Cuicatlán Oaxaca, del desierto a la montaña

Escribe: oceanhound
El Asunto CuicatecoTexto de Lalo (Eduardo [Oceanhound] Olvera)Fotos de Carlos IriarteDerechos Reservados (R) ¿Para que Caminar si no dejamos huella? Todo empezo como...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Cuicatlán Oaxaca, del desierto a la montaña

Oaxaca de Juárez, México — viernes, 21 de septiembre de 2007

El Asunto Cuicateco
Texto de Lalo (Eduardo [Oceanhound] Olvera)
Fotos de Carlos Iriarte
Derechos Reservados (R)

¿Para que Caminar si no dejamos huella?

Todo empezo como siempre empezamos estas cosas: Soñando.... (Carlos soño con el mar una vez y llego a el sobre sus pies y con los ojos llenos de paisaje...) Esta vez soñabamos con Oaxaca y su Sierra Norte, y como siempre hay invitados que nos ayudan de lo onirico a la brecha, el buen Gerardo nos hablo lindo, largo y tendido de Cuicatlan y de su organizacion ecologista y de sus trabajos y de sus proyectos y de sueños que maravillosamente se concretan. La siempre dulce y vigilante Guadalupana nos sirvio de patrona la noche en que terminamos el plan basico: Hay que conocer Cuicatlan.

Cuicatlan se encuentra dentro de la Reserva de la Biosfera Tehuacan - Cuicatlan, y abarca parte de los estados de Puebla y Oaxaca. El clima en general es Semiarido, seco y caluroso aunque en la sierra de oaxaca hay alturas de casi 4000 MSN y hay un enorme gradiente de biotipos desde la selva baja espinosa hasta el chaparral alpino pasando por el bosque deciduo, mixto, de coniferas y de montaña.

Una vez decidido el plan, todo fue ponerle fecha y salir a la aventura montados en la vieja tomasa. Llegar es realmente facil y cercano al DF, hay que tomar la autopista a Veracruz pasando por puebla y seguir de frente hasta la desviacion a Orizaba donde se da vuelta hacia Tehuacan, en una buen autopista, pasar tehuacan y, por la autopista tomar la salida a Miahuatlan, pasar Teotitlan, Coxcatlan (donde esta la cueva del Maiz y que vale la pena visitar y listo llegas al pueblo... Hay al menos un buen hotel y sabrosa comida.

Las sorpresas y los paisajes comienzan de hecho mas rapido de lo que alguien hubiera pensado, asi como de la nada, justo cuando un letrero anuncia nuestra entrada a la reserva, lo cual es casi al momento de tomar la desviacion a Tehucan, una Capilla en medio del cerro nos sale la vista y sin mas brincamos la autopista y llegamos a esa maravila, una capilla donde el Capitan Lechuga juro fidelidad ala revolucion y donde esta una lapida que asi lo atestigua con una parte extrañamente borrada....

Pero bueno aun no llegamos a Tehuacan y el camino tiene que seguir, disfrutando del paisaje y del buen estado de la autopista pasamos Tehua y continuamos hacia la caseta de Miahuatlan donde el paisaje es majestuoso y no podia faltar algo digno de registrar..... Ya con algo de hambre llegamos a Tehuacan con la firme intencion de comernos unas tradicionales semitas, pero el restaurant de la gasolinera a la que llegamos no tuvo, por lo que decidimos seguir adelante.

Al salir hacia la autopista nos topamos con un letrero irresistible "Museo del Agua", desde luego que no nos resistimos y visitamos el sitio. Se trata de un lugar auspiciado por una fundacion privada y cuyo objeto es promover el uso racional del agua, para lo cual organiza platicas, eventos, conferencias y lo mejor: talleres con las comunidades y personas interesadas, ademas de proporcionar tecnologia adecuada a precios de costo. El mueso se encuentra , dentro del Centro Mesoamericano del Agua y la Agriculturaen el Km. 63 de la autopista Tehuacan - Oaxaca.

Una vez pasada la caseta a Miahutlan, comenzamos a navegar con el GPS con la computadora, al llegar ahi y al parecer debido a la escala del mapa (1:250000) teniamos algo asi como unos 300 metros de error, lo cual nos llevo en vez de la carretera principal a una muy agardable brecha que se convirtio, de hecho, en un libramiento hasta que alcanzamos la carretera a Coxcatlan... En el camino, un enorme chubasco se anunciaba...

Alcanzamos el chubasco... un par de minutos de lluvia fortisima en unos 500 metros o menos y despues el sol a plomo y cerca de 40 grados... Llegamos a Coxcatlan muy hambrientos y nos detuvimos en una fonda (La Palma) a comer...

Recibidos con la deliciosa comida de Oaxaca: tasajo, frijolitos negros con hoja de aguacate, carne enchilada, blandas y quesillo, ademas de los muy tradicionales pero siempre con el sabor propio de cada lugar: arroz rojo y consome de pollo; todo esto rociado generosamente con unas cervezas heladas.

Tras una hora aproximada de camino, arribamos al fin a Cuicatlan. Carlos ya tenia hechas las reservaciones en un hotel bello y muy comodo, ademas de un precio sumamente razonable.

Nos sorprendio encontrar ese hotel en un pueblo relativamente pequeño, pero nos enteramos que fue la casa materna de un gobernador del estado y que hasta la fecha sigue apoyando a su pueblo natal... De hecho es un pueblo sorprendente por muchos lados: Es un pueblo muy comprometido con la ecologia y es cotidiano encontrar bardas y letreros llamando a la conservacion y a evitar la contaminacion, los taxis son unos motocarros fantasticos que por cinco pesos te llevan a cualquier punto del pueblo. Existe ademas una fundacion para la reserva de la biosfera que es la Fundacion Cuicatlan y tienen un vivero donde se cultiva la "Echeveria Laui" una suculenta en peligro de extincion como muchas de las planta xerofitas de la region.

Pero ademas Cuicatlan esta rodeado de maravillas: ruinas arqueologicas, tumbas prehispanicascon pinturas policromas, pinturas rupestres, zonas de anidamiento y reproducion de la guacamaya y una cueva que se encuentra entre las mas largas del mundo...

Con todas estas cosas en mente, nos avocamos a buscar guias y al final del dia, despues de un delicosos helado de leche quemada pasamos una muy dulce noche.

Al otro dia nos dispusimos a vistar el mas cercano de los sitios, el vivero de la Echeveria, no sin antes desayunar en un sabroso restaurant al lado de la vieja y abandonada estacion del ferrocarril cuando ese epico medio de transporte fue desmantelado por la estupidez.

Como buenos brecheros elegimos el camino del lobo y mas sorpresas, un arbol donde anidan y perchan una veintena de Zopilotes Reales. Es extraño verlos tranquilamente posados y quietos en vez de la cotidiana vista de sus esplendidos planeos en busca de lo que haya que limpiar metros abajo. La visita al vivero fue breve pero educativa, hay un gran esfuerzo en lo qiue se hace, desafortunadamente poco conocido...

La siguiente etapa fue visitar la cueva Cheve, o cueva del Diablo, esta se encuentra en el municipio de Sta. Maria Papalo, en lo alto alto de la sierra, a lo cual se sube por una serpenteante e inclinada carretera, aqui las subidas son algo mas que una carretera sinuosa.

Como no encontramos un guia que nos pudiera llevar pues no hay mucha coordinacion entre los muncipios donde estan las bellezas, tuvimos que recurrir a la tecnica del PPS (TM), y asi descubrimos el camino secreto a la Cueva cheve.

Desde luego pudimos ahcer un "Track" con el GPS y ahora ya tenemos un mapa detallado para llegar.

Entre la busqueda por el filo de la sierra llegamos a un punto de casi 4,000 msnm, lo que implico una subida de casi 2000 mts. La carretera y la posterior brecha son dignas de recorrerse...

Tras un camino realmentre emocionante, llegamos al ultimo punto donde pasa el 4x4 y de ahi a pie hasta llegar a un anfiteatro rodeado de altas paredes de rocas y en la parte baja, un magico valle que me hizo pensar en el Shangrila... solo faltaron los dinosaurios y en una de esas paredes se abre como una gran boca negra, la entrada a la cueva, la cual se resiste a entregar sus secretos. De hecho, se necesita equipo profesional y un guia conocedor y experimentadopara poder entrar de manera segura, es un gran sitio para practicar seriamente la espeleologia y queda reservado para quien tenga este entrenamiento. De cualquier manera, lo magico del sitio es sobrecogedor y aun sin adentrarse en la cueva la visita y el camino biien vale la pena.

Con esta vista decidimos regresar a una rica cena de molotes que nos esperaban en un puesto en la acera frente a nuestro hotel y de nuevo con una buena rociada de Cerveza para paliar los 40º C...

Ya repuestos, tras un sueño reparador, al dia siguiente habia varias posibilidades: guacamayas, pinturas rupestres, ruinas o el pueblo de Tizatlan...

Dado lo corto de nuestra estancia (ese era de hecho el ultimo dia ya que saldriamos al siguente), decidimos ir por lo cerca, y enfilamos hacia Quiotepec, en cuya cercania se encuentra lo que le llaman la fortaleza, se trata de un conjunto de ruinas prehispanicas que se antojan muy interesantes, pero que sin embargo no pudimos visitar pues el sol amenzaba y solo pudimos verlas a lo lejos del otro lado de un ancho rio de aguas chocolate.

Parece ser que hay un vado no muy profundo, pero decidimos no arriesgarnos pues la corriente era rapida y no teniamos otro vehiculo de apoyo, asi que con nuestros propios honores nos despedimos de Quiotepec y salimos en busca de las Guacamayas que tanto nos habia recomendado Gerardo... Como todo este viaje, nos fue algo complicado encontrar guia, de hecho dos de los que estan en el pueblo de Tecomavaca habian salido con sendos grupos al cañon de las guacamayas y como ellos llevaban las llaves de la pluma, el otro que encontramos, no podia entrar, asi que decidimos arriesgarnos y buscar la entrada por nuestra cuenta y esperando de alguna manera encontrar a los guias o caminar nosotros solos.

La fortuna nos sonrio grandemente, ya teniamos idea de la ubicacion del punto de acceso y al llegar ahi encontramos camino abierto, y tras un par de kilometros de brecha ruda, encontramos un par de camionetas y una coincidia con las señas de la de los guias y Si, eran ellos!!

Tras rogar un poco y como amigos de la Fundacion, accedieron a llevarnos por lo que continuamos otro par de kilometros mas por esa brecha hasta llegar a una rustica cabaña de donde partian unas escaleras hacia el sitio de acampar que maneja la comunidad de Tecomavaca via el Sindico de Ecologia para regular los avistamientos de los sitios de anidaje de la Guacamaya Verde, Ara Militaris.

Es en este punto donde la Fundacion Cuicatlan, con la comunidad han desarrollado un sendero interprettativo y donde inicia una ruda subida por la cresta del cañon hasta llegar a lo mas alto desde donde se puede admirar la pared poniente y los huecos donde estan los nidos.

Es una subida dura, pero vale la pena cada paso. al final la recompensa es magnifica.

El cañon es impresionante, tiene paredes verticales cortadas a pico de mas de mil metros en algunos puntos y es definitivamente estrecho para lo ciclopeo de sus paredes.
Es en esas paredes de arenisca donde las guacamayas han tallado, mejor dicho horadado sus nidos a donde regresan cada tarde despues de recorrer la selva baja para alimentase.

Despues de un buen rato viendolas llegar y de algunos infructuosos esfuerzos por fotografiarlas o grabarlas emprendimos el regreso al inicio del sendero a donde llegamos despues de obscurecer y muy atentos a no resbalar y a la imaginacion de aquello de que a lo mejor y hay viboras, pero no, la bajada fue sin incidentes hasta donde habiamos dejado nuestra camioneta.

Tras un corto viaje, llegamos de nuevo a Cuicatlan a los molotes, a una rica chela y a nuestra ultima noche...

Al otro dia, despues de un reparador sueño y de que unos amigos de lo ajeno se llevaron nuestra caja de herramientas, una brujula y nuestro querido Mickey mascota, emprendimos un tranquilo regreso al DF aun con muchas maravillas cuicatecas por conocer y con la intencion de regresar lo mas pronto posible, eso si, guardando todo lo robable en nuestro cuarto de hotel.

Gracias a Maurilio por su guia
Gracias a Doña Carmen por sus molotes

Para Visitar:
www.fundacioncuicatlan.org
www.alternativas.org.mx

Nuestra Página: www.geocities.com/jeeforlife


Publicado
Modificado
Leído 21427 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

La cueva Cheve

   

Capítulos de este diario