Aquellos viajes que no son vacaciones

Escribe: NataliaB
Muy de vez en cuando, el trabajo me permite viajar. A veces son mejor aprovechados, otras, no tengo chances de escaparme para pasear y conocer. De todas formas, son oportunidades más que bienvenidas para conocer -de otra manera- parte de mi país.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 7 8 Capítulo 10 12 13

Feliz en la Feliz

Mar del Plata, Argentina — viernes, 25 de noviembre de 2011

Mario me invitó a participar en un seminario de políticas sociales en Mar del Plata.  Con la capacidad hotelera que tiene, Mar del Plata es un sitio ideal para organizar seminarios y congresos.  Fuera de temporada, por supuesto.

Fuera de temporada y no tanto, porque esta última semana de noviembre tuvo una temperatura espectacular.  Mar del Plata puede ser fría y ventosa incluso en enero (los que fuimos a vacacionar allí alguna vez en el verano sabemos que hay que incluir algún pulover o campera en la valija), pero estos días fueron geniales: 30° de día, y maravillosos 20° de noche.

Por otra parte, me alojé en el mítico Hotel Provincial, que luego de una época de abandono fue concesionado a la cadena NH que hizo un trabajo genial.  El hotel es impactante, propio de la década del 40, con habitaciones del tamaño ideal para pasar meses enteros.  Y muchas, pasillos enormes y muchas muchas habitaciones.  Ya la entrada es una antesala genial para lo que viene después: tres murales impactantes y dos escaleras enormes que llevan a los salones del hotel.

Antes de que comenzara el seminario, pude disfrutar de la playa y comí unos cornalitos a un boliche en frente del Bingo.  A la noche, fuimos a una parrilla con un grupo grande y muy divertido.

A la noche siguiente, una parada obligatoria: el Casino Central.  En esta época en la que Mar del Plata está desnuda de turistas, uno solo encuentra en el casino a los verdaderos timberos de la feliz.  Nos trataron con paciencia cuando nos tenían que explicar los límites y posibilidades de nuestras apuestas.  Perdí un poco pero me divertí mucho mirando a jugadores profesionaes.  Claramente, apostar puede ser un arte.

El viernes, último día, terminamos al mediodía y salimos a dar un paseo amplio en camioneta.  Desde Constritución hasta el Puerto, pasando por Los Troncos, el golf y la reserva de lobos marinos.  Mar del Plata es verdaderamente linda.

Terminamos en la terraza del Torreón del Monje, comiendo nuevamente mariscos con cerveza, disfrutando el sol de noviembre y escuchando el mar.

Tips:

Mar del Plata puede ser fría y ventosa incluso en verano. Siempre hay opciones para complementar la playa, eso no es problema. El tema es la ropa: hay que estar preparado para cualquier clima. Desde bikini hasta campera.

Tiene que ver con: Clima, Qué llevar
En Mar del Plata, Argentina

Opiniones:

Mi calificación promedio:
  •  
Servicio    
Ubicación    
Limpieza    
Precio/calidad    

Nh Gran Hotel Provincial

Alojamiento: Hotel en Mar del Plata, Argentina

Es el hotel marplatense por excelencia. Alojarse allí es vivir parte de la historia de la ciudad. El estar en frente a la plaza, al lado del casino y sobre la Av. Peralta Ramos hacen el resto.

Tipo de viaje: Negocios, Vacaciones | Ideal para: Parejas, Familia con hijos

Mi calificación promedio:
  •  
Calificación general    

Casino Central

Actividades: Casino en Mar del Plata, Argentina

Un clásico de Mar del Plata. Está quedado en el tiempo, pero en eso radica su encanto. Vale la pena conocerlo.

Ideal para: Parejas, Con amigos, Solos y solas, Grupos

Mi calificación promedio:
  •  
Servicio    
Comida    
Ambiente    
Precio/calidad    

Torreón del Monje

Comida: Comida Variada en Mar del Plata, Argentina

Es ideal para aprovechar la terraza y comer mirando el mar, el Hotel Provincial y el Casino Central. De día o de noche, pero evitar cuando hay viento.

Ideal para: Parejas, Con amigos, Grupos | Aconsejable para: Al aire libre, Buena vista
Costo por persona (USD): 23 | Plato sugerido: Rabas


Publicado
Modificado
Leído 733 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 7 8 Capítulo 10 12 13
 
 


 

Los Lobos: íconos de Mar del Plata

   

Capítulos de este diario