Oman y Dubai

Escribe: sandro1970
Al contrario de lo que se cree Omán es un país seguro y moderno, de gente amable y abierta. A pesar de ello es todavía un país conservador donde la gente viste de forma tradicional y donde el islam rige muchos aspectos de su vida diaria. Es un país donde los monumentos y las grandes construcciones escasean, pero el petróleo y un nuevo sultán estan transformándolo en un gran destino turístico.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3 4 5 6 7 8 9

Introduccion

Mascate, Omán — lunes, 17 de mayo de 2010

Fechas: 4 a 17 enero de 2010

Al contrario de lo que se cree Omán es un país seguro y moderno, de gente amable y abierta. A pesar de ello es todavía un país conservador donde la gente viste de forma tradicional y donde el islam rige muchos aspectos de su vida diaria. Es un país donde los monumentos y las grandes construcciones escasean, pero el petróleo y un nuevo sultán estan transformándolo en un gran destino turístico. Donde se puede disfrutar de tranquilas playas tropicales durante todo el año, paseos por el desierto o la costa de Simbad, delfines y tortugas verdes en sus playas, o de sus numerosos wadis, ríos secos que renacen en el desierto durante las épocas de fuertes lluvias convirtiendo la zona en un frondoso vergel.

En las zonas costeras, la gente ha estado expuesta a otras culturas durante siglos debido al comercio marítimo. Así que, a diferencia de sus países vecinos, otras religiones y formas de vida son toleradas. El alcohol es asequible para los no musulmanes en hoteles, y es corriente ver mujeres occidentales en bikini en las playas. De todas formas, los visitantes deben mantener en mente que lo que es aceptable para una playa (en muchos casos privada) o en un hotel, no lo es necesariamente en la calle.  En público, las mujeres deben cubrirse hombros y brazos por encima del codo, las faldas no deben enseñar las rodillas, y los hombres en pantalones cortos muchos omaníes aun los consideran ofensivos. En las zonas del interior son mucho mas conservadores, y formas de vestir aceptables en la costa aquí no son apropiadas. La norma básica es que no se debe enseñar mucha piel. Y eso que aunque no lo parezca Omán es un país mucho mas liberal con las mujeres que otros países árabes, aquí pueden trabajar, conducir, salir a la calle solas, e incluso ser ministras (el Ministro de Turismo es una mujer). No son los islamistas mas estrictos, y no existe en Omán el extremismo religioso que hay en otros países de la zona, pero nunca esta de mas ser respetuoso con las costumbres locales.
 
En cuanto a Dubai, es un destino turístico de lujo cada día más solicitado por viajeros de todo el mundo. Una ciudad en constante crecimiento que, gracias a una mente abierta, quiere dar a conocer al resto del mundo la cultura árabe y ofrecer las mejores diversiones para todas las edades. El stopover perfecto para toda la familia: atracciones, parques temáticos, lujo, compras, playa, desierto, golf...
 
Las condiciones de seguridad en ambos países son bastante buenas, especialmente en Omán, donde la sensación de seguridad es total. En Omán es frecuente que la gente deje el coche con las llaves puestas y el motor arrancado mientras entra a una tienda. No hay ninguna vacuna obligatoria y ni siquiera recomendable. Las condiciones sanitarias en ambos países son buenas. Aunque especialmente en verano es conveniente extremar las precauciones para evitar insolaciones y deshidratación.
 
Omán y Dubai son destinos para crecer culturalmente, para abrir nuestras mentes, para aprender a ser mas tolerantes, para derribar mitos (como el de sus altos precios), y para dejar la VISA tiritando.


Publicado
Modificado
Leído 1613 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3 4 5 6 7 8 9
 
 


Capítulos de este diario