Baviera: rutas de ensueño por Alemania

Escribe: mariposadefuego
En su inigualable variedad, Baviera ofrece una gran variedad paisajística, aire libre y naturaleza intacta, riqueza cultural de categoría europea, exclusivas posibilidades de practicar deporte en cualquier época del año, prestigiosos centros para el cuidado de la salud y el relax y una excelente infraestructura para el tiempo libre, con independencia de las condiciones meteorológicas.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Baviera: rutas de ensueño por Alemania

Múnich, Alemania — jueves, 21 de junio de 2007

Baviera cuenta entre los estados más antiguos de Europa. Todo empezó unos hace unos 1500 años cuando el reino de los romanos colapsó debajo de los ataques de los germanos. Según una de las teorías más aceptadas, el pueblo bávaro nació de una mezcla de los romanos, los restos del pueblo celta y los vencedores germanos.

La capital de Baviera es Munich, la sede del gobierno bávaro y una de las ciudades mejor conocidas en todo el mundo. Munich está situada al borde de los Alpes. La montaña se puede ver perfectamente desde los edificios altos de la ciudad, en las que un viento sureño lleva aire templada a Baviera, mientras que las nubes se quedan filtradas detrás de los Alpes.

La capital sureña está rodeada por lagos grandes y pequeños que invitan a bañarse en verano y dar paseos románticos durante el invierno. Otras actividades que se pueden organizar son visitas a los castillos, ciudades y pueblos de los Alpes para disfrutar del ambiente magnífico, o más bien de la naturaleza espectacular, haciendo montañismo o esquiando. Dentro de una hora se puede llegar a Austria, y después de un recorrido de dos horas uno puede visitar Italia.

La fama de Munich por su alta calidad de vida está reconocida entre los alemanes. La ciudad es destino de muchos viajes, sobre todo durante la temporada de la Oktoberfest, la gigantesca «Fiesta de la Cerveza», conocida en todo el mundo.

Rutas de ensueño

La Ruta Romántica, la más antigua y famosa de Alemania, descubre a los viajeros la riqueza de la historia, el arte y la cultura occidental lejos de las autopistas y a lo largo de 380 kilómetros entre Wurzburgo y Füssen.
La Ruta del Cristal que desde 1997 conecta en Baviera Oriental los numerosos centros de manufactura del cristal que hay a lo largo de la frontera bávara-bohemia. Los amantes del turismo activo pueden descubrir el Bosque del Alto Palatinado por la Ruta de la talla del cristal.
La Ruta alemana de los Alpes discurre a lo largo de la cordillera norte por un escenario de ensueño, a lo largo de más de 400 kilómetros desde el lago de Constanza pasando por el pico Zugspitze para llegar a Berchtesgaden.

La Ruta de la Porcelana descubre el centro europeo de la porcelana entre la francona Coburg y Weiden en el Alto Palatinado. El fascinante mundo del "ORO BLANCO" resplandece en el noreste de Baviera.
La Ruta de los Castillos entre Mannheim y Praga nos muestra numerosas ciudades franconas con famosos castillos, palacios y museos.
La Ruta de los Emperadores y los Reyes tenía un papel preponderante en la historia de las dinastías medievales alemanas. Su actual trayecto de 350 km. va desde Aschaffenburg hasta Passau pasando por muchas ciudades bávaras.

La Ruta Romántica

Un trío compuesto por naturaleza, cultura y hospitalidad es desde hace 50 años la marca de la Ruta Romántica. Va desde el Main hasta los Alpes. Debe su nombre de Ruta Romántica al sentimiento que invade a los visitantes al contemplar las ciudades medievales o el increíble palacio de Neuschwanstein: quedan fascinados y se sienten transportados a tiempos pasados.

La llamada Ruta Romántica es el recorrido turístico más antiguo y más famoso de Alemania, y altamente recomendado para los que quieran conocer las ciudades más bonitas del sur de Alemania.
La magia del recorrido consiste en las vistas a paisajes siempre diferentes, en las ciudades que han conseguido guardar sus caras durante siglos, y en las diferencias entre edificios impresionantes y granjas pintorescas.

Uno puede gastarse un único día para viajar por la carretera, parándose sólo en los puntos más emblemáticos para tomar fotos o refrescos. Pero también se puede invertir más tiempo, caminando por las ciudades y los pueblos, visitando monumentos históricos y otras curiosidades turísticas.
Hay muchos hoteles y pensiones en la zona para pasar las noches aunque uno no haya hecho reserva.

Recorrer la Ruta Romántica se recomiende a todos los que quieran ver la cara clásica de Alemania. Aquí te ofrecemos lo más destacado de la ruta:

  • Wurzburgo: A gran altura sobre el río, en medio de viñedos, se encuentra la fortaleza de Marienberg. Esta vital ciudad de obispos, universitaria y de congresos brinda una oferta cultural muy variada.
  • Weikersheim: Antigua ciudad residencia y cuna de los Príncipes de Hohenlohe, ubicada en la ribera izquierda del Tauber. Las instalaciones originales interiores del palacio son un reflejo del Renacimiento, el Barroco y el Rococó.
  • Röttingen: Ciudad europea e idílico lugar vinícola con muralla histórica. Las encantadoras casas con paredes entramadas y el ayuntamiento barroco de vistoso colorido caracterizan la plaza de mercado.
  • Rothenburg ob der Tauber: casi ninguna otra ciudad ofrece una atmósfera tan sugestiva para el visitante como Rothenburg. El semblante único de la ciudad, los enormes tesoros artísticos en las iglesias y museos, hotelería y gastronomía de alto nivel y eventos históricos son la garantía de una estancia rica en experiencias.
  • Schillingsfürst: Palacio barroco construido en 1723 – 1750 de los Príncipes de Hohenlohe – Schillingsfürst, museo palaciego y de cetrería. Patio bávaro de halcones de caza.
  •  Dinkelsbühl: Antigua ciudad con casco histórico, fortificación con puertas y torres, murallas y fosos. La catedral de St. Georg lo domina todo.
  • Wallerstein: Un romántico lugar residencial en el corazón de la región del Ries.
  • Nördlingen: Antigua ciudad imperial con murallas completamente originales y que pueden ser recorridas en toda su extensión, algo único en Alemania.
  • Augsburg: Centro cultural con museos y galerías, muy interesantes edificios históricos y tesoros artísticos de todas las épocas. La ”Fuggerei“ es el más antiguo barrio con casas sociales del mundo.
  • Friedberg: ciudad fundada en 1264, la ”antigua ciudad ducal bávara“. Las murallas, callejuelas, torres, gabletes y edificios históricos reflejan la turbulenta historia de esta ciudad fronteriza.
  • Schwangau: balneario climatológico, pueblo de los palacios reales de Neuschwanstein y Hohenschwangau. 120 km de senderos para pasear por entornos naturales protegidos, cuatro lagos, deportes de verano e invierno y numerosos eventos.
  • Fussen: La simpática ciudad de montaña alberga numerosos tesoros culturales y monumentos de sus dos siglos de historia, con ofertas para todos los gustos.

Publicado
Modificado
Leído 112141 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario