Maracaibo - Donde te sientes como en casa

Escribe: edarba
Si alguna vez, durante un largo viaje, en el que haz dado mil vueltas a todas las canciones en el ipod, o se ha terminado el libro de Sudoku y a nadie le apetece seguir jugando a las cartas, empiezas a darle rienda suelta a la mente, y en algún punto entre el tedio y el cansancio, propio de los viajes, te preguntas cuál es origen del nombre de este gran país (quizás sólo me pase a mi) la repuesta la encuentras en Maracaibo (Capital del Estado Zulia)...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Maracaibo - Donde te sientes como en casa

Maracaibo, Venezuela — miércoles, 29 de julio de 2009

Si alguna vez, durante un largo viaje, en el que haz dado mil vueltas a todas las canciones en el ipod, o se ha terminado el libro de Sudoku y a nadie le apetece seguir jugando a las cartas, empiezas a darle rienda suelta a la mente, y en algún punto entre el tedio y el cansancio, propio de los viajes, te preguntas cuál es origen del nombre de este gran país (quizás sólo me pase a mi) la repuesta la encuentras en Maracaibo (Capital del Estado Zulia).
Cuando Colón avistó Venezuela la denominó tierra de Gracia, nombre con el que aún se conoce Venezuela, entre los más soñadores y enamorados de este país lleno de riquezas naturales. Posteriormente en una expedición en la que participaba Americo Vespucio, se adentraron en el Lago de Maracaibo y observaron las viviendas que se edificaban en la costa del lago, que se conocen como palafitos y no son más que pequeñas chozas construidas a varios metros de altura sobre las aguas manzas del lago en la que habitaban los indigenas de la región. Estas construcciones recordaron a Vespucio a la antigua Venecia, por lo que denominó a la región como Venezuela, nombre que luego recibiría el país.
El Zulia, es sin lugar a duda una de las regiones más particulares de Venezuela, sin ánimos de ofender y siempre desde el respeto, son una sociedad muy regionalista que lucha por mantener sus costumbres y estilos de vida lo más autóctonos posibles, sin embargo ello no implica un conflicto con el resto de las regiones venezolanas, sino de hecho se les considera como una parte distinta, pero al fin parte de Venezuela, idea que no desagrada a los Zulianos.
Los Maracuchos/Marabinos/Maracaiberos o cualquier otro gentilicio que se desee aplicar a los habitantes de la ciudad de Maracaibo, son la máxima representación de la cultura zuliana, son ellos quienes preservan la gaita (música típica navideña venezolana y que no guarda relación con la gaita céltica), el puente del lago de Maracaibo (el más grande del mundo hecho de concreto armado), el barrio del saladillo y de la chinita (virgen que goza de la devoción del pueblo zuliano).
A Maracaibo se puede acceder por carretera o a través del aeropuerto internacional de la Chinita. Al entrar a la ciudad lo primero que nos encontramos es el puente sobre el lago y cuya sensación es inexplicable, sin embargo una gaita inmortalizó ese momento con una estrofa que me permito reproducir a continuación:
Cuando voy a Maracaiboy empiezo a pasar el puentesiento una emoción tan grandeque se me nubla la mentesiento un nudo en la gargantay el corazón se me saltay sin darme cuenta tiemblosin querer estoy llorando
Llegados a la ciudad, la oferta hotelera es amplia y va desde hoteles de lujo 5 estrellas hasta humildes posadas. No recomendaré ningún alojamiento en particular, pues considero que es una elección muy personal y que dependen de las preferencias del viajero, pero lo que no negaré es que la mejor forma de impregnarse de la cultura local, es llegando a posadas, en las que que seréis atendidos por locales, que os invitarán a compartir el día a día del maracucho.
La gastronomía maracaibera se caracteriza por sus mil maneras de preparar los platanos maduros (en Venezuela cuando se refieren al plátano lo hacen a una variedad del platano como se conoce a España que no es comestible si no cocina previamente, para comer "plátano canario" es necesario llamarles cambur o de lo contrario os encontraréis con un plátano de aprox. 400grs de peso, con una textura dura y sabor desagradable)
Quizás el plato más famoso en el Zulia y en Maracaibo es el chivo con coco que viene servido con arroz, tajadas (plátano maduro) y caraotas negras (variante de las judias pintas, con un sabor liegramente dulzón).
En cuanto a los sitios de interés nuevamente considero que debe ser una elección personal, pero yo no me iría satisfecho de Maracaibo sin haber dado un paseo en barco por el lago, sin haber visitado la calle de la tradición, que es una calle con el remanente del barrio del saladillo , característico por sus viviendas que se remontan a la época colonial y los muchos colores en que son pintadas sus fachadas.
Otro sitios de interés son: la plaza Bolívar, el palacio de gobierno, el palacio legislativo y la casa de Morales, que data del siglo XVII (para los europeos puede parecer una construcción "reciente", pero teniendo en cuenta que la época colonial data del siglo XVI, es una de las construcciones civiles más antiguas que se conservan en la América Latina).
Para dar un paseo agradable y apreciar la puesta de Sol es necesario acercarse a la "Vereda del Lago", antiguo paseo del Lago (a orillas del único lago de agua dulce con conexión natural al mar del mundo). Además se pueden visitar el monumento a la chinita y la plaza de la república donde se erige un obelisco cuya base es una cabria o torre petrolera.
Un último consejo al viajero, el Estado Zulia es el más caluroso de Venezuela y deben tomarse precauciones en este sentido, no tanto por la temperatura que se alcanza, sino por la sensación térmica que se entremezcla con la humedad del lago y la polución de las torres petrolíferas.


Publicado
Modificado
Leído 1852 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario