Crucero y Europa en 22 días

Escribe: javmadryn
Mis padres, Elena y Alfredo, festejaban sus 50 años de casados, pero en vez de hacer una fiesta, decidieron juntar a todos sus hijos y nietos para celebrarlo cruzando el Ecuador. Pero como caminar hasta allá era mucho, nos subieron a todos a un barco y nos fuimos para Europa en un crucero de festejo. Y ahí, a recorrer el Viejo Continente.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 10 Capítulo 12 14 ... 29

¡Que viva España!

Madrid, España — jueves, 17 de marzo de 2016

Luego de la caminata infernal de Londres, arrancamos a patear una Madrid que nos sonó mucho más conocida de lo que hubiéramos esperado, Buenos Aires es realmente un pedacito de España. Tratamos de salir temprano, pero fue imposible levantar a los chicos después de la maratón nocturna, desayunamos en el departamento y recién a las 11 pasadas salimos hacia Plaza Mayor y de ahí al Palacio Real. En el camino nos cruzamos con el Mercado San Miguel, un paraiso de jamones, aceitunas y frutillas. Después del Palacio Real, nos perdimos en los laberintos de los jardines de Sabatini y luego le rendimos tributo al manco de Lepanto en Plaza España. Comimos unos montaditos en la Gran Via (en un lugar que nos pareció la mar de pintoresco y luego descubrimos que estaba en cada esquina de cada ciudad española, Los 100 Montaditos) y seguimos caminando Madrid. Pasamos por la plaza Cibeles y nos zambullimos en el Museo Tyssen. Pletóricos de Toulousse Lautrec, Gauguin, Picasso y Dali volvimos a merendar y bañarnos para salir al teatro, que desde hacía meses teníamos reservas para ir a ver la comedia musical del Rey León, pero esta vez en castellano, ¡por fin entendimos todos los chistes de Pumba y Timón!
Cenamos en el Museo del Jamón, caro y con una mala onda infernal y nos volvimos al hotel (que no era hotel, sino un departamento de alquiler temporario en plena avenida Atocha del cual nos enamoramos)
Cuando los chicos ya estaban acostados, aprovechamos a salir para “echarnos unas cañitas” en la calle Huerta, a apenas unas cuadras de ahí. 

Tips:

Para llegar al centro desde el aeropuerto de Madrid, es preferible el Tren Cercanías o el Aerobus que el metro, salvo que uno esté cerca de una estación de la línea que llega al aeropuerto. Para llegar a Atocha, por ejemplo, son 3 combinaciones con largos pasillos y escaleras.

En Madrid, España


Publicado
Modificado
Leído 1492 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 10 Capítulo 12 14 ... 29
 
 


 

Capítulos de este diario