Manzanares, arroyo "Aprendiz de río"

Escribe: escapadadefinde
Francisco de Quevedo le llamó «Manzanares, Manzanares, arroyo aprendiz de río» , Tirso de Molina hablaba de él de esta manera «Como Alcalá y Salamanca tenéis, y no sois colegio, vacaciones en verano y curso sólo en invierno». Ellos quizás solo conocieron un viejo Manzanares agotado y cansado en su paso por Madrid. Nosotros le buscamos en La Pedriza .....

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Manzanares, arroyo "Aprendiz de río"

Madrid, España — domingo, 20 de junio de 2010

Francisco de Quevedo le llamó  «Manzanares, Manzanares, arroyo aprendiz de río» , Tirso de Molina hablaba de él de esta manera  «Como Alcalá y Salamanca tenéis, y no sois colegio, vacaciones en verano y curso sólo en invierno». Ellos quizás solo conocieron un viejo Manzanares agotado y cansado en su paso por Madrid.

Nosotros le buscamos en La Pedriza y descubrimos un RIO que discurre entre grandes rocas de granito formando pozas, saltos y unos preciosos "chorros" poco después de su nacimiento en el Ventisquero de la Condesa.

¿Aprendiz de río? ...Para nada.

La Pedriza forma parte del Parque Regional de la Cuenca alta del Manzanares, una verdadera joya natural protegida a tan solo  50 Km. de Madrid.
En Fin de semana a festivos el paso está restringido a 500 coches y es necesario madrugar si queremos entrar, por eso nosotros decidimos aprovechar un día libre entre semana e ir en busca de los Chorros del Manzanares.

Comenzamos nuestro paseo desde el aparcamiento de Canto Cochino en la Pedriza. El camino hasta Los Chorros discurre paralelo al río Manzanares, es un camino sencillo que a vece baja junto al cauce y en ocasiones tiene algo de subida, en esos tramos la vista es realmente bonita.

Después de cruzar tres puentes y descansar un poco junto a la Charca Verde, con unas pozas preciosas, llegamos al Puente del Retén y ahí empieza realmente la subida a Los Chorros.Una subida un poco complicada porque no hay una senda definida. Unos mojones de piedra nos ayudarán para no perdernos.

Al final, los Chorros del Manzanares se dejan ver.

El río Manzanares nacido en el Ventisquero de la Condesa, a casi 2.200 metros de altura, se topa al llegar a los 1.500 con una quebrada vertical a través de la cual se precipita en varios toboganes de piedra con más de 150 metros de caída.

Sobrepasando los chorros hay dos grandes pinos y bajo ellos un precioso rincón.

Un estupendo lugar para descansar junto al "aprendiz de río".


Publicado
Modificado
Leído 1416 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

No se parece en nada al rio Manzanares que estamos acostumbrados a ver a su paso por Madrid...Os aseguro que es el...

   

Capítulos de este diario

  • 1

    Manzanares, arroyo "Aprendiz de río"

    Madrid, España | 20 de junio de 2010