Nairobi: mundo salvaje

Escribe: Dragonauta
Entre los verdes africanos y la maleza, una ciudad vuelca sus realidades hacia las orillas de un río. Nairobi es un destino sólo para aquellos que crean que vivir implica experimentar, sentir aromas únicos, palpitar el miedo de una noche en la selva y animarse a conocer lo distintos que somos a pesar de vivir en el mismo mundo.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Nairobi: mundo salvaje

Nairobi, Kenia — sábado, 28 de octubre de 2006

Nairobi es la capital de Kenia y uno de los puntos más cosmopolitas del continente africano. La ciudad puede dividirse a grandes rasgos en tres zonas: la céntrica, los suburbios y la salvaje, porque Nairobi no escapa a su contexto y todos sabemos que la belleza africana es su salvajismo, esa flora que gobierna los espacios y que minimiza a cualquier ser humano que intente adentrarse.

El estilo que predomina en sus calles es el colonial, pero también Nairobi está salpicada por edificios ultramodernos que dan a la ciudad una peculiar visión, como en Haile Salassie Avenue y la Uhuru Avenue.

Toda Kenia cuenta con un paisaje variado, pero Nairobi en especial está marcada por la presencia de la Cadena Aberdare que nace al este del Rift y que embellece notablemente el lugar. Las afueras de la ciudad están constituidas por plantaciones que pertenecen a los kikuyo, la principal tribu del lugar. Después de las plantaciones surgen los grandes parques y las reservas naturales.

La historia de todo el país se basó en la existencia del pueblo árabe que para el siglo IX se instaló en las costas de Kenia con fines comerciales. Luego, distintas tribus internas se fueron enfrentando, como por ejemplo los Masai con los Kikuyu, para lograr mayor territorio. Esta situación se vio frenada cuando en 1887, el Sultán Zanzíbar dejó parte de las costas a los ingleses, quienes una vez allí, construyeron un ferrocarril de gran importancia que unió la ciudad de Mombasa con el Lago Victoria.

Para 1920 Kenia era una colonia inglesa, pero la Segunda Guerra Mundial trajo aires independentistas y el grupo kikuyo luchó por conseguirla. La década del sesenta del siglo XX vio subir al primer presidente de la nueva república, experimentando una mejora en el país que se terminó en la siguiente década, cuando las condiciones climáticas estropearon la mayoría de los cultivos y la inflación no se hizo esperar, el desempleo creció y aún hoy se pagan las consecuencias de esa crisis.

Lo que abundan en las calles de la ciudad son pequeños mercados que venden todo tipo de artículos regionales y artesanías típicas, que sirven a la perfección como souvenir para los viajeros. Las más famosas son las que se realizan en madera, sobre todo de ébano, que se conocen como “makondes”.

Los caminos

Tanto en la ciudad como en sus alrededores, Nairobi propone un abanico inimaginable de posibilidades para los viajeros inquietos. Aquí las atracciones turísticas van desde algunos de los parques nacionales más importantes y asombrosos del país, hasta los mercado callejeros. Visita Nairobi en este breve recorrido:

Parque Nacional de Nairobi y Parque Ostrich

Estos parques son un espectáculo imperdible. No sólo es la vegetación lo impactante, sino todo lo que allí se encuentra: los aromas únicos, las plantas más extrañas, una explosión de colores que en ningún otro sitio encontrarás y la fauna africana con todo su salvajismo y su desprotección, con todo ese poder y a la vez tan débil ante los ataques humanos. Uno ingresa a estos parques e inevitablemente la idea de una vida natural se instala en el pensamiento, sobre todo cuando se sale de una ciudad, de sus rutinas, de los grises que la urbe destila en diferentes estados y sin embargo allí todo es distinto: un silencio húmedo moja los párpados y el desliz de los animales en el suelo otorgan la cuota de adrenalina que uno espera de sus vacaciones. Sin duda es una experiencia diferente que implica algo más que elegir un destino para pasar unos días.

Alojamiento en Centro Manor de Nairobi


También en la temática de lo natural se presenta la oportunidad de acercarse a este pequeño mundo de jirafas. En la década del treinta, David Duncan se mostró preocupado por el estado de la fauna africana y construyó este alojamiento para colaborar con la causa. Los años trajeron más interesados, pero también más animales en vías de extinción, por lo que tuvo que intensificarse el cuidado de las especies. Así se empezó por salvar a cinco jirafas que –de haberse quedado en su hábitat natural– hubieran estado condenadas a morir. Ellas pudieron tener cría en este centro y prolongar su especie. Lo particular de este lugar es que se ofrece alojamiento para los viajeros gratuitamente y lo que lo convierte en más increíble aún es que las jirafas andan sueltas pidiendo comida a los huéspedes (¡Incluso pueden llegar a comer contigo en la mesa!). Además de jirafas hay otras especies increíbles para conocer. ¡Apuesto que nunca has visto un jabalí verrugoso! Aquí lo tienes al alcance de la mano.

Orfanato de elefantes en Nairobi

Da ternura ya sólo leer el nombre del lugar, ¿verdad?. Sí señores, aquí hay elefantitos huérfanos a los que se les enseña a crecer, suplantando a su madre e intentando que tengan una vida natural, sabiendo de antemano que una vez rescatados, estos pequeños elefantes no podrían dejarse en la sabana, ya que las otras especies y los cazadores acabarían con ellos. A cada elefante lo cuida un grupo de personas que lo estimula para que desarrolle sus sentidos y reflejos. Si el animalito avanza en su aprendizaje, al tiempo se lo lleva a una reserva natural para que tenga contacto con otras criaturas de su misma especie, siempre bajo el cuidado de sus tutores. No pases por Nairobi sin acercarte a este increíble lugar.

Museo Karen Blixen

Este museo es la casa donde vivió la afamada escritora Karen Blixen, ubicada en una granja en Ngong Hills, a las afueras de Nairobi. Esta escritora, precursora del género gótico, habitó en este sitio desde 1913 hasta 1931. Allí se puede tener contacto con sus objetos y con gran parte de su vida. La casa data de 1910 y es una verdadera reliquia.

Gastronomía

Como ocurre en la mayor parte de los territorios que fueron colonias o que recibieron la llegada de tantos extranjeros, la comida en Nairobi tiene varias influencias, sobre todo de ingleses y de la gastronomía india. En la zona céntrica de la ciudad hay restaurantes con especialidades variadas. Así, mientras algunos ofrecen únicamente pescados, en otros se puede llegar a probar carne de cocodrilo.

La variedad de los restaurantes también pasa por sus estilos, siendo los más bonitos los de origen morisco que se preocupan por deslumbrar a sus comensales con velas y ambientes muy acogedores.

Por lo que respecta a la vida cotidiana en Nairobi se recomienda no beber agua de ningún lugar, únicamente bebidas que sean embotelladas y evitar comer en lugares de paso. Es muy importante que no pidas hielo para las bebidas ya que se hace con agua común, que en muchos casos podría perjudicar gravemente tu salud.

Tips:

Para ingresar al país no se exigen vacunas, pero siempre es recomendable vacunarse contra la hepatitis, tifus, fiebre amarilla y tétanos. La malaria y el SIDA son otros de los problemas de Kenia, así que debes informarte antes de viajar. Si estás en Nairobi, puedes acudir al sistema de salud pública, pero en el interior las condiciones sanitarias son muy deficientes.

En Nairobi, Kenia

Las conexiones viales son buenas en las áreas pobladas. El aeropuerto de Nairobi es el más importante del continente. Para trasladarte puedes elegir el tren o los autobuses, que unen la ciudad de punta a punta y con otras regiones del interior.

En Nairobi, Kenia

Si estás pensando visitar esta ciudad, te recomendamos que elijas ir entre julio y septiembre, que son los momentos en que el clima es sumamente agradable. Marzo, junio, octubre y diciembre tienen muchas lluvias, que traen aparejadas diferentes complicaciones en las carreteras e imposibilitan las visitas a los parques, que son sin duda una de las atracciones más bonitas de Kenia.

En Nairobi, Kenia


Publicado
Modificado
Leído 3336 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Nairobi: mundo salvaje

   

Capítulos de este diario

  • 1

    Nairobi: mundo salvaje

    Nairobi, Kenia | 28 de octubre de 2006