Recorriendo Arequipa, Cuzco y Apurimac, una lago viaje cruzando los Andes del Perú

Escribe: abullard
Viaje de 9 días donde recorrimos 3,000 kilómetros por las diversas carreteras costeras y andinas, visitando hermosos lugares como el Cañon de Colca, Cuzco, Machu Picchu, Saywite, entre otras maravillas que nos regala el Perú.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 Capítulo 4 6 7

Machu Picchu, Redescubriendo una de las Maravillas del Mundo

Machu Picchu, Perú — jueves, 30 de diciembre de 2010

Subimos al tren con destino al pueblo de Aguas Calientes, el reloj marcaba las 11:20 pm, un par de horas antes habíamos llegado al pueblo de Ollanta luego de manejar casi 12 horas desde el Valle del Colca en Arequipa, estábamos literalmente molidos.
Los cuatro, Charo, José Andrés, Ale y yo caímos privados las dos horas que duro el viaje en tren, recién a la 1:20 am entrábamos al lobby del hotel "Gringo Bill's", los único que queríamos en ese momento era ir a dormir, mientras el encargado del hotel, un pata mitad gringo y mitad criollo no nos dejaba de hablar y hablar. Sin pecar de malcriados, nos dimos media vuelta y nos dirigimos a nuestras pintorescas habitaciones, todas ellas decoradas con un mural surrealista muy peculiar en la pared.

Nuestra intención era subir a Machu Picchu con la salida del sol, abrimos los ojos con dificultad a las 6:30 am, una fuerte lluvia caía en Aguas Calientes, así que aprovechamos de descansar un poco más.
Compramos nuestros ticket de ingreso y subimos al bus que nos traslada en 25 minutos a Machu Picchu. Me quede sorprendido con la cantidad de gente que encontramos, supongo que tenía que ver con que era víspera al año nuevo.

Entramos a la mundialmente famosa ciudadela de Machu Picchu, es inevitable no sentir una fuerte energía al llegar, una vez más quede boquiabierto y perplejo con la maravilla que teníamos al frente. Esta era la sexta vez que visitaba Machu Picchu, pero estaba tan emocionado como la primera vez y como cuando llegue, hace varios años, después de hacer los caminos el inca.
Machu Picchu significa "Montaña Vieja" en quechua, esta magnifica ciudadela de piedra fue construida principalmente a mediados del siglo XV entre las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu.

Según documentos de mediados del siglo XVI, Machu Picchu habría sido una de las residencias de descanso del inca Pachacutec (1438-1470). Sin embargo, algunas de sus edificaciones y el evidente carácter ceremonial de la principal vía de acceso a la patio principal demostrarían que ésta fue usada como santuario religioso. Ambos usos, el de palacio y el de santuario, no habrían sido incompatibles. Algunos expertos parecen haber descartado, en cambio, un supuesto carácter militar.

Machu Picchu es considerada una obra maestra de la arquitectura y la ingeniería. Sus peculiares características arquitectónicas y paisajísticas, y el misterio que ha tejido a su alrededor, lo han convertido en uno de los destinos turísticos más importantes y populares del mundo
Machu Picchu es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde el año 1983, como parte de todo un conjunto cultural y ecológico conocido como el "Santuario Histórico de Machu Picchu".

En el mes de julio del año 2007 Machu Picchu fue declarada como una de las 7 nuevas maravillas del mundo moderno luego de la participación de cien millones de votantes del mundo entero.
Recorrimos Machu Picchu desde la parte baja acompañados de una densa neblina, nuestra intención de subir por segunda vez al Huayna Picchu se vio frustrada debido a la cantidad de gente que había, solo se permite la subida de 400 personas al día, la gran demanda que sufre hace que a las 5 am ya se haya llegado la meta de personas que acceden a trepar a esta mítica montaña.
A la hora y media de nuestra visita se desató una fuerte lluvia, casi no nos dejaba movernos dentro de la ciudadela, estábamos literalmente empapados. El clima, hasta ese momento, no estaba con nosotros. Nos refugiamos tras un techito de piedra a esperar que pase la lluvia, fue una hora que llovió y llovió. Cuando llegó la calma subimos a la parte alta de Machu Picchu, ahí nos encontramos con nuestros compañeros de viaje, José Andrés y Ale, ellos se habían relajado bien, habían subido un par de horas mas tarde que nosotros. El trajín del los 5 días anteriores de viaje nos estaba pasando la factura.

Nos tomamos algunas fotos y cada pareja continuo su camino, Charo y yo, considerando que no pudimos subir al Huayna Picchu, optamos por subir al Inti Punko o Puerta del Sol, la antigua entrada a Machu Picchu, por donde aún se entra cuando uno recorre el Camino Inca.
La subida de menos de 2 kilómetros es moderada, la hicimos en 45 minutos entre fotos y paradas a descansar. Este punto te da otra vista y perspectiva de Machu Picchu. Nos relajamos 30 minutos arriba, nos hicimos amigos de un grupo de brasileros, una pareja de argentinos y un español que se quejaba de que había llegado a las 4:30 am para subir al Huayna Picchu y no agarró cupo.
La bajada fue tranquila, al fin el clima se apiado de nosotros y de las casi 3000 personas que se encontraban en Machu Picchu, al fin salió el sol acompañado de un espectacular y colorido arcoiris.

Se tejen varias historias alrededor del descubrimiento de Machu Picchu, en el año 1865, en el curso de sus viajes de exploración por el Perú, el naturalista italiano Antonio Raimondi pasa al pie de las ruinas sin saberlo. Sin embargo todo indica que es por esos años cuando esta zona empieza a recibir visitas por intereses distintos a los meramente científicos.
En efecto una investigación actualmente en curso divulgada recientemente revela información sobre un empresario alemán llamado Augusto Burns quien en 1867 no sólo habría "descubierto" las ruinas sino que habría fundado una empresa minera ("Compañía Anónima Explotadora de las Huacas del Inca") para explotar los presuntos "tesoros" que albergaba esta zona. De acuerdo a esta fuente, entre 1867 y 1870 y con la venía del gobierno del presidente José Balta, la compañía habría operado en la zona y luego vendido todos los tesoros que encontró a coleccionistas europeos y norteamericanos.

Fue en esa época cuando los mapas de prospecciones mineras empiezan a mencionar Machu Picchu. Así, en 1870, el norteamericano Harry Singer coloca por primera vez en un mapa la ubicación del Cerro Machu Picchu y se refiere al Huayna Picchu como "Punta Huaca del Inca". Un segundo mapa de 1874, elaborado por el alemán Herman Gohring, menciona y ubica en su sitio exacto ambas montañas.
Pero fue recién en el año de 1880 que el explorador francés Charles Wiener confirma la existencia de restos arqueológicos en Machu Picchu, aunque no puede llegar al lugar. En cualquier caso está claro que la existencia de la presunta "ciudad perdida" no se había olvidado, como se creía hasta hace algunos años.

Las primeras referencias directas sobre visitantes de las ruinas de Machu Picchu indican que Agustín Lizárraga, un arrendatario de tierras cusqueño, llegó al sitio el 14 de Julio de 1902 guiando a los también cusqueños Gabino Sánchez, Enrique Palma y Justo Ochoa. Los visitantes dejaron un graffiti con sus nombres en uno de los muros del Templo de las Tres Ventanas que fue posteriormente verificado por varias personas.
 
Hiram Bingham, un profesor norteamericano de historia interesado en encontrar los últimos refugios incas de Vilcabamba, oyó sobre Lizárraga. Fue así como llegó a Machu Picchu el 24 de julio de 1911. Al llegar encontraron a dos familias de campesinos viviendo allí: los Recharte y los Álvarez, quienes usaban los andenes del sur de las ruinas para cultivar y bebían el agua de un canal inca que aún funcionaba.

Bingham quedó muy impresionado por lo que vio y gestionó los auspicios de la Universidad de Yale, de la National Geografic Society y del gobierno peruano para iniciar de inmediato el estudio científico del lugar

Si bien es claro que Bingham no descubre Machu Picchu en el sentido estricto de la palabra (nadie lo hizo dado que nunca se "perdió" realmente), es indudable que tuvo el mérito de ser la primera persona en reconocer la importancia de las ruinas, estudiándolas con un equipo multidisciplinario y divulgando sus hallazgos. Ello pese a que los criterios arqueológicos empleados no fueran los más adecuados desde la perspectiva actual, y pese, también, a la polémica que hasta hoy envuelve la más que irregular salida del país del material arqueológico excavado, que consta de al menos unas 46.332 piezas y que el gobierno peruano esta a la espera de su devolución.
Recorrimos Machu Picchu hasta pasadas las 5 pm, no queríamos que se repita nuestra experiencia de nuestra última visita, en la cual nos quedamos varados en la ciudadela y tuvimos que bajar a pie, de noche y con una pequeña linterna hasta Aguas Calientes.

Nos encontramos con José Andrés y Ale en Aguas Calientes, comimos unas Pizzas en el Chez Maggie y enrumbamos a la estación de tren, había que regresar a Ollantaytambo a dormir y recuperar energías, en poco mas de 24 horas teníamos que recibir el año 2011.
Machu Picchu llama la atención al mundo entero, un sin fin de celebridades han visitado esta maravilla del mundo Leonardo DiCaprio, Cameron Díaz, Owen Wilson, Bill Gates, Susan Sarandon, Ron Howard, Lucy Lu y últimamente Richard Gere son algunas de las afamadas estrellas que han quedado maravilladas con la arquitectura y energía de Machu Picchu, uno de los rincones mas impresionantes del planeta. Además series como Los Simpson o historietas como Superman o Tintin han vivido diversas aventuras en Machu Picchu

Machu Picchu cumple, este 2011 100 años de su redescubrimiento, como peruano, latinoamericano y ciudadano del mundo, me siento feliz ello, un motivo más para sentirnos orgullosos de nuestros antepasados y la espectacular cultura que nos antecedió, un motivo más para celebrar.


Publicado
Modificado
Leído 1044 veces

    Enviar a un amigo

1 2 Capítulo 4 6 7
 
 


 

Capítulos de este diario