Viajando a la lejana rusia

Escribe: pablocadiz
Un viaje de 9 dias en busca de los orígenes del gigante, buscando las huellas inherentes en la arquitectura, en la vida, en las personas de un pasado Zarista, Sovietico. Una Rusia de contrastes, una Rusia demasiado diferente y demasiado parecida.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2 4 5 6 7 ... 10

Dia 1: madrid-munich-moscow

Múnich, Alemania — viernes, 30 de marzo de 2012

Nos despertamos a las 8 a.m, desayunamos con mi amigo y cogemos el metro hasta Barajas (40 minutos y 1 euro de sumplemento para entrar en el aeropuerto...ahora con la subida de precios de transporte más caro). Nuestro vuelo sale a las 12.15 hacia Munich, sobrevolamos los Pirineos, los Alpes, ambos nevados. En el vuelo nos dan de comer un menú con raviolis (bastante bueno). Llegamos a las 15h al Aeropuerto de Munich, que me sorprende porque tiene maquinas de café y conexión a internet gratuita para los pasajeros. También me sorprende que tienen salas para fumadores dentro del aeropuerto, además de cabinas para poder dormir mientras se espera los enlaces de vuelo.

Salimos al exterior y tenemos un autobus a Hauptbahnhof (la estación central de trenes) a las 16h, que tarda 20 minutos de trayecto y cuesta 17 Euros ida y vuelta. Tenemos solo 3 horas para visitar la ciudad, así que lo primero que hacemos es conseguir un mapa de la ciudad en la estación de trenes para hacer un recorrido rápido. Atravesamos la avenida Karls pl., desde donde vemos el Palacio de Justicia y la puerta de la ciudad. Entramos por la avenida peatonal de Neuhauser Str, llena de edificios impresionantes, tiendas y muchos centros comerciales, hay mucha gente en la calle comprando.

Llegamos hasta Marienplatz, donde se encuentra el Neues Rathaus (Ayuntamiento Nuevo), de estilo neogótico, con muchas gárcolas y un carrillón en la torre central. Hay mucha gente esperando en la plaza porque a las 17h toca el carrillón. En dos niveles, primero aparecen los toneleros de la ciudad bailando la Schäfflertanz, danza ritual realizada cada 7 años para conmemorar que se terminara la epidemia de peste desde 1500, después aparecen las figuras de los caballeros, combatiendo en un torneo celebrado en 1568, con motivo de una boda real (Ritterturnier).

En la misma plaza encontramos la columna de María (Mariensäule) que conmemora el fin de la Guerra de los 30 años, con la retirada del ejército sueco en 1638. Desde allí vamos a visitar el Viktualienmarkt, un mercado lleno de flores y productos de alimentación. Compramos un par de bollitos alemanes ys eguimos por Frauen str. hascia las puertas de Isartor, cruzando el rio Isar y por el Deutsches Museum hacia la otra orilla y la seguimos hasta llegar a Mariannen platz, con la iglesia de St. Lukas.

Seguimos Maximilian Str. hasta llegar a Residenz, el palacio residencia de los gobernantes bávaros. En la plaza Max-Joseph-Platz se encuentra también la Ópera Nacional de Baviera. Siguiendo Residenz Str. vemos los leones que custodian las puertas del palacio, con su hocico brillante de tocarlos (se dice que trae salud).

Vemos el templete de diana, y volvemos para ver el Barrio Judío y volver a la estación, con ell tiempo justo para subir al bus de las 19.47.  Llegamos con el tiempo justo para coger el avión, que sale a las 21.25 hacia Moscow-Domodedovo. En el vuelo nos dan de nuevo de cenar, además de una manta y un cojín de pluma (después de este vuelo con Lutfansa no me puedo volver a acostumbrar a los Lowcost). En el avión viaja junto a nosotros un ruso, traductor de español jubilado que ha trabajado en Cuba y Argentina, que nos invita a probar las huevas de salmón.


Publicado
Modificado
Leído 1143 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2 4 5 6 7 ... 10
 
 


 

Sobrevolando los alpes

   

Capítulos de este diario