaje quiero contarles las experiencias de un primer viaje al viejo mundo y espero que lo disfruten.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2 4 5 6 7 ... 10

París

París, Francia — domingo, 9 de octubre de 2011

Despuès de haber llegado al aeropuerto de París y de ser trasladados hasta el hotel por el transfer que allí nos esperaba, llegamos al hotel Emeraude D'Espagne. Un pequeño hotel que se encuentra a unas 15 cuadras del Louvre, en una zona llena de comercios y bares. El hotel se encuentra en una de esas tantas callecitas que atraviesan las manzanas en Parìs. Una calle muy tranquila.
Apenas a unos 50 metros está la entrada al Metro (subte) y, les puedo asegurar que con el metro no van a necesitar tomar ningún ómnibus o taxi. El Metro de París es sencillamente impresionante. La puntualidad es increible y la red es inmensa.
Además es muy fácil de usar auinque uno no hable francés. Es imposible perderse si uno sigue las indicaciones que, dicho sea de paso, están muy claras.
Para que se den una idea del funcionamiento del Metro, en cada estación hay un cartel luminoso que indica cuánto tiempo falta para que llegue el próximo tren y cuánto para el siguiente. Este tiempo, en promedio es de 1,30 minutos !!!!! Y lo increible es que se cumple !!!!! El marcador de tiempo va bajando hasta que llega el tren.

En nuestro primer día en París, lo primero que hicimos fue recorrer un poco el barrio dónde estaba el hotel y ya quedamos maravillados.
Entre otras cosas, hay callecitas que atravisan las manzanas, parecidas a la del hotel, pero que, a diferencia de ésta, están techadas con vidrio y llenas de negocios de todo tipo: desde bares, restauratntes, hasta golosinas o ropa. Algo muy pintoresco y muy lindo.

Ese mismo día decidiomos bajar al metro con destino al Louvre. No para entrar porque queríamos hacerlo un día bien temprano, sino para verlo desde afuera.
Con el metro, como les decía antes, no tuvimos ningún problema y salimos justo en frente del museo. Desde el lado dónde entramos sólo se ve un edificio muy largo y una entrada con puerta en forma de arco por dónde entramos. La verdad es que es muy emocinonante entrar por allí porque a medida que uno va caminando por ese pasillo de entrada se va acercando a una especie de salida por dónde entra la luz del día y cuando llega ve las famosas pirámides de vidrio. Un lugar sencillamente imponente !!!! El museo, desde afuera, se lo ve interminable. es un edificio que no se puede describir. Nisiquiera representar en fotos. Hay que verlo en persona.

Desde ese lugar dónde se encontraban las pirámides pudimos visualizar la punta de la torre Eiffel, pero nos pareció bastante insignificante y baja. lo que no sabíamos era que dónde estábamos era un punto más alto que en dónde está la torre.
Caminamos unos pasos hasta un arco que hay cerca y desde allí vimos, al fono, el arco de triunfo y decidimos caminar hasta él atravesando los jardines del Louvre y caminando luego por la famosa avenida de Champs Elissés.
Bueno, les cuento que ese día nunca llegamos al Arco de triunfo porque es muchísmo más grande de lo que uno se imagina y por ende estaba muchisimo más lejos de lo que creíamos.
De todas formas aprovechamos muy bien la caminata para recorrer los negocios de Champs Elissés, algo sencillamente increible.



Publicado
Modificado
Leído 1179 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2 4 5 6 7 ... 10
 
 


 

El Louvre

   

Capítulos de este diario