Churin: tierra apacible y medicinal

Escribe: Annariel
Mi último viaje a Churin, un pueblito encantador situado en la sierra de Lima de gente amable y paisajes bonitos. ¿Quien no ha oído hablar de Churín? Al menos si eres peruano y limeño, sabrás que es un pueblito famoso por sus aguas medicinales que dicen fortalece el cuerpo y el espíritu.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 Capítulo 3

Conociendo Oyón

Oyón, Perú — martes, 17 de marzo de 2009

Aunque había estado varias veces en Churín, nunca había ido a Oyón. En este viaje decidí corregir ese detalle.

Oyón es la capital de la provincia de Oyón a 3000 m.sn.m. y se encuentra a 2 horas de Churín, se puede ir en combis, buses o carros contratados. Tomé esta última opción y con mis amigos contratamos un auto que nos llevó y trajo de Oyón por 30 soles por persona.

El trayecto es pura trocha y en muchos sitios solo pasa un vehículo a la vez, así es que si te encuentras con otro que va en sentido contrario tienes que retroceder y hacerte lo más pequeño posible para que el otro pase. Conforme sube se nota como cambia el clima y se siente un poco más de frío.

Al llegar a la ciudad de Oyón lo primero que se nota es que la mayoría de sus calles son inclinadas, en subidas y bajadas constantes. La plaza es pequeña y pintoresca y al lado se encuentra su iglesia principal y un poco más allá el mercado. Es una linda ciudad de la sierra de Lima, con gente amable, pero dicen que la comida no tiene un buen sabor en Oyón (consejo de nuestro chofer) debido a la altura y que el arroz tampoco se cocina bien, así que decidimos aguardar a nuestro regreso a Churín para almorzar.

Habia escuchado de la Laguna y Represa de Patón y le pedimos a nuestro chofer y guía que nos llevará, y así fue que con 40 minutos màs de camino y subiendo constantemente llegamos a un bello retrato de paisaje. La encantadora laguna de Patón a 4090 m.s.n.m. con patos silvestres y truchas. Sus aguas son recontra heladas y el frío se siente agudamente al borde de sus aguas, pero valió la pena verla y recorrer su ribera, aunque en algunos sectores era pantanosa.

Y así fue que después del esplendido paseo a Oyón y la Laguna de patón, regresé a Churín para emprender mi camino de vuelta a mi querida Lima.


Publicado
Modificado
Leído 8830 veces

    Enviar a un amigo

1 Capítulo 3
 
 


 

Laguna de Patón

   

Capítulos de este diario