Iglesia Matriz

Escribe: marcos2510
Doscientos años de la Iglesia Matriz de MontevideoEl 21 de octubre de 2004 se cumplirán 200 años de la inauguración de la Iglesia Matriz de Montevideo,elevada a la categoría de Catedral...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Iglesia Matriz

Montevideo, Uruguay — martes, 14 de junio de 2005

Doscientos años de la Iglesia Matriz de Montevideo
El 21 de octubre de 2004 se cumplirán 200 años de la inauguración de la Iglesia Matriz de Montevideo,
elevada a la categoría de Catedral Metropolitana por el Papa León XIII en 1897. El edificio que conocemos actualmente
fue el tercero en albergar la iglesia principal de la ciudad. En 1730, mientras se construía la Iglesia Mayor y casa de los
Párrocos, situada en Ituzaingó y Rincón, el Cabildo de Montevideo dispuso la utilización provisoria de la capilla de la
Compañía de Jesús. Esta última había sido levantada por los jesuitas en 1724 con la finalidad de contar con un
espacio, aunque fuese precario, para brindar asistencia espiritual a los más de dos mil indios que intervenían en los
trabajos de edificación de las bases de la ciudad.
La capilla de los jesuitas, ubicada en Piedras y Zabala, fue utilizada como templo hasta 1740, cuando se
inauguró la primer Iglesia Matriz de Montevideo. Casi medio siglo más tarde, el desplome parcial del templo, sucedido
en 1785, hizo cobrar conciencia de la necesidad de construir una nueva iglesia.
El 20 de noviembre de 1790, el Padre Juan José Ortiz –párroco de la ciudad desde 1783 y defensor incansable
de este nuevo proyecto- colocó la piedra fundamental de la actual Iglesia Matriz, proyectada por el Ingeniero portugués
José Custodio de Saá y Faría. La dirección de la obra que se extendió hasta el año 1804 estuvo a cargo del Ingeniero
José del Pozo y Marquy. Finalmente, el 21 de octubre de ese año fue inaugurada la Iglesia llamada de la Inmaculada
Concepción y dedicada a los santos tutelares de la ciudad: San Felipe y San Santiago. Desde ese entonces el edificio
experimentó modificaciones y reparaciones de diversa magnitud.
Inconclusa desde la primera década del siglo XIX, a causa de los daños producidos por invasiones inglesas a
Montevideo, la torre sur de la iglesia terminó de construirse en 1858, paralelamente a las reparaciones efectuadas en
la torre norte. Por otra parte, la colocación de las esculturas en el lugar que hasta entonces había ocupado las oficinas
del vigía y el revoque del frontispicio, concretados entre 1859 y 1860, provocaron cambios de singular importancia en
la fachada principal.
En 1905 se llevó adelante una segunda refacción de relevancia. En este caso el responsable de las reparaciones
de la fachada, el atrio y las torres fue el Arquitecto Antonio Llambías de Olivar. En lo que refiere a su aspecto, las obras
no supusieron cambios sustanciales dado que se respetó el estilo arquitectónico y la decoración exterior existente.
De forma similar a lo ocurrido en la primer Iglesia Matriz, el derrumbe de una voluta de piedra que adornaba
una de las columnas centrales del edificio, incidió de forma decisiva en la iniciativa de emprender una restauración
total del templo.
A mediados de 1941 comenzaron las obras de reacondicionamiento y recuperación, las cuales se extendieron
a lo largo de veinte años. En este proceso de restauración pueden reconocerse claramente dos etapas: la que va
desde 1941 a 1952 a cargo del Arquitecto Rafael Ruano y la comprendida entre esta fecha y 1961, cuya dirección
recayó en el Arquitecto Guillermo Armas. Fue precisamente en esta primer etapa cuando se realizaron los principales
cambios en el exterior del edificio. Ellos fueron la restauración de la fachada principal y de las dos torres, la colocación
de un reloj litúrgico en la torre norte y el emplazamiento del grupo escultórico realizado por José Belloni, en sustitución
de las imágenes instaladas en 1859. En esta oportunidad también volvieron a colocarse las puertas originales de la
Catedral que habían sido trasladadas al Santuario del Cerrito de la Victoria. Durante su restauración fue hallada una
inscripción que revelaba los nombres de quienes las habían trabajado en 1804. La iglesia recuperaba así parte de su
historia.
BILBLIOGRAFÍA Y FUENTES
BETTI, José, “La Vieja Iglesia Matriz[Conferencia]”, Montevideo, La Buena Prensa. 1912; CASTELLANOS,
Alfredo, Uruguay. Monumentos históricos y arqueológicos, México D.F., Instituto Panamericano de Historia y Geografía,
1974COMISIÓN PRO-RESTAURACIÓN DE LA CATEDRAL, La Catedral de Montevideo. Nuestro máximo edificio
colonial. Su fachada 1790-1949, Montevideo, Urta y Curbelo, 1949; DE SANTIAGO, Luis R., La Catedral de Montevideo.
Historia de su restauración (1941-1961), Montevideo, Impresora Rex, 1961; FURLONG, Guillermo, “La Catedral
de Montevideo 1724-1930”, Revista de la Sociedad de ‘Amigos de la Arqueología’, T. VI, Montevideo, 1932; GESUALDO,
Vicente, “Los que fijaron la imagen de la nación. Daguerrotipos y fotografías en la Argentina: entre el arte y la aventura”,
en: Todo es Historia, Buenos Aires, noviembre 1983; SEJO, Carlos, “De la Catedral de Montevideo (Muebles, utensilios
varios y herrajes de puertas y ventanas)”, Revista de la Sociedad de ‘Amigos de la Arqueología’, T. VII, Montevideo,
1933.

marcos2510


Publicado
Modificado
Leído 22425 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Iglesia Matriz

   

Capítulos de este diario